Sectores

Por aftosa, autoridad mundial viene al país

Ministro de Agricultura confirmó que se estudian medidas para compensar a los ganaderos.

Sacrificio de ganado en Meta

La planta de Friogán, en Villavicencio, fue avalada.

Foto:

Archivo Llano Sie7edías

27 de junio 2017 , 08:19 p.m.

El brote de aftosa que se presentó en el municipio de Tame, Arauca, y ha llevado a tres países (Perú, Panamá y Ecuador) a suspender importaciones de cárnicos desde Colombia “está siendo afrontado con todas las herramientas que indican los protocolos en estos casos”, dijo el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri.

En ese sentido, confirmó que la próxima semana llegará al país el director regional de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), Luis Barcos, para abordar la situación sanitaria y establecer mecanismos de protección coordinados con el Gobierno de Venezuela, que no ha logrado certificarse como zona libre de aftosa.

La preocupación ronda entre los ganaderos, y uno de los gremios del sector, Fedegán, señaló que se habría bajado la guardia con la vacunación, al eliminar lo que llamaron “cuerpo élite para prevenir la enfermedad”.

Al respecto, Iragorri expresó que haber quitado “ese cuerpo élite, que no era más que gente sentada en Bogotá (no se necesitaba); significó un ahorro de 25.000 millones de pesos al año que permitió incrementar coberturas de vacunación”.

Según el ministro de Agricultura, con el esquema que traían, antes de que el Fondo Nacional del Ganado pasara a manos del Ministerio, el ciclo de vacunación estaba en 95,1 por ciento (2015), mientras que en el segundo ciclo del 2016 pasó a 99,7 por ciento.

Para Andrés Espinosa Fenwarth, quien ha participado en varias de las misiones del agro que se han adelantado en el país, la situación alrededor del brote de aftosa, tras la cual resultaron positivas 7 cabezas de ganado en Tame, es compleja. “Es la peor emergencia en el sector en los últimos ocho años desde que el país fue reconocido como libre de aftosa”.

El experto estima que, si bien Colombia ha manejado con seriedad el control de la enfermedad, “este brote echa por tierra el esfuerzo de años anteriores”.

Desde la perspectiva de Espinosa, lo que viene “podría ser un cierre en cadena de la mayoría de los mercados en materia cárnica. Son 17 mercados que probablemente se ven comprometidos, pues los mercados internacionales, en ese tema, son demasiado exigentes”.

De hecho, aún con la firma de un tratado de libre comercio, Colombia no ha podido entrar en el mercado estadounidense, lo que ahora se dificultaría aún más.

No obstante, Alfredo García, presidente de la Nueva Federación de Ganaderos (NFG), dice que tienen plena confianza en que la situación se controle rápidamente, pues “la vacunación, por parte de los comités regionales, se ha cumplido a cabalidad”. Esto lo lleva a ubicarse del lado de los que estiman que el contagio vino más por el lado del contrabando.

García expresó que la situación representa grandes pérdidas para el sector, por lo que “no podemos permitir que mensajes amarillistas ahonden más el problema”.

Por su parte, el ministro Iragorri, sin afirmar de tajo la teoría del ingreso de la enfermedad a través del ganado de contrabando, puso de presente que, mientras “un novillo gordo vale 500.000 pesos en Venezuela, aquí en Colombia cuesta 2’000.000 de pesos”. En consecuencia, agregó, “si bien se han intensificado los controles en la frontera, no es tan fácil. Son 3.000 kilómetros de frontera, hay fincas con terrenos en los dos países”. Por ello le han apuntado a la vacunación: “En la zona incrementamos el número de vacunadores. En días contratados subimos a 14.595 para una mayor profudización en la vacunación”.

Lo que sigue

El jefe de la cartera del agro recordó que esta enfermedad es aeróbica, se contagia de forma fácil, “puede venir en la llanta de un carro, en la ropa...”

Por ello, hasta el momento, han seguido el protocolo establecido para la contención del brote. “En 5 kilómetros a la redonda del foco ya se revisaron todos los predios y no hay ningún síntoma”.

Sin embargo, agregó, “tomamos la decisión de sacrificar todos los animales (300 cabezas) en los predios a los alrededores del sitio de afectación.

Según el ministro, hay 10 kilómetros adicionales a la zona, en vigilancia y, hasta ahora “no ha salido ningún animal positivo, lo que quiere decir que, posiblemente, alcanzamos a coger la enfermedad en etapa primaria. Y da tranquilidad el nivel de vacunación”.

Así las cosas, para que Colombia vuelva a recuperar la certificación como país libre de aftosa podrían pasar hasta cuatro meses, pues en los próximos 45 días continúa el foco en la zona, la cual queda limitada durante seis meses.

Protección a ganaderos

Según el ministro Aurelio Iragorri, el Gobierno Nacional trabaja de la mano con los comités regionales de ganaderos para controlar el foco de aftosa y proteger al sector. Por ello, previendo que pueden tener pérdidas, el ICA le pagará a precio comercial cada kilo del ganado sacrificado. Además, “buscamos la forma de compensar a los ganaderos para minimizar los efectos negativos que puede causar este virus”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA