Sectores

¿Por qué la gente se baja del bus y se sube a las motos?

Ahorro en tiempo, una de las razones que las abaratan. 75,6 % las usa para movilizarse a diario.

motocicletas

Las razones que argumentan los colombianos para elegir moto y no transporte público son de todo tipo.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

03 de abril 2018 , 07:58 p.m.

Aunque un usuario de bus urbano que pague por tres trayectos al día gastaría alrededor de 180.000 mensuales, aparentemente pesa más el costo del tiempo perdido en las distancias y trancones. Así, muchos colombianos están prefiriendo comprar moto, cuya tenencia demanda un poco más recursos que el transporte público, pero a la hora de ver el costo beneficio, los motorizados de dos ruedas salen ganando.

De tal manera, las cifras muestran que los colombianos se están bajando del bus, y esta reducción va de la mano del incremento en la compra de motos. Así, entre el cuarto trimestre del 2015 y el mismo periodo del 2017 el uso del transporte pasó de movilizar 1.021’450.000 pasajeros a 971’491.000.

Entre tanto, en las cifras de ventas reales del comercio minorista, que crecieron 6,2 por ciento en el primer mes de 2018, se aprecia un repunte en la venta de motocicletas, dentro del segmento general de vehículos.

La existencia de un parque automotor integrado por 7’740.838 de motocicletas (57 % del parque automotor nacional), según el Registro Único de Tránsito (Runt), frente a uno de buses de transporte urbano que cayó en 0,7 por ciento en el cuarto trimestre del 2017, señala la tendencia. 

Costo y movilidad jalan

Usada, nueva, con crédito, de contado. Existen muchas facilidades para adquirir una moto que, según las condiciones, puede costar entre 2’700.000 y 4’000.000 pesos.

El 64 por ciento de venta, en unidades, está en el rango de 0 a 125 centímetros cúbicos y cuesta, en promedio, 3’500.000 pesos

El 64 por ciento de venta, en unidades, está en el rango de 0 a 125 centímetros cúbicos y cuesta, en promedio, 3’500.000 pesos”, expresa Jorge Herrera, director comercial de AKT.

Entre tanto, los gastos para un motociclista que ya es propietario de su vehículo y va a diario al trabajo en un modelo de 125 cc, en el caso de la gasolina, es pequeño.
Tanqueo cada 15 días, y al mes solo gasto 30.000 pesos, lo que implica un costo diario de 1.000 pesos en combustible”, señala Juan Sánchez, usuario de estos vehículos.

A ello hay que sumarle gastos de mantenimiento, como el cambio de aceite, que debe hacerse cada 5 mil kilómetros (3 o 4 meses dependiendo del uso), que solo llega a 30.000 pesos.

Para las motos es más fácil evitar el pago de parqueadero y pueden usar gratis las carreteras cuando se debe salir de la ciudad, y se sostienen con los peajes que pagan los carros.

Así mismo, por seguro obligatorio de accidentes de tránsito (Soat), los motociclistas sólo pagan el 54 por ciento de lo que cuestan los siniestros en los que están involucrados, y, de nuevo, este costo es subsidiado por los dueños de carros, con las tarifas de sus propios Soat.

Más restas que sumas

Este año, el Soat para motos oscila entre 163.050 y 510.750 pesos según el cilindraje. Aún si se tomara la más alta, el costo mensual por este requisito sería de 43.000 pesos.

Y si se le agrega a la canasta de gastos de una moto el impuesto de rodamiento, pese a que de todo el parque automotor 5,1 millones de ellas están exentas del tributo, hay que sumar otros 10.000 pesos al mes, pues el gravamen anual, en una ciudad como Bogotá, está en 112.000 pesos. Hasta aquí, el costo mensual de una moto va en 113.000 pesos, muy por debajo de los 180.000 que implica andar en bus.

El tiempo no tiene precio

Aunque el ahorro en tiempo perdido en trancones no tiene precio, he aquí un ejercicio para contabilizarlo.

En una ciudad como Bogotá, una persona pasa 125 minutos en el transporte público. Si le pagaran el salario mínimo, implicaría que cada hora en el bus equivale, en términos laborales a 3.255 pesos.

El costo anual del pasaje urbano, pagando solo tres trayectos diarios en promedio, sumaría 2’160.000 pesos, frente a los 2’343.600 pesos al año a los equivaldrían dos horas en este transporte.

En una ciudad como Bogotá, una persona pasa 125 minutos en el transporte público

Pero ¿y la accidentalidad?

El foco en las motos, además de la avalancha de ellas en las calles, está ligado a la accidentalidad. Según Fasecolda, quien maneja los recursos que llegan por recaudo del Soat, 88 de cada 100 pesos van dirigidos a accidentes en donde están involucrados motociclistas.

Si el rango de edad de los usuarios de motos, en un 56 por ciento es entre 18 y 35 años y la mortalidad es de 47,4 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con el Comité de Ensambladoras de Motocicletas de la Cámara de la Industria Automotriz, Andi, implica que se pierden 35 años de vida (partiendo de que las víctimas mortales están en el techo del rango), y que la expectativa actual de años de vida es de 70.

El problema del Soat es que se volvió el Sisbén de la salud. Por un pago de un poco más de 400.000 pesos, la aseguradora gasta más del millón de pesos. No es negocio

“El problema del Soat es que se volvió el Sisbén de la salud. Por un pago de un poco más de 400.000 pesos, la aseguradora gasta más del millón de pesos. No es negocio. Este seguro refleja la dificultad que tiene la salud en Colombia, en donde se usan estos carnés de manera ilícita: una persona se cae por la escalera y se fractura, y el vecino le presta el Soat para que le cubran el evento como un accidente de tránsito”, expresa un vocero del sector.

En medio de estas realidades, lo cierto es que las motos están en aumento y, según la encuesta de la Andi, los colombianos las prefieren por la “economía en el costo y tiempo de transporte”, sumado a la facilidad de crédito.

Por su parte, Jorge Herrera, de AKT, una de las marcas agrega que el componente social que tienen está haciendo que el mercado vaya creciendo -a marzo- en un 4,5 por ciento. “El 59 por ciento de los usuarios son empleados y el 33 por ciento son independientes. Un 75,6 por ciento la usa como alternativa en el transporte diario y el 22,4 por ciento la compró para aumentar su ingreso”.

MARTHA MORALES MANCHEGO
REDACCIÓN ECONOMÍA EL TIEMPO
En Twitter: @marthamoralesm

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA