Sectores

'Es lamentable ver cómo pasa el tiempo y no se toman las decisiones'

El presidente de la Bolsa de Valores de Colombia habla de lo que espera de una reforma tributaria.

fg

Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

09 de agosto 2016 , 07:28 a.m.

Sin desconocer los avances del país en materia económica, de paz, infraestructura y justicia, entre otros, al Gobierno le quedan varias tareas urgentes para que Colombia recupere el terreno perdido como consecuencia del desplome de los precios del petróleo.

Así lo hizo saber Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) en entrevista con EL TIEMPO, en la cual también advirtió que “el país se está dando el lujo de aplazar decisiones que debió a adoptar hace dos años y necesita apurar para enfrentar esta nueva realidad económica. Es lamentable ver cómo pasa el tiempo y no se toman las decisiones”.

¿Qué tan lejos está el país de sortear la actual coyuntura económica?

Hay una serie de cosas que hay que arreglar y corregir. El tema quizás más grande es cómo responder con una oferta exportable al mundo que reemplace los 15.000 millones de dólares que ya no tenemos del petróleo. Y ¿cuáles son los sectores que tienen la capacidad de producir esos ingresos? No hay una respuesta aún. Llevamos dos años de esta noticia y no nos hemos empezado a mover, y ahí es cuando empieza la desesperación porque uno no se vuelve generador de divisas de 15.000 millones de la noche a la mañana ni por decreto.

¿Cómo convertir al país en ese gran generador de divisas?

Los empresarios han comenzado a reaccionar, pero no estamos ni cerquita de pensar en un sector industrial con capacidad de exportar de manera significativa y competitiva.

Colombia no tiene un aparato productivo para reemplazar eso que se perdió. Hay que generar las economías de escala para competir, no es fácil, pero hay que empezar por algún lado.

Lo que han planteado con la devaluación el sector industrial y agropecuario puede ayudar, pero no es suficiente para hacerlo a nivel global y generar ingresos de exportación.

Y en dónde puede estar la solución…

Una buena parte, en la reforma tributaria porque si el sistema tributario no genera las condiciones que necesita la inversión para que esta se movilice hacia los sectores que pueden generar esa oferta exportable, pues no dará y la discusión respetuosa que tengo con el ministro (de Hacienda) es que la reforma no es solo para cuadrar las cuentas del Gobierno sino para darle señales a la inversión.

¿El Gobierno se dejó tomar ventaja en este tema?

El país se está dando el lujo de aplazar decisiones que debió tomar hace dos años y que necesita apurar para enfrentar esta nueva realidad económica.

Es lamentable ver cómo pasa el tiempo y no se toman las decisiones. El choque externo fue brutalmente grande; dejar que el tipo de cambio flotara estuvo muy bien, lo siguiente era preguntarse cómo seguir adelante, pero en eso llevamos dos años y no se ha hecho nada.

Pareciera que todo se resume a la reforma tributaria…

Hay otros temas, pero lo tributario es como la cuota inicial porque afecta de manera directa las rentas financieras de los inversionistas y es transversal a todos los sectores económicos.

Si estamos hablando de que vamos a arreglar el país, otro tema es el funcionamiento de la justicia porque una sociedad y un aparato productivo no pueden funcionar si no hay certeza sobre las reglas de juego y sobre la capacidad de hacerlas cumplir.

Hay que reconocer los avances de la oralidad en los procesos judiciales, que ha destrabado muchos procesos recortando los tiempos de resolución de 10 a 2 años, pero hay que buscar la manera de extender esa mayor eficiencia de la justicia a todo tipo de procesos.

Pero también está el flagelo de la corrupción…

Claro, y muy ligado a lo anterior.

No puede ser que haya tal nivel de corrupción, industrias del crimen que se apoderen de sectores completos.

Si este tema no se resuelve, no hay reforma (tributaria) que valga, porque no será capaz de recaudar dinero suficiente, a lo que se suma la pérdida de legitimidad del Estado, del Gobierno y del aparato recaudador.

El tema pensional también sigue sin solución a la vista…

Sí, y fíjese que está muy ligado al de la corrupción. Recaudamos impuestos, pero se los entregamos en subsidios injustos a unas pocas personas a través de pensiones sobredimensionadas.

Si no se corrige ese problema, vamos a seguir subiendo impuestos para gastar de manera ineficiente e injusta o perdiendo en corrupción.

Estamos dispuestos a la reforma tributaria y a pagar impuestos, pero, señores del Estado, pónganse las pilas porque hay una serie de cosas que no están funcionando bien.

¿Al Gobierno se le agotó el tiempo para sacar adelante estos temas claves?

Desafortunadamente, a los gobiernos les pasa que no pueden resolver todos los problemas del país; dicen: soluciono estos, y el próximo que resuelva lo demás. Pero la coyuntura sí da para una conversación a nivel nacional respecto a que hay unos grandes temas por solucionar, y creo que se ha hecho, pero no a la velocidad adecuada. Ya no tenemos 10 años para ir resolviendo cada uno de los temas pendientes; el tiempo tiene que ser cada vez más corto. Llegó el momento de trabajar en la justicia y la corrupción, estos deben ser los siguientes en la agenda de prioridades.

¿Cuál es el escenario para los mercados en el mediano plazo?

Hay que esperar a que se materialice la reforma tributaria, se bajen las tasas, se corrija la inflación y se logre la firma de la paz en La Habana.

Es en ese escenario en el que el ritmo de inversión se retomará a partir del 2017. Este semestre es clave por que esas cosas se den para empezar a ver resultados. Si eso sucede, en el plano internacional el país puede marcar la diferencia frente a otros países que están muy enredados.

¿Y cree que retornarán los emisores a la bolsa?

Si las condiciones están dadas, deberíamos tener una nueva dinámica.

Todo se ha frenado en parte por la coyuntura, porque las condiciones del mercado no han sido las mejores, pero si las cosas toman un curso como el que esperamos, debería haber un ambiente favorable para que nuevas empresas o las existentes inviertan más.

¿Cuál es la tarea pendiente de ustedes?

Tenemos una tarea pendiente, que no es que no se haya tratado, sino que no se ha encontrado por dónde, es cómo hacer para movilizar recursos del mercado de capitales para las pymes, pues el modelo tradicional hace que los costos de emisión sean muy altos y, por lo tanto, una emisión pequeña no tiene viabilidad en el mercado, pero tenemos que seguir buscando fórmulas para que las pymes encuentren soluciones de mercado de capitales y, por qué no, si la encontramos, exportar el conocimiento local.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
Redacción Economía y Negocios
En Twitter: CarlosGarciaM66

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA