Sectores

Las empresas de servicios públicos, las que mejor pagan

Informe de Federación Colombiana de Gestión Humana indicó que la hotelería es de las que menos paga.

fg

La contratación directa en el país quedó en un 81 %, mientras que el 19 % restante se hace por tercerización y temporalidad.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

04 de septiembre 2016 , 02:11 a.m.

Las empresas que venden medio billón de pesos al año o más, las que están localizadas en Bogotá o las que pertenecen al sector de servicios públicos son las que mejores condiciones salariales brindan a sus empleados.

De acuerdo con la ‘Investigación nacional salarial y de beneficios de Acrip Nacional’, cuando se observan las empresas según sus ventas, solo las de tamaño grande-especial (ingresos de más de 500.000 millones de pesos) y las grandes pagan salarios por encima del promedio. En el caso de las primeras, sus sueldos están 8,1 por ciento por encima del promedio, y corresponden, en general, a compañías del país o multinacionales de reconocidas marcas. Las segundas pagan sueldos que están 6,6 por ciento por encima del promedio.

Las consideradas medianas y pequeñas, por el contrario, solo alcanzan a pagar el 97 por ciento y el 94,7 por ciento del promedio, respectivamente.

La indagación de la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip) abarcó 24 sectores económicos, más de 1.000 empresas, 900 cargos, 12 ciudades principales, con las áreas de Gestión Humana y Recursos Humanos, en un trabajo realizado entre enero y agosto del 2016.

La versión de este año del informe señala también que, por regiones, los pagos más altos se hacen en Bogotá, con sueldos que son el 107 por ciento del promedio nacional, y Antioquia, con 101,4 por ciento.

En el otro extremo de la tabla aparecen la zona cafetera (Armenia, Pereira, Manizales), con salarios que son el 63,9 por ciento del promedio nacional, y otras (Ibagué, Santa Marta y Tunja), con el 63,5 por ciento.

Frente a estos resultados, Lorenzo Ruiz Ortiz, director de la investigación, señala que en Bogotá y Medellín y en sus áreas metropolitanas están ubicadas en mayor número empresas de influencia nacional y multilatina, las cuales son generadoras de mayores oportunidades de empleo y de mejores condiciones de ingreso promedio.

Lo inverso ocurre en otras regiones del país, como la zona cafetera, los santanderes y demás regiones, en donde las empresas son más pequeñas, el número es reducido, la cobertura es municipal o regional, lo que produce unas condiciones menores en contratación y de bajos ingresos”, afirmó Ruiz.

Mejores y peores pagos

Dentro de ese mismo análisis realizado por la Federación Colombiana de Gestión Humana se tuvieron en cuenta los sectores económicos que mejor pagan a sus trabajadores.

Allí, el área de servicios públicos se destaca de lejos sobre las demás, pagando un 62 por ciento más que el promedio, seguida por el sector de la minería, energía e hidrocarburos, que alcanza mejores pagos en un 44 por ciento por encima. Muy cerca se encuentran las áreas de química y farmacéutica, con el 43 por ciento más.

En el otro extremo, donde están los sectores denominados en el estudio menores pagadores, están los de textiles, confecciones y calzado; temporales y ‘outsourcing’, y hotelería, turismo y recreación, en donde los salarios son 66, 61 y 55 por ciento del promedio, respectivamente.

“Con los sectores es similar que con las regiones. Si clasificamos los 24 sectores en dos grandes megasectores (el industrial y el de servicios), la brecha es un poco mayor al 15 por ciento en ingresos salariales a favor de trabajadores de la industria. Las estructuras organizacionales y los puestos de trabajo reflejan el tamaño de las organizaciones, por tanto, los promedios de ingresos de los trabajadores son coherentes, más altos”, dijo Ruiz.

Y añadió que, por ello, los sectores como los servicios públicos; telecomunicaciones; minería, energía e hidrocarburos (aunque esté atravesando una coyuntura difícil); así como el químico y farmacéutico, y el financiero, agrupan a grandes empresas.

“Por lo que en compañías de los sectores como el textil, confecciones y calzado, empresas de servicios temporales, servicios de ‘outsourcing’ y el sector hotelería, turismo y recreación la mayoría de sus trabajadores están en cargos cercanos a ser compensados con el salario mínimo legal, con estructuras mucho menores, lo cual hace que no sean competitivos en los promedios de los ingresos”, aseguró el director de la investigación de salarios y beneficios realizada por Acrip Nacional.

El estudio también reveló que la contratación directa en el país tuvo en leve aumento en esta última medición con respecto al periodo 2014-2015, con lo que queda ubicado en un 81 por ciento, mientras que el 19 por ciento restante se hace por tercerización y temporalidad.

Aunque poco, crece la contratación directa, dice estudio

La investigación de salarios y beneficios de Acrip Nacional permitió establecer que, a diferencia del periodo 2014-2015, la contratación directa en el país tuvo un leve aumento en esta última medición, quedando en un 81 por ciento, mientras que el 19 por ciento restante se hace por tercerización y temporalidad.

De esos mismos datos se indica que en la actualidad el 58,3 por ciento de los empleados cuenta con un contrato de trabajo a término indefinido, que es al que finalmente todos le apuntan en búsqueda de estabilidad.

Al respecto, Lorenzo Ruiz Ortiz, director de esa investigación, dijo que con la política de hace más de cuatro años de reglamentar y desestimular la contratación con cooperativas asociativas de trabajo, se incentivó la contratación directamente con las empresas.

“Aunque el desempleo sube levemente, la población económicamente activa crece año a año, haciendo que la creación de nuevas empresas con la generación de nuevos puestos de trabajo (empresas de servicios) conlleve a mantener tasas de desempleo menores al 10 por ciento. Y eso es bueno. Lo negativo es que aunque la contratación directa aumenta levemente; las condiciones salariales son cercanas al salario mínimo.No necesariamente la generación de empleo implica mejora en los ingresos promedio de los trabajadores y mejores condiciones laborales”, agregó el director de la investigación de salarios y beneficios de Acrip Nacional.

Para él, la generación de empleo es tan fluctuante como la dinámica económica de los sectores de producción.

Y cita como ejemplos al sector de la construcción, que generó oportunidades laborales en los últimos años, pero que en la actualidad se ve que va decayendo.

Así mismo, según la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y el Ministerio de Hacienda, en este segundo semestre el sector agrario generará oportunidades laborales porque se recogerán más cosechas que en el primer semestre del año.

Otro ejemplo, dice, es que en los meses de temporada de fin de año el comercio genera puestos, pero no los mantiene durante el resto del año.

ALEJANDRO RAMÍREZ PEÑA
Redacción Economía y Negocios
En Twitter: @Alejorap2002

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA