Sectores

Licencias e intención de compra, medidores de la vivienda hacia 2018

De 20 millones de metros cuadrados, 17,6 millones serán para proyectos en estratos bajo y medio.

Vivienda

Aunque los compradores aún son muy cautelosos al invertir, la disminución de las tasas de interés ha sido clave para atraerlos de nuevo. 

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

24 de noviembre 2017 , 06:11 p.m.

La dinámica de la vivienda por estratos en el país dio pie, durante la última semana, a varios análisis de tres organizaciones, unos relacionados con las licencias de construcción y otros, con la intención de compra. Con esto como punto de referencia, EL TIEMPO hizo un ejercicio para medir cuáles podría ser las apuestas de los constructores y las proyecciones de inversión de los colombianos.

Para comenzar, el Dane reveló que en septiembre pasado el área licenciada para construcción cayó 4,3 por ciento, lo que se presentó por la reducción de 6,2 por ciento en el área aprobada para vivienda.

A pesar de que el indicador no fue el mejor frente al mismo periodo del 2016, lo que se logró tramitar en las curadurías urbanas y en las oficinas de planeación para nuevas construcciones confirmó una concentración en los estratos medio-bajo, bajo y medio, para los que se autorizaron, en conjunto, 1’266.631 metros cuadrados, área que representó el 77,7 del total. Por su parte, los estratos medio-alto, alto y bajo-bajo registraron la menor participación del área aprobada para vivienda: 11,6; 6,8 y 3,8 por ciento, respectivamente.

Estos datos de futuras construcciones en el país, vía licencias, está en línea con los que reveló la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), regional Bogotá & Cundinamarca, sobre la intención de compra en los próximos doce meses.
Con base en los resultados del Estudio de Oferta y Demanda para la región –específicamente los relacionados con Bogotá que suma cerca de 2,5 millones de hogares–, el gremio reveló que el 28,3 por ciento (730.000 familias) sí invertiría. Por nivel socioeconómico, el estrato 2 encabeza la intención de compra con 32,1 por ciento, seguido del 3, con 31,2 por ciento.

Martha Moreno, gerente de la regional de Camacol, agregó que el 20,2 por ciento le correspondió al 4 y el 11,3 por ciento, al estrato 5. “Las expectativas para el 2018 en el rango medio son grandes, sobre todo porque está el beneficio del subsidio a la tasa de interés, pero este año ha sido de corrección y ajustes”, señaló. Del segmento alto no hay mayores expectativas, pero tampoco genera inquietudes debido a que es un nicho que se acomoda a las dinámicas del mercado. Aquí, la coincidencia de Camacol en materia de intención de compra con el dato del Dane sobre el área aprobada es evidente.

El alto, no tan ‘bajo’

La tercera lectura está del lado de Fedesarrollo, que en la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) reveló que en octubre, el indicador acerca de la disposición a comprar vivienda se ubicó en un balance de 1,3 por ciento, lo que equivale a una reducción de 2,9 puntos porcentuales (pp) respecto a septiembre y de 1,4 pp, frente a octubre del 2016. Sin embargo, para el análisis por estratos, el reporte del centro de estudios sorprendió con la disminución en la disposición a invertir en oferta residencial en los estratos medio y bajo en los mismos periodos. Caso contrario –y ahí está el dato que hace la diferencia–, en el estrato alto aumentó de manera importante: 21,7 por ciento en octubre del 2017, contra 6,4 de septiembre del mismo año y 18,3 del mismo mes del 2016.

Más previsiones por ciudades

Con base en los diferentes estudios, se prevé que en el 2018 habrá algunos proyectos en construcción, pero se moderará el ritmo de las licencias aprobadas. En ese entorno, los estratos medio-bajo y medio, de la mano del subsidio a la tasa, impulsarán la demanda. Por ciudades, Barranquilla, Cali y Bogotá trazarán la ruta de las obras nuevas; esto, en concordancia con la intención de compra revelada por Fedesarrollo, da pistas de dónde se moverá el mercado, lo que no significa que Medellín y otras ciudades grandes e intermedias dejen de aportar a la dinámica que –de todas formas, como lo reconoció Camacol– estará marcada por un año electoral y el impacto de otras variables económicas.

Se mueven los préstamos

El Dane presentó esta semana el informe sobre financiación de vivienda, que da cuenta de una dinámica importante en la mayoría de los estratos. Allí, destaca que en el tercer trimestre del año se desembolsaron créditos por 2,7 billones de pesos para adquirir vivienda, de los cuales 1,4 billones se destinaron para comprar oferta nueva y el resto, para usada. Además, agregó que ese valor representó un incremento de 17,5 por ciento, frente al mismo trimestre del 2016, mientras que el número de inmuebles financiados también aumentó 1,1 por ciento. Es decir, la gente sí quiere créditos.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Coordinador Editorial Vivienda@GabrieFlorezG

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA