Sectores

Constructora Sacyr pone freno al primer proyecto de vías 4G

Argumentando la aparición de materiales que encarecen la obra, la española paralizó actividades.

Vías de cuarta generación 4G

Se analizaron proyectos estratégicos como vías de cuarta generación 4G.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

22 de mayo 2017 , 08:13 p.m.

La Concesionaria Vial Montes de María, controlada totalmente por la constructora española Sacyr, suspendió las actividades para la reforma y ampliación de la autopista Corredor 5, conocida en Colombia como la vía de cuarta generación (4G) Puerta de Hierro-Palmar de Varela y Carreto- Cruz del Viso, en los departamentos de Sucre, Bolívar y Atlántico.

De acuerdo con información del diario El País, de España, la decisión se tomó al haberse encontrado unos problemas de firme (terreno) que hacen inviable la obra al precio con el que ganó la licitación en julio del 2015.

Sacyr es recordada en el país por haber estado al frente del consorcio Commsa, que tuvo a su cargo la fallida troncal del Magdalena Medio o proyecto Tobiagrande-Puerto Salgar (hoy Ruta del Sol), iniciativa que quedó sin terminar por incumplimiento del contrato, lo que le acarreó procesos judiciales con el Estado.

Ahora, según la información, la española negocia una solución con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para poder reanudar las obras, según fuentes de la constructora.

El problema consiste en la aparición de 30 kilómetros de terrenos de arcillas expansivas que aumentan su volumen cuando se las humedece, haciendo inviable la construcción de una base firme sobre ellas, salvo que se les aplique un tratamiento especial.

Debido a ese imprevisto, que no estaba en los pliegos, la constructora española pidió a la ANI la modificación del presupuesto inicial de 275 millones de dólares, que incluía la obra y la explotación de la vía durante los próximos 25 años.

En caso de no alcanzar un acuerdo, se solicitaría la intervención del arbitraje internacional, ya que por el momento, a través de la figura del ‘amigable componedor’ elegida por las partes de común acuerdo, se falló en contra de Sacyr, decisión que es de obligatorio cumplimiento.

Sin embargo, según la ANI, la Concesionaria Vial Montes de María formuló una demanda ante el Tribunal de Arbitramento, en la cual pretende la declaratoria de nulidad de la decisión del amigable componedor.

Fuentes del sector le indicaron a EL TIEMPO que este es el primer proyecto de cuarta generación que suspende sus actividades, el cual corresponde a la segunda ola de este programa de infraestructura.

Atraso y multas

En respuesta a la decisión del concesionario, la ANI reveló que este contrato está en fase de preconstrucción, pero ya registra un atraso de nueve meses con respecto al tiempo inicialmente previsto para el inicio de las obras.

Además, la ANI adelanta ya un proceso sancionatorio acumulado por cinco incumplimientos al contrato de concesión, para lo cual expidió en enero una resolución en la que expone esta situación y a través de la cual impuso cinco multas por 11.000 millones de pesos.

“La Concesionaria, conforme a los derechos con los que cuenta en el proceso sancionatorio, impugnó esta decisión, lo cual se encuentra en evaluación por parte de la Agencia”, indicó la ANI.

La carretera paralizada se divide en dos tramos: el primero, entre Puerta de Hierro y Palmar de Varela, de 170 kilómetros, y el segundo, entre Carreto y Cruz del Viso, de 25 kilómetros. La obra busca mejorar la conexión entre el interior y las poblaciones portuarias del Caribe, y del occidente del país con la costa Atlántica.

Según la publicación del diario El País, Sacyr, presidida por Manuel Manrique, niega que este conflicto ponga en peligro su presencia en el país, toda vez que también hace presencia en otros dos grandes proyectos: la autopista Pasto-Rumichaca, con una inversión prevista de 1.073 millones de dólares, en la cual la firma española lidera el consorcio constructor con el 60 por ciento de participación, y la autopista Mar 1, de 176 kilómetros, con una inversión de 1.000 millones de dólares, en un consorcio del que la constructora española posee el 37,5 por ciento.

Este nuevo conflicto se produce cuando aún está vivo el pleito multimillonario que mantiene Sacyr contra el Estado panameño en el tribunal de arbitraje internacional, por la construcción del nuevo canal de Panamá y tras la reciente decisión del Gobierno colombiano de liquidar Electricaribe, filial de la también española Gas Natural Fenosa en Colombia.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA