Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 02:20 a.m. - viernes 18 de abril de 2014

A los actores de la novela 'El Joe', sus personajes les salen del alma

A los actores de la novela 'El Joe', sus personajes les salen del alma

Diego Vásquez dice que es un placer personificar a Fruko.

Foto: Archivo particular

Diego Vásquez, Walter Díaz y Mauro Castillo hablan de la construcción de sus roles en la producción.

Hoy, Diego Vásquez es amigo de Julio Ernesto Estrada, el legendario salsero Fruko. Amigo de corazón. No se hablan todos los días, pero el actor que representa al músico paisa en la telenovela El Joe, la leyenda se siente conectado con él.

Mauro Castillo (Wilson Manyoma en la producción del canal RCN) también siente que está haciéndole un homenaje al gran cantante de salsa, célebre en el grupo de Fruko y sus Tesos, y más que reconocido por su versión del tema inmortal El preso.

Y a Walter Díaz, que representa a Edulfamit Molina Díaz, Piper Pimienta, ya fallecido, le han llegado mensajes de los familiares del músico en los que le ratifican que lo hace muy bien.

La música es el gran corazón de esta producción

'El Joe, la leyenda' se emite de lunes a viernes por el 'canal RCN', a las 9:30 p.m.

La producción cuenta la vida de Álvaro José Arroyo, músico cartagenero que se hizo famoso con temas como 'Tania', 'El ausente' y 'El caminante'. Se dio a conocer en 1971.

Los actores hablan de sus 'representados'.

Admiro al maestro Fruko, más que cuando tenía 8 años'

La disciplina es lo que más admira el actor Diego Vásquez del maestro de la salsa Fruko, a quien personifica. Y también, que es un "ser paternal. En su momento fue severo y explosivo, pero condescendiente, apacible y tranquilo. Estar frente a él es un placer".

Vásquez ha logrado una muy buena caracterización del músico paisa, un proceso que el actor dividió en varias etapas. "Inicialmente hubo mucha incertidumbre y búsqueda de elementos para darle solidez y credibilidad", dice. Luego vino el repaso de los videos de programas de televisión de los años 70 y 80, como El show de Jimmy, Espectaculares Jes y El show de las estrellas, cuando Fruko estaba en el estrellato. Posteriormente llegó la hora de conocerlo.

Para el músico paisa, verse en televisión ha sido positivo. "Por supuesto, todo en el arte tiene algo de operático, es una historia que se cuenta con espectacularidad", dijo Julio Ernesto Estrada el día que se presentó a los medios el primer capítulo de El Joe, la leyenda.

Vásquez, tras las charlas con Fruko, los libretos y el diálogo con el director de la producción, Herney Luna, fue asimilando la personalidad del compositor, productor e intérprete de varios instrumentos, que a los 11 años empezó a trabajar en Discos Fuentes, en Medellín, cuando por 'tropelero' lo echaron del colegio en el que estudiaba y su mamá le hizo una advertencia: "Julio Ernesto: te vas a poner a vender prensa o hacer alguna cosa, pero de vago no te quedás".

Ya con los aspectos más importantes de la personalidad de Fruko, Vásquez comenzó el proceso de caracterización y a veces se sorprende con el parecido. "Recuerdo que cuando yo tenía 8 años ya lo admiraba. Ahora, por supuesto, mi respeto por él es mayor", prosigue el actor, quien agrega que en la calle la gente lo saluda con alegría, "y se olvidó de mi personaje de Norman, el más malo de Las muñecas de la mafia".

Vásquez, que siempre trabaja sus personajes como si fueran los protagónicos, sin importar su continuidad, está muy orgulloso de ser Fruko. "La novela, además de ser un homenaje a Joe Arroyo y a su música, también lo es para los grandes salseros colombianos".

Y a él le dio la oportunidad de conocer a alguien especial y diferente. "A un maestro en todo el sentido de la palabra: Julio Ernesto Estrada", que sigue dedicado a la música, pero para quien es un placer levantarse a las 5 de la mañana todos los días y cocinarle a Rosita, su esposa.

'Ese señor que va allá es Piper Pimienta, el que canta 'Las caleñas son como las flores''

Walter Díaz tenía como 10 o 12 años -recuerda- e iba con su mamá, Ana Julia Domínguez, por una de las calles del barrio Simón Bolívar, de Cali. Y entonces, ella le dijo que el señor que estaba al frente era Piper Pimienta, el cantante de Las caleñas son como las flores.

"Era un hombre elegante, con sombrero blanco, zapatos blancos, ropa blanca. Se acercó a saludar a unas personas con una gran simpatía", cuenta Díaz, el actor que representa al músico.

El rol de Piper Pimienta marca el regreso de Díaz a la actuación, después de casi una década de receso y de estar radicado en Miami, donde tiene una exitosa academia de baile. Sin duda, un buen regreso, que lo obligó a adelgazar, dejarse crecer el bigote y cambiar su peinado.

Díaz se reunió con la viuda de Piper Pimienta, en Cali, inicialmente en un hotel y luego en la casa de la familia del músico, en el barrio San Fernando.

"No voy a ser como él era, pero si me da la oportunidad, trataré de estar muy cerca de su registro", le dijo Díaz. Y la familia del músico le contó cómo era Piper -un caballero-, le permitió ver sus álbumes fotográficos y también adentrarse en la vida de un hombre que hacía mucho deporte y que era buen conversador.

El hecho es que con este personaje, Díaz terminó como la mujer del César: siendo y pareciendo. "Un día, durante la grabación, me hicieron una foto que hacía parte de una escena, y cuando la vimos, todo el mundo dijo que había quedado igualito a Piper. Fue cierto".

De la muerte del músico, ocurrida el 4 de junio de 1998, de manera trágica (fue abaleado en el antejardín de su casa de Cali, mientras se tomaba un jugo, sin un motivo aparente), Díaz no habló con la familia del gran Edulfamit Molina Díaz, nacido en Puerto Tejada (Cauca).

"Lo mío es un homenaje a un grande, su muerte no era un tema de conversación", dice Díaz.

De la dinastía de los Manyoma, de Cali

A Wilson Manyoma, que hizo parte de Fruko y sus Tesos y cuya voz se hizo famosa con la interpretación de 'El preso', no le gusta hablar sobre lo que muestran de su historia personal en 'El Joe, la leyenda'. Pero dice que le gusta cuando sale de su casa, en el barrio El Troncal, de la capital del Valle, y le gritan -especialmente los niños- que él es el de la "dinastía de los Manyoma, de Cali". Para Mauro Castillo, el actor que representa al músico, es un gusto darle vida a quien "ha hecho grandes los sonidos colombianos".

Cuando Castillo hizo parte del grupo Niche, se encontraron en muchos escenarios. "Ya había capturado algo de su energía". Lo demás fue una charla con Manyoma, los libretos y su intuición. "Y la música, lo que más nos une".

Olga Lucía Martínez Ante
Coordinadora de ESKPE

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar