Sectores

Las razones de la caída de las bolsas que sacudió al mundo

En Wall Street las acciones alcanzaron a perder 9 % esta semana.

Caída en Wall Street

El desplome de Wall Street generó un efecto dominó sobre las demás bolsas de valores del mundo.

Foto:

Spencer Platt / AFP

11 de febrero 2018 , 04:49 a.m.

La semana que está por terminar pasará a ser una de las más recordadas del año por culpa del desplome de la principal plaza bursátil del mundo, Wall Street, y su efecto dominó sobre las demás bolsas de valores del mundo, incluida la colombiana (BVC), sin explicación aparente.

En esa semana, el valor de las acciones de las empresas más representativas de la bolsa de Nueva York (Dow Jones) alcanzaron a caer cerca del 9 por ciento, arrastrando a las demás plazas bursátiles del mundo: las asiáticas retrocedieron en promedio 9,6 por ciento; las europeas lo hicieron a un ritmo del 5,82 por ciento, mientras en Latinoamérica las pérdidas oscilaron entre el 7,58 por ciento (Argentina) y el 2,53 por ciento (Perú). 

La bolsa colombiana no fue ajena a ese contagio y también vivió su propio susto bursátil, sobre todo el lunes, cuando su principal indicador, el Colcap, bajó 2,85 por ciento, aunque acumuló hasta este viernes un retroceso de 4,26 por ciento.

Los motivos de ese bajonazo mundial, uno de los más pronunciados en los últimos años, apuntan en varias direcciones y abarcan desde la orden de venta de acciones impartida por un programa (robot), la presión de agentes especuladores, la excesiva valorización alcanzada por las acciones, la buena marcha de la economía estadounidense, el alza de la inflación, el ajuste salarial visto en ese país, hasta la inminente subida en las tasas de interés del banco central (Fed) en su reunión de marzo.

“No hay una sola razón fundamental que explique lo ocurrido en esta semana”, coinciden los analistas consultados.

No hay una sola razón fundamental que explique lo ocurrido en esta semana

Sin embargo, en medio de tantos posibles factores que motivaron las millonarias pérdidas para algunos inversionistas de grandes ligas, sobresale uno que para el común de los mortales resulta más que inimaginable: la ejecución de órdenes de ventas de acciones por parte de robots, respondiendo a un aumento inusitado de la volatilidad del mercado.

Según cuentan los analistas, hasta las 3:15 de la tarde del 6 de febrero, la bolsa de Nueva York marcaba una caída de entre 1 y 2 por ciento, un retroceso que si bien es significativo, no causa mayor alarma en una jornada de este importante mercado.

No obstante, en los últimos 10 minutos de operaciones en Wall Street, la caída de su principal índice, el Dow Jones, se profundizó hasta alcanzar una de 6 por ciento, provocada por el llamado ‘traiding robótico’, es decir, programas de computador ejecutando acciones.

“Los robots no piensan, solo ejecutan ordenes (ventas de acciones en este caso), eso crea una bola de nieve y fue, en parte, lo que presionó las fuertes caídas del lunes y el jueves (en Wall Street)”, señaló Juan Camilo Rojas, gerente de Investigación e Inversión de Credicorp Capital.

“Los programas (robots) tenían órdenes de vender acciones si la volatilidad aumentaba mucho, y eso fue exactamente lo que pasó”, añadió Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá.

Los robots no piensan, solo ejecutan ordenes (ventas de acciones en este caso), eso crea una bola de nieve y fue, en parte, lo que presionó las fuertes caídas del lunes y el jueves (en Wall Street)

Los especuladores

Otro factor poco usual que jugó en contra de las ganancias que traían las acciones en la bolsa de Nueva York (20 por ciento en 2017 y 6 por ciento solo en enero) fue la entrada de los agentes que apuestan en contra de la volatilidad de este mercado.

Pérez dice: “Hubo gente que había apostado a que la volatilidad sería baja por un buen tiempo, y cuando la cosa se complicó el lunes, tuvieron que salir a cubrir ese riesgo a cualquier precio, profundizando el repunte de volatilidad y así la caída de la bolsa”.

Algo en lo que coincide Diego Mora, presidente en Colombia de BlackRock, quien sostiene que la volatilidad del mercado en Estados Unidos estaba en mínimos históricos, pero en la medida que empezó a aumentar, “los inversionistas oportunistas comenzaron a vender... tuvieron que salir a agredir muy duro los índices de volatilidad (VIX) elevándola y eso determinó el cierre del mercado del lunes con una caída fuerte de los índices accionarios. Ellos ganan plata en la medida que la volatilidad caiga, pero pierden mucha cuando esta sube”, dijo.

Para otros analistas consultados, hay razones adicionales que, en medio de un panorama económico tranquilo como el actual, explican la destorcida del mercado accionario estadounidense que luego se replicó en el mundo.

Advierten que esa corrección de precios vista en estos días está relacionada con la excesiva valorización que las acciones tuvieron en los últimos meses, pero en particular en el mes de enero (6 por ciento). Así, la caída observada deja a los títulos en niveles más cercanos a los fundamentales.

“Creo que la complacencia juega un papel clave. Llevábamos muchos días con mercados al alza, y la gente se ‘malacostumbra’ al tema, pensando que una corrección a la baja no es posible. Cuando pasa, toma a muchos desprevenidos y entonces hace que la pérdida sea mucho más marcada”, advierte Pérez, del Banco de Bogotá.

Otro hecho que quizás llevó a muchos inversionistas a vender sus acciones tiene que ver con la subida de la tasa de los bonos de Estados Unidos en 0,20 puntos, a 2,85 por ciento.

Ese movimiento, en opinión de Juan Camilo Rojas, de Credicorp Capital, elevó el temor entre los inversionistas en el sentido de que se encarecería el financiamiento de las empresas, lo cual, a su vez, terminaría golpeando las utilidades de estas, por lo que salieron a liquidar posiciones y a tomar algo de ganancias.

Los analistas coinciden en que los demás mercados del mundo, incluido Colombia, se contagiaron de un miedo psicológico casi que sin sentido, pues hoy no existe tensión macroeconómica que haga dudar de lo que viene hacia adelante.

“No hay temores económicos grandes. Lo que tendría que pasar es que los mercados deberían tranquilizarse, pues nos demoraremos un poco en recoger toda esa pérdida de la semana. Esto es algo similar a lo ocurrido cuando salió lo del ‘brexit’ ”, dice Rojas.

Recuperación será lenta, pero sin sobresaltos

Lo que pase en el mercado colombiano hacia adelante seguirá siendo un reflejo de lo que suceda en Wall Street, no hay cómo evitarlo.

Es lo que dicen los analistas, para quienes el susto de esta semana no debería generar mayores preocupaciones en la medida que la caída en las bolsas no está basada en riesgos macroeconómicos. Hoy, a diferencia de otros periodos, los fundamentales son mejores.

Advierten, sin embargo, que borrar las pérdidas de estos días podría tomar un par de meses, pero esto dependerá, además, de qué tan rápido puedan recuperarse los precios de algunas materias primas como el petróleo, el cobre y el oro, cuyos precios en los últimos días se han debilitado. Solo el Brent retrocedió 3,14 por ciento este viernes.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
EL TIEMPO
artgar@eltiempo.com
En Twitter: @CarlosGarciaM66

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA