Sectores

Solo 25 por ciento de vías terciarias del país están en buen estado

Las regiones reclaman descentralización, pero no responden por su mantenimiento.

Vías terciarias de Colombia

Intervenir toda la red costaría casi $ 50 billones durante los próximos 12 años.

Foto:

Juan Carlos Escobar / Archivo EL TIEMPO

30 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

Pese a que entre el 2012 y el 2014 la inversión en vías regionales fue de 1,95 billones de pesos, la debilidad de la red vial terciaria es preocupante, pues es una de las razones de la pobreza en el campo y del bajo crecimiento de la economía agrícola.

Este aspecto fue precisamente uno de los puntos del acuerdo de paz, aunque hacer la tarea tendrá sus complejidades.

Las vías terciarias representan el 69,4 por ciento del total de la malla vial del país, de las cuales solo 6 por ciento están pavimentadas, 70 por ciento han sido afirmadas y 24 por ciento son puro camino polvoriento, según registros de Planeación Nacional.

La entidad estima que el 75 por ciento de la red terciaria estaría en mal estado y ni siquiera hay la certeza de dicha condición, porque no existen inventarios completos, actualizados y sistematizados.

Por ello, un análisis de Findeter considera que “no solo es necesario invertir en infraestructura de vías terciarias, sino que se requiere además que estas sean funcionales para lograr la conexión de zonas rurales y urbanas."

Poner el ojo en este frente, además de las concesiones de cuarta generación, será decisivo, pues se genera un efecto dominó sobre la pobreza y el crecimiento.

Muestra de ello es que, según cifras del Invías, “Boyacá, Cundinamarca y Antioquia concentran el 28 por ciento de la malla vial terciaria”, y Findeter agrega que estas tres regiones solo representan el 9 por ciento del territorio nacional, pero en ellas está el 47 por ciento del PIB.

El impacto de las vías sobre el bienestar de la población lo confirma el investigador Carlos Felipe Sánchez, de la Universidad de los Andes: “En promedio, las vías aumentan 9 por ciento el ingreso anual de los hogares, 10,4 por ciento el consumo de los hogares más ricos y 8,4 por ciento el de los más pobres. Una mayor provisión de vías se asocia con una reducción de la pobreza rural, incluyendo la pobreza extrema”.

Poca eficiencia

Los mandatarios regionales, tras la reciente propuesta del Gobierno que hace curso en el Congreso, para depositar un 7 por ciento de las regalías en un fondo para la paz que permita hacer inversiones en vías terciarias, salieron a mostrar su desacuerdo con lo que llamaron centralización del dinero que les pertenece a las regiones.

El punto crítico para ellos es que, en el proyecto de acto legislativo, en el cual también figura el traslado de 1,5 billones de pesos que el Fondo de Ciencia y Tecnología no gastó, las decisiones las debe tomar un Ocad nacional, el Ocad de Paz.

“Si vamos a cambiar la destinación de unos recursos que ya están designados para los departamentos en ciencia y tecnología en un tema como la red terciaria, las gobernaciones deben tener injerencia total en la definición de dónde se van a invertir esos recursos”, dijo Plinio Olano, director ejecutivo de la Federación de Departamentos, en una reciente cumbre de mandatarios.

No obstante, la investigación de Sánchez destaca que “existe una descentralización administrativa en la institucionalidad de las carreteras terciarias, la cual no se tradujo en mayor eficacia debido a la baja capacidad técnica y financiera de las autoridades locales”.

Y agrega que Colombia cuenta con un sistema de responsabilidades y roles que le imposibilita lograr intervenciones y mantenimientos viales sostenibles y eficaces, en especial, para las vías territoriales.

También la Contraloría General, en un reciente concepto al respecto, manifestó su preocupación, pues los carreteables terciarios poco han llamado la atención de los mandatarios locales, quienes deciden satisfacer demandas más inmediatas, “que les permiten la conquista de réditos políticos a más corto plazo”.

Otro punto débil es la poca competencia en los procesos de contratación, la duplicidad de esfuerzos de las entidades estatales y la falta de registros suficientes sobre la forma de ejecutar los recursos destinados a las vías terciarias, señala el Conpes sobre el asunto.

Esto es corroborado por un estudio de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, según el cual en el 2014 el 83 por ciento de los procesos de contratación de obras públicas en los municipios del país tuvieron un único oferente.

La red terciaria del país consta de 142.284 kilómetros, de los cuales 27.577 están a cargo de la Nación, 13.959 corresponden a los departamentos y 100.748, a los municipios.

El Invías calcula que se requerirán 50 billones de pesos para lograr los cambios requeridos y planeados hasta el 2030
, lo que exigiría inversiones de 3,3 billones al año durante 15 años. Esto, si se logra un manejo de los recursos absolutamente transparente.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA