Sectores

‘La vivienda no se usará para intereses particulares’: nuevo Ministro

Camilo Sánchez define al sector como una locomotora para consolidar la paz y el posconflicto.

Camilo Sánchez

Camilo Sánchez, nuevo ministro de Vivienda.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

02 de noviembre 2017 , 07:47 p.m.

“No vengo a ser el Einstein de la construcción ni a inventarme nada. Mi aporte será la continuidad, en donde se requiera, y dejar un legado, por ejemplo, destrabando proyectos con problemas, como el del acueducto en La Guajira”. Este y otros temas ya están en la agenda del nuevo ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, quien habló con EL TIEMPO de los retos en el ministerio. 

En lo que resta del gobierno, ¿cómo seguirá la apuesta en vivienda?

Es una locomotora grande, a través de la cual se consolida la paz, porque esta no se logra solo firmando un documento, sino con hechos concretos, ¿y qué más que ofrecer una vivienda?

¿En qué va la meta de construcción?

El objetivo era desarrollar 1,7 millones de viviendas en los ocho años y van 1,5 millones. La transformación más importante se dio con las viviendas gratis, jugada de la cual la gente especuló que no funcionaría, pero sobrepasó las expectativas. En una segunda fase vamos por 30.000, que están proceso.

No digo esto contra Germán Vargas ni Cambio Radical, por el contrario

A propósito de vivienda, no es un secreto que es un caballito de batalla en elecciones. ¿Cómo hará para que oportunistas no la aprovechen?

En este tema no es tan fácil decir que tenemos la solución, pero sí vamos a ser serios para que el sector no sea usado para intereses particulares. Es un programa que el Presidente quiere culminar bien y que, de hecho, ha sido superior a las expectativas, con la chequera y los recursos gestionados por él. No digo esto contra Germán Vargas ni Cambio Radical, por el contrario, se han tenido personas idóneas, también empresarios del sector y avances que no se habían visto jamás.

Usted habló de destrabar proyectos…

Hay proyectos con problemas, por ejemplo, en La Guajira, donde la vigencia del crédito del Banco Mundial para el acueducto se vence al finalizar el año y se compromete la ejecución. Otros, en los cuales personajes como los Nule recibieron recursos de gobiernos anteriores y están parados o se perdieron.

De la cartera de Vivienda se desprenden otros temas…

Sí. Hay otras iniciativas importantes a las cuales no se les da trascendencia. Las inversiones que se han realizado desde el Gobierno para la ejecución de obras del sector de agua potable y saneamiento básico ascienden a 7,4 billones de pesos. Algo que hace siete años no existía en La Guajira, Amazonas, Putumayo, Nariño o Cauca.

En vivienda, Bogotá también venía rezagada. ¿Qué se hará?

Con el alcalde Enrique Peñalosa tenemos una reunión pendiente. El desarrollo de la ciudad se ha retrasado mucho, por ejemplo, por el costo del suelo, y debemos darles opciones a sus habitantes. No solo irnos a los municipios aledaños, sino ofrecer otras transformaciones, con herramientas para que quienes lleguen construyan sobre lo construido.

En agua, también hay que trabajar. Venderla en bloque a la región y el departamento de Cundinamarca y tener en cuenta que la ciudad recibe toda el agua del departamento, pero el compromiso es devolver, en parte, a la región.

A propósito de Cundinamarca, ¿qué hacer con las licencias suspendidas en algunos municipios que, dicen los constructores, eran derechos adquiridos?

Eso forma parte de la idea de destrabar temas porque en muchos lugares se modificaron los planes de ordenamiento territorial de forma irresponsable y se dio más crecimiento a los cascos urbanos sin la posibilidad de la prestación de servicios públicos. Habría que revisar caso por caso. En otros lugares, simplemente no se debe permitir porque se está acabando, por ejemplo, la vocación agrícola y se han convertido, a las malas, en espacios urbanos.

Otros casos son los relacionados con los llamados municipios dormitorio, donde la contraprestación debe estar representada en obras como vías, colegios, parques y, en general, megaproyectos que cumplan la labor social. No hacer casas porque sí.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Subeditor EL TIEMPO@GabrielFlorezG

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA