Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 07:11 a.m. - viernes 18 de abril de 2014

Rafael Santamaría, el último eliminado de Gran Hermano

Rafael Santamaría, el último eliminado de Gran Hermano

Rafael piensa prepararse como actor después de su paso por Gran Hermano.

Foto: Leslie Carolina Delgado

El modelo bumangués, de 28 años obtuvo un 59 por ciento de los votos.

Desde hace varios días, Rafael Santamaría fue acusado por algunos de sus compañeros del reality Gran Hermano como una persona de doble cara y, al parecer, los televidentes lo creyeron, pues en la noche del martes, el modelo bumangués, estudiante de derecho y criado en Medellín, dejó la casa con un porcentaje de 59 por ciento, contra 41 por ciento que tuvo Hélver López, el otro amenazado.

Santamaría afirma que nunca tuvo doble cara y que, por el contrario, sabía que lo querían "descabezar. Siempre quise hacer las cosas bien y llevar una buena convivencia".

Sobre su relación con Aura María Durán, otra de las concursantes, manifestó que aunque al principio ella no le gustó, después "las cosas se fueron dando entre los dos".

Santamaría habló con EL TIEMPO sobre su salida del programa.

¿Por qué cree que la gente lo eligió a usted?

Es difícil dar una respuesta, porque creo que la votación fue muy pareja, pero a lo mejor los televidentes pensaron que no me merecía estar más en la Casa y apoyaron a Hélver, a quien respeto mucho. Además, todos los concursantes son fuertes y esta vez me tocó salir a mí.

¿Qué le deja Gran Hermano?

Recuerdos muy bonitos. Todo el tiempo me sentí bien, desde que empezó el proceso de selección.

¿Se hace muy necesario el afecto allá adentro?

Es muy importante, uno en la vida normal tiene muchas opciones, pero encerrado, empiezan a aflorar sentimientos, a necesitar afecto, unos más rápido que otros.

¿A usted de verdad le gusta Aura María?

Sí y las cosas se fueron dando. Empecé a estar pendiente de ella, a sentir muchas cosas por ella.

¿Llega el momento en que a ustedes se les olvida que todo el tiempo los están grabando?

Sí, muchas veces, hay momentos en los que uno ya no tiene noción de que existen cámaras.

¿Qué es lo más difícil de estar encerrado?

No saber qué está pasando afuera, eso produce sentimientos y emociones muy fuertes, así como depresión y tristeza.

¿Le gustó ver el partido Colombia-Chile con el Tino Asprilla y Víctor Hugo Aristizábal?

Muchísimo. Son mis amigos, todos vivimos en Medellín. Siento que me premiaron llevando dos amigos a la casa para que estuvieran conmigo.

¿Qué opina de lo sucedido con María Cristina Gutiérrez, la joven que cogió los cuchillos de la cocina y se metió al jacuzzi con ellos?

Yo creo que ella no tenía argumentos sólidos para hacer lo que hizo, ni tampoco para decirme que yo era un hipócrita. Nunca fuimos amigos, no había afinidad entre nosotros. Tampoco me gusta juzgar, pero creo que mientras todo el mundo estuvo pendiente de ella, de que no se hiciera daño, insultó a las personas que trataban de ayudarla, y cuando nadie le hizo caso, dejó de gritar. Pero hay algo más, en una de las pocas conversaciones que tuvimos, ella me preguntó que qué le cambiaría y mi respuesta fue que, en vez de cambiarle, le mejoraría, y era intentar que ella hablara de las cosas buenas que le han pasado, porque siempre cuenta lo malo. Es algo lógico, a uno le pasan cosas buenas y malas. Hay que hablar más de las primeras.

¿Qué va a hacer ahora?

Voy a seguir con mi preparación actoral. Antes de Gran Hermano se me empezaron a abrir puertas. Y ver el programa, pues quiero saber en qué me equivoqué, y yo me equivoco mucho, la verdad. Yo no me las doy de líder, pero hablo y estoy pendiente de las cosas. Por ejemplo, desde el principio les dije a todos que había que ahorrar comida, porque de pronto nos quedábamos sin nada.

¿Dejó amigos?

Sí, Dayana es una gran persona, me quiere de corazón; también Alejandro, Paola, Diana, Claudia, Camila, Yílver, que es un caballero; Farid, un gran señor.

¿Qué es lo primero que quiere comer después de tres semanas en la casa?

Sushi, mi comida favorita.

REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO.

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar