Sectores

Los múltiples hallazgos arqueológicos en megaobras viales

Más de 6.000 piezas cerámicas, petroglifos y restos óseos han sido encontrados en 23 proyectos.

Múltiples hallazgos arqueológicos, en  megaobras viales

En la obra de Cartagena a Barranquilla y Circunvalar de la Prosperidad, la Concesión Costera ha encontrado cerca de 40 restos óseos.

Foto:

Foto Concesión Costera

17 de julio 2017 , 03:43 p.m.

El patrimonio cultural de Colombia no solo se halla sumergido en el mar, como el galeón San José hundido en 1708, descubierto 307 años después y que el Gobierno Nacional alista para un proceso de rescate a través de una asociación público-privada (APP).

También vestigios arqueológicos se vienen descubriendo en la superficie y el subsuelo, como vasijas, tumbas, materiales líticos, restos óseos y fragmentos de cerámica, los cuales permitirán reconstruir culturas de nuestro antepasado prehispánico.

Los han encontrado y rescatado concesionarios de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y constructores del Instituto Nacional de Vías (Invías) con sus arqueólogos, en los terrenos donde están haciendo las megavías. Informes preliminares indican que varias de las piezas descubiertas, hasta ahora, podrían tener entre 500 y 2.500 años de antigüedad.

De acuerdo con el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), ANI e Invías, se han identificado, por el momento, 760 sitios arqueológicos en 23 proyectos viales, donde se han hecho más de un centenar de excavaciones y rescates para sacar más de 6.000 piezas de cerámica, 600 instrumentos líticos, decenas de petroglifos, restos óseos, urnas, tumbas, terrazas y otras estructuras de valor patrimonial, científico y académico.

De los 23 proyectos con hallazgos, 17 son concesiones y de estas, 14 corresponden a vías de cuarta generación (4G): Girardot-Honda-Puerto Salgar, Mar 1 (entre San Jerónimo, Santa Fe de Antioquia y Bolombolo), Mar 2 (de Cañas Gordas a Necoclí), Pasto-Rumichaca, Pacíficos 1, 2 y 3, Cartagena-Barranquilla-Circunvalar de la Prosperidad, Santa Ana-Mocoa-Neiva, Conexión Norte (de Remedios a Caucasia), Mulaló-Loboguerrero, Magdalena 2, Perimetral de Oriente de Cundinamarca y Bucaramanga-Pamplona. (Vea el mapa).

Los seis proyectos viales restantes son de Invías, con 69 hallazgos: Transversal del Libertador (Cauca), Paso Nacional de Montenegro y Montenegro-La Tebaida-Pueblo Tapao (Quindío), vía al aeropuerto de Armenia, Circuito Turístico del Sur (Huila) y en el puente de Honda.

Al coordinador del grupo de arqueología del Icanh, Juan Manuel Díaz, no le sorprende tanto vestigio. “Todo el territorio es considerado rico en patrimonio arqueológico, por eso la probabilidad de un hallazgo es muy alta”, dijo.

El elevado registro se debe también a que, por las leyes General de Cultura y 1185 del 2008, el patrimonio cultural se debe proteger. En el país no se puede comenzar una obra de infraestructura (como las vías) sin licencia ambiental y el requisito previo para obtenerla es tener un programa de arqueología preventiva aprobado por el Icanh (vea el recuadro).

De ahí que el instituto tramitó el año pasado cerca de 4.000 solicitudes para infraestructura (redes para hidrocarburos, minería, embalses y transporte) y 160 fueron exclusivamente para proyectos viales.

Freno a obras

Pero los hallazgos han llevado, en algunos casos, a que las obras se detengan y retrasen el cronograma.

Le sucedió a la Concesión Alto Magdalena en plena construcción de la vía Girardot-Honda-Puerto Salgar, cuando iba a comenzar a construir el puente sobre el río Magdalena. Este frente de trabajo debió detenerse y la obra en el sector Flandes se retrasó 144 días, informó Henry Tarazona, director Ambiental y de Movilidad de la concesión y grupo constructor de Mario Huertas C. (MHC).

Por la misma causa, tampoco han podido comenzar la explotación de materiales de construcción en la vía Cambao-Puerto Bogotá, tras descubrirse allí un entierro secundario antiguo.

En la transversal del Libertador Fase II, la excavación tardó igualmente la instalación de la zona industrial.

En el proyecto de la doble calzada Pasto-Rumichaca, los numerosos sitios arqueológicos hallados han motivado ya dos cambios en el diseño del trazado, según el Icanh.

Por lo anterior,  para no atrasarse en el cronograma general del proyecto los constructores adelantan los trabajos en otros frentes distintos al del hallazgo.

Pero cada prospección, excavación y rescate arqueológico tiene gastos, que pueden oscilar entre 2.000 y más de 4.000 millones de pesos. Todo depende de la dimensión del hallazgo. Son riesgos y costos que asumen las concesiones y contratistas, que los cargan a la obra.

Las piezas rescatadas, por norma, pasan a análisis de laboratorio, y el arqueólogo debe gestionar su disposición en un museo o donde autorice el Icanh. Hoy, la gran mayoría están en fase de investigación.

¿Qué proponen para no afectar las obras?

El coordinador del grupo de arqueología del Icanh, Juan Manuel Díaz, afirmó que la función del instituto como autoridad es verificar que la ley para protección del patrimonio se cumpla. “Entiendo a los ingenieros, pero no hay otra forma de hacer arqueología. Si la intervención la tienen que hacer en sitio arqueológico, la obra es viable, pero antes deben rescatar la información arqueológica por completo”, apuntó.

Así respondió a quejas que tienen las concesiones por parálisis y demoras de las obras cuando hay hallazgos. Además, estos propusieron que se debe hacer un cambio en la legislación vigente en cuanto a las licencias arqueológicas. Hoy se expiden a nombre del arqueólogo, cuando deberían salir a nombre del responsable del proyecto, como sucede con las licencias ambientales. “Se ha presentado el caso de que un arqueólogo se quiere ir de la obra o la firma no quiere seguir con él y no se puede, porque como la licencia está a su nombre, si se cambia, se debe reiniciar el proceso de licenciamiento para que salga a nombre del nuevo arqueólogo”, explicaron.

Igualmente, por la cantidad de obras en desarrollo hay escasez de arqueólogos. En el país están registrados 1.145.

También plantearon que el Icanh debería elaborar términos de referencia unificados para los estudios arqueológicos y licencia de los proyectos. En obras como las de Invías indicaron que no se debería exigir la licencia arqueológica cuando se trate de trabajos en vías existentes.

Los pasos previos

Para que un proyecto vial pueda obtener la licencia ambiental, el contratista, a través de un arqueólogo, debe solicitar al Icanh certificación sobre el estado del patrimonio arqueológico del terreno donde hará la obra. Si lo certifica, tramita después un proyecto de arqueología preventiva, que incluye: diagnóstico o prospección (muestreo) y el plan de manejo arqueológico (medidas para proteger el patrimonio), y que aprueba también el Icanh. El plan requiere implementación y autorización. Como cada trámite lo resuelve el Icanh en 15 días hábiles, estas diligencias deben empezar muchos meses antes del inicio de la obra o tramo.

EL TIEMPO*
Concepto y redacción editorial Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el patrocinio del sector de Infraestructura del Transporte.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA