Sectores

Lo que debe saber de los subsidios que entrega Mi Casa Ya

Más de 25.000 hogares encontraron en el programa una esperanza real de tener techo nuevo y propio.

Mi Casa Ya

Las familias de escasos recursos se pueden beneficiar con el programa Mi Casa Ya, con viviendas entre 54 y 105 millones.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

28 de febrero 2018 , 09:27 p.m.

A pesar de los subsidios que viene entregando el Gobierno Nacional a la compra de vivienda a muchas familias colombianas aún les cuesta cumplir el sueño de tener techo propio. Esa meta les resulta inalcanzable por los pocos ingresos, la nada o poca capacidad para ahorrar o la pesada carga que significa pagar las cuotas mensuales de un crédito hipotecario durante varios años.

Sin embrago, con la activación del programa Mi Casa Ya, desde finales del 2015 hasta hoy, más de 25.000 hogares de 200 municipios en 26 departamentos encontraron una verdadera luz de esperanza en los subsidios de vivienda.

“Los hogares de bajos ingresos están encontrando una verdadera oportunidad de adquirir vivienda propia a través de Mi Casa Ya, que ofrece un apoyo para la cuota inicial y un alivio en la cuota mensual del crédito hipotecario para viviendas VIS”, señaló Sandra Forero Ramírez, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

La esencia de este proyecto es facilitar la compra de casa o apartamento nuevos, ya sea de Vivienda de Interés Prioritaria (VIP) o Vivienda de Interés Social (VIS) en las zonas urbanas de cualquier municipio del país.

El programa está dirigido a los hogares que en su conjunto tengan ingresos totales de hasta 3’124.968 pesos (4 salarios mínimos mensuales), que no cuenten con una vivienda propia ni hayan recibido subsidios de vivienda en el pasado.

Este es el proceso

El proceso para que una familia goce de este beneficio inicia con buscar la oferta de vivienda que hay en la ciudad o población donde se reside y que más se acomode a los ingresos y necesidades del núcleo familiar.

Una vez escogida la casa, el hogar debe acercarse a una entidad financiera o al Fondo Nacional del Ahorro (FNA) y gestionar un crédito hipotecario o leasing de vivienda y consultar si puede ser beneficiario o no del subsidio de Mi Casa Ya.

En dos años de existencia del programa, más de 113.000 hogares colombianos de bajos ingresos se encuentran habilitados para acceder a las ayudas del programa.
Las regiones que más se destacan por el número de familias con posibilidades de acceder a esos beneficios están: Valle, con 30.275 hogares habilitados; Atlántico, con 17.668; Antioquia, con 7.367; Risaralda, con 6.455; Bogotá, con 5.648, Cundinamarca, con 4.987, entre otros.

Una vez la familia tiene aprobado el crédito y antes de la escrituración de la vivienda, el Fondo Nacional de Vivienda (Fonvivienda) desembolsará el subsidio.

Así operan los subsidios

“El programa Mi Casa Ya logró simplificar el proceso del trámite del subsidio, que se puede hacer en línea. A través del banco o del FNA, se consulta, se tramita y se desembolsa. Es un proceso eficiente y elimina cargas innecesarias para los constructores y hogares”, explicó Sandra Murcia, directora del Sistema Habitacional de Minvivienda.

Según advierte el Ministerio de Vivienda, en el programa no hay hogares preasignados, ni proyectos de vivienda preestablecidos o inscritos, y los cupos de este beneficio se entregan por demanda, hasta que se agoten.

Es por esto que el valor del desembolso del subsidio dependerá de los ingresos de la familia. Por ejemplo, un hogar con ingresos de hasta 1’562.484 pesos, lo equivalente a dos salarios mínimos, recibirá una ayuda de 23’437.260 (30 salarios mínimos mensuales).

A las familias con ingresos superiores a dos salarios mínimos e inferior a 3’124.968 pesos (4 salarios mínimos mensuales) se les otorgará un subsidio de 15’624.840 pesos (20 salarios mínimos mensuales).

Adicional a esta ayuda económica, con la que el hogar va a sentir un alivio para la consecución de la vivienda nueva y propia, el beneficiario obtiene una cobertura a la tasa de interés del crédito hipotecario, de acuerdo con el valor de la casa que adquiera. Dicha cobertura aplica por los primeros siete años.

De esta manera, para una vivienda VIP, con un valor inferior o igual a 54’686.940 de pesos, recibe una cobertura de cinco puntos sobre la tasa del interés del crédito hipotecario. Las VIS superior o inferior a los 54’686.940 pesos o igual a 105’467.670 pesos reciben una cobertura de cuatro puntos.

A lo largo de la vida del programa se han asignado subsidios a familias en Valle del Cauca, con 5.476 asignaciones; Atlántico, 2.295; Antioquia, 2.018; Risaralda, 1.741; Norte de Santander, 1.699, Bogotá 480, entre otros.

“Para este año se espera que el mejoramiento del contexto económico nacional conlleve a una dinámica donde la vivienda social siga siendo protagonista y se garantice la continuidad del programa Mi Casa Ya”, puntualizó Sandra Forero, presidenta de Camacol.

Se espera que el mejoramiento del contexto económico nacional conlleve a una dinámica donde la vivienda social siga siendo protagonista

Un complemento para las familias que quieran acceder a Mi Casa Ya es la probabilidad de obtener los beneficios del programa Ahorra tu Arriendo, siempre y cuando el afiliado tenga sus cesantías con el Fondo Nacional del Ahorro (FNA). Esto le permitirá, si lo desea, no pagar un canon inicial y financiar hasta el 100 por ciento del valor de la vivienda escogida, con un plazo de hasta 30 años para cancelar las cuotas fijadas.

Es importante aclarar que los afiliados tienen la alternativa de cancelar antes del tiempo pactado la totalidad del crédito o realizar el pago de cánones extraordinarios para reducir el plazo.

Once claves para postularse1. Solo vivienda nueva

El programa solo rige para vivienda nueva. Puede ser casa o apartamento y debe estar ubicada en zona urbana.

2. No ser propietario

La persona que se postule al programa no debe ser propietaria de vivienda.

3. Ingresos familiares

Tener ingresos familiares superiores a 2 y hasta 4 salarios mínimos mensuales ($ 1’562.484 - $ 3’124.968).

4. También para Informales

Los trabajadores informales también pueden postularse si demuestran los ingresos.

5. Sin historia de subsidios

No haber sido previamente beneficiado con un subsidio familiar de vivienda o del subsidio a la tasa de interés.

6. Crédito aprobado

Contar con un crédito hipotecario o un leasing habitacional aprobado con cualquier establecimiento de crédito o con el Fondo Nacional del Ahorro.

7. Todos por igual

El programa no prioriza por el hecho de ser madre cabeza de familia, minoría étnica o víctima del conflicto armado.

8. No se puede arrendar

La vivienda no se podrá arrendar. Los beneficiarios deben cumplir la norma de habitarla mínimo por 10 años.

9. Solteros y sin hijos

Una persona soltera y sin hijos, lo que se conoce como hogares unipersonales, puede postularse al programa.

10. Advertencia a morosos

El adjudicatario no debe aparecer como deudor moroso en alguna central de información crediticia.

11. Propietario de lote

Quien tiene un lote puede participar si la Supernotariado acredita que no es apto para vivienda. También debe informar al Ministerio de Vivienda.

ENRIQUE BUENO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
quique17@hotmail.com
Concepto y redacción editorial Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el apoyo del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA