Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 07:14 p.m. - sábado 19 de abril de 2014

Justicia 04:16 p.m.

Corte identificó al 'Loco' Barrera por una cicatriz

Ante imposibilidad de cotejar huellas, Corte Suprema de Justicia apeló a otra señal en el cuerpo.

Uno de los misterios que rodearon las actividades criminales del señalado narcotraficante de Daniel 'el loco' Barrera durante casi una década y su verdadera identidad, fue despejado por la Corte Suprema de Justicia en el reciente concepto que avaló su envío a Estados Unidos.

La Sala Penal de ese tribunal verificó rasgos físicos y señales particulares que lo describían, entre ellos, una cicatriz que le dejó una cirugía en el abdomen y que se convirtió en pieza clave para confirmar su identidad. De esa forma se pudieron depurar las diferentes nombres y documentos de identidad con los que fue fichado en los prontuarios de la Policía, la Interpol y la DEA.

Ante la imposibilidad de cotejar sus huellas digitales --se quemó los diez dedos de sus manos para evitar su identificación dactiloscópica-- la Corte apeló a otra señal en su cuerpo detectada luego del examen físico hecho por el Instituto de Medicina Legal: una vieja cicatriz en el abdomen, el rastro que dejó una laparatomía supraumbilical media (una cirugía que se practica en casos de lesiones de arma de fuego o con un elemento cortopunzante).

Esta señal permitió descartar dos números de cédula y otros nombres por lo que 'el Loco' era conocido pero que figuraban en los documentos entregados por las autoridades estadounidenses al tramitar su extradición. Entre ellos estaban las identidades de dos de sus hermanos: Arnoldo quien padece de una discapacidad mental-- y Germán (muerto), a quienes suplantó y con las que logró realizar transacciones financieras, legalizar documentos y salir del país.

Finalmente, la Corte concluyó en el concepto que este hombre, considerado el último gran capo colombiano del narcotráfico, se llama Daniel Barrera Barrera, que cumplirá 45 años el próximo mes de noviembre, nació en Bogotá y su número cédula es la 18221599.

Esta información que coincide con la carta de identificación que reposa en la Registraduría Nacional y con la que el mismo detenido se identificó a su llegada al país tras su captura en Venezuela en septiembre del año pasado. Con ese mismo nombre y número de cédula, 'el Loco' Barrera firmó el poder que le dio al abogado que lo representó en el trámite de su extradición en la misma Corte Suprema.

Los resultados de esta verificación se conocieron un mes después de que el señalado capo afirmara en una entrevista radial que concedió desde la cárcel de Picaleña en Ibagué (Tolima) --donde permanece recluido a la espera de su traslado a Estados Unidos-- que él no era el hombre se que señalaban las autoridades sino un "campesino" sin ningún vínculo con el narcotráfico.

Barrera es solicitado por tres cortes estadounidenses: las del Distrito Sur y Este de Nueva York y del Sur de Florida. Las acusaciones en su contra tienen documentados embarques de cocaína enviados por él a territorio estadounidense desde enero del 2002 hasta mayo del 2010. La DEA estima que en los laboratorios del 'loco', en promedio, se producían 30 toneladas mensuales de droga.

"Hay coincidencia --aclaró la Corte-- en el nombre, fecha y lugar de nacimiento e igualmente en el número de cédula y en señales particulares como la edad, estatura, piel, cabello, ojos y la presencia de un cicatriz abdominal, independientemente de que el país extranjero haya señalado que el requerido ha utilizado otros nombres y documento de identidad, pues con ello lo que se buscó fue ofrecer toda la información que se poseía en orden a facilitar su búsqueda y captura".

Con esta decisión, el envío de Barrera a Estados Unido quedó en manos del Presidente de la República. De esa forma se cierra el capítulo del último de los grandes capos del narcotráfico en Colombia. Según el expediente de este hombre, para sus negocios ilícitos trató con jefes guerrilleros como Tomás Medina Caracas, alias el 'Negro Acacio' (jefe del frente 16 de las Farc), y Pedro Oliverio Guerrero Castillo, 'Cuchillo', ambos fallecidos.

Las autoridades tuvieron conocimiento de sus andanzas hace siete años tras la incautación de varios PC en los campamentos de Gener Garcia Molina, alias 'Jhon 40'. En uno de los PC incautados en el campamento de este jefe guerrillero figuraba su nombre y alias. A partir de ese momento, las autoridades siguieron su pista.

REDACCIÓN JUSTICIA

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar