Conflicto y Narcotráfico

Esta es la vía que usaría el 'clan Úsuga' para someterse a la justicia

Este martes se conoció la intención de la banda criminal de entregarse a las autoridades.

Clan del Golfo

Las autoridades han emprendido en los últimos meses una dura ofensiva contra el 'clan Úsuga'.

Foto:

Cortesía de la Policía

05 de septiembre 2017 , 11:12 a.m.

La figura del sometimiento a la justicia, que es el único camino que tendrían 'Otoniel' y los otros capos que sobreviven de la banda criminal surgida hace una década, tras el proceso de paz del gobierno Uribe con los paramilitares, no es nueva en la legislación colombiana.

De hecho, se estrenó con el capo Pablo Escobar a comienzos de los 90 y en su momento, a cambio de la no extradición, permitió que el entonces narco más poderoso del mundo suspendiera su oleada de narcoterrorismo. Escobar, en medio de una polémica negociación, se entregó con algunos de sus más poderosos secuaces y fue recluido en una cárcel, conocida como La Catedral, desde donde siguió mandando hasta su fuga y posterior muerte, en diciembre de 1993.

Desde ese momento, la figura ha tenido varios cambios legales, pero en esencia se mantiene su espíritu: el narcotráfico es un delito común y como tal los narcos pura sangre, los que ejercen esa actividad con el único fin de enriquecerse, no tienen derecho a tratamiento político. Esto es, no pueden ser beneficiarios de beneficios como indulto y amnistía.

La legislación penal contempla, en todo caso, gabelas penales para quienes se someten a la justicia. Así, por aceptar los cargos en su contra, que incluyen además de narcotráfico homicidios, masacres y concierto para delinquir, los capos del 'clan Úsuga' podrían recibir rebajas de hasta la mitad de la pena.

Por colaboración con la justicia, además, podrían aspirar a la aplicación de figuras como el principio de oportunidad, reservado para quienes colaboran con el desmantelamiento de organizaciones criminales. En todo caso, al ser ellos las cabezas de la red tendrían que entregar información que permitiera golpear organizaciones más poderosas, algo que solo sería viable si apuntaran a delatar fichas de los grandes carteles internacionales. Así mismo, deberán entregar sus fortunas ilegales.

Con esas cuentas, para 'Otoniel' y su banda difícilmente se abriría un escenario menor a los 15 años de prisión y por el sometimiento no se librarían tampoco de la extradición.

Pero la opción de seguir en el delito tampoco es llamativa ya para ellos. La suerte de 'Gavilán', muerto el pasado jueves en una quirúrgica operación de la Policía, y la similar de otras cabezas de la banda les han demostrado que la opción a no someterse a la justicia puede ser la muerte en combate y la constante zozobra para sus familias.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA