Presidenciales

Por primera vez, el liberalismo no supera el umbral en presidenciales

La escasa votación de De la Calle acrecentó la división entre la bancada y sus directivas.

os mensajes de los candidatos que perdieron las eleccionesEstas fueron las palabras de Humberto De La Calle, Sergio Fajardo y Germán Vargas Lleras, los candidatos que no pasaron a segunda vuelta.
Humberto de la Calle

Campaña De la Calle

28 de mayo 2018 , 02:31 a.m.

El Partido Liberal, uno de los más tradicionales del país y del continente, sufrió este domingo una enorme derrota electoral y hasta económica con el quinto lugar que ocupó Humberto de la Calle –su candidato oficial– en la primera vuelta de las presidenciales.

En las elecciones de Congreso, del 11 de marzo, la colectividad logró 2’218.005 votos, lo que le significó ganar 49 curules (35 en Cámara y 14 en Senado) en el Congreso que se posesiona este 20 de julio.

Pero este domingo, su candidato apenas alcanzó 399.100 votos. Es claro que la fractura que hay entre la oficialidad de la colectividad y su bancada parlamentaria terminó por golpear la aspiración de De la Calle.

Un nutrido grupo de senadores y representantes desconocen la jefatura del expresidente César Gaviria Trujillo, y, a su vez, él no ve como interlocutores a quienes no siguen sus directrices.

Esta puja, que lleva varios meses y que se acrecentó en la consulta interna de noviembre en la que De la Calle derrotó al exministro Juan Fernando Cristo para ungirse como candidato oficial, le pasó factura al exnegociador de paz del gobierno Santos.

Fueron pocas las veces en las que se vio a Gaviria en tarima acompañando al candidato, y varios legisladores evitaron salir a la plaza pública junto al aspirante cuando el expresidente lo estaba acompañando.

Además, se ha hablado con insistencia de que tanto congresistas como directivas del partido –previniendo la derrota en urnas de su aspirante oficial– ya habían comenzado a negociar su respaldo con otras campañas.

De hecho, el escenario de crisis que se apoderó de esta colectividad –que precisamente en este 2018 cumple 170 años de existencia– fue en gran parte la razón por la que De la Calle quedó en el quinto lugar de las elecciones de ayer, con una millonaria deuda (ver recuadro) y con una votación mucho menor de la que obtuvo quien fue hace 8 años el último candidato liberal. Rafael Pardo, en los comicios del 2010, también quedó de 5.° en la primera vuelta, pero logró pasar el umbral y hacerse con 638.302 sufragios.

El camino por seguir

Conscientes de que la jornada de este domingo fue una debacle histórica, un grupo de al menos 9 senadores y 20 representantes a la Cámara citaron para este lunes, en Bogotá, a un almuerzo con el fin de determinar qué ruta seguir en la segunda vuelta. A la cita, argumentando que no hay comunicación efectiva, no invitaron a Gaviria.

En el almuerzo de este lunes, teniendo en cuenta esas cifras, quieren determinar por qué si aún tienen respaldo popular para lograr curules en el Congreso, no lo tuvieron para que a su candidato oficial le fuera mejor en las urnas.

“La base liberal tomó una decisión este domingo, y es evidente que no fue la que la oficialidad del partido había esgrimido. Por eso, lo más razonable sería dejar en libertad a nuestros militantes de votar por quien quieran en segunda vuelta y así evitarnos hacer de nuevo todo un papelón”, dijo el senador Luis F. Velasco.

Y el senador Guillermo García Realpe, en un sentido similar, aseguró que “todo se va a analizar y nada se descarta, ni si quiera alguna alianza para esta segunda vuelta”.

En la noche de este domingo, Gaviria se pronunció tras el resultado y señaló al candidato de la Coalición Colombia, Sergio Fajardo, como responsable de la escasa votación de De la Calle.

“Él (Fajardo) quería una coalición con el candidato De la Calle, pero no con el Partido Liberal al que descalificó de una manera tajante y ofensiva (...), por eso no entiendo cómo nos atribuye la responsabilidad de no poder lograr la formación de una coalición de centroizquierda”, precisó Gaviria.

Fajardo quería una coalición con el candidato De la Calle, pero no con el Partido Liberal al que descalificó de una manera tajante y ofensiva

Previo de este pronunciamiento se dio un particular hecho durante el reconocimiento de la derrota por parte de De la Calle. En el momento que mencionó a Gaviria para agradecerle el respaldo, la gente que estaba en el Hotel Hilton (en Bogotá), donde recibió los resultados, chifló con insistencia al exmandatario. “No más Gaviria”, se llegó a corear.

El exmandatario no tiene entre sus planes hacerse a un lado en la dirección de la colectividad y, por el contrario, quiere volver a tener un papel protagónico en esta segunda vuelta. Por eso, la duda que surge es para la cita a urnas del 17 de junio, en la que si esta colectividad vuelve a llegar dividida como este domingo, esto le podría significar su segunda debacle electoral en menos de un mes.

Las deudas de De la Calle

Humberto de la Calle no solo quedó quinto entre 5 candidatos con 399.100 votos, sino con una deuda que, en gran parte, tendrá que pagar de su bolsillo. La organización electoral le había entregado $ 9.000 millones en anticipos para esta primera vuelta, pero al no lograr el 4 por ciento de los votos totales (se quedó con el 2,06) tiene que devolverlos. Ese dinero lo tendrán que reponer entre su campaña y el Partido Liberal. Además, tampoco tiene derecho al pago por reposición de voto, lo que implica que debe asumir él solo el crédito de $ 1.500 millones que solicitó para financiarse.

EL TIEMPO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA