Sectores

Las desvinculaciones laborales por cambio de perfiles están en auge

El 77 % vuelve a reubicarse. 90 % de profesionales regresa al mercado laboral en menos de 6 meses.

HOJA DE VIDA

Muchas de las empresas que desvinculan personal los remiten a una capacitación para que les resulte más fácil reubicarse.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

11 de junio 2018 , 10:30 p.m.

Las cifras más recientes del mercado laboral en el país, según las cuales entre febrero y abril solo 2.000 colombianos de 155.000 nuevas personas que buscaban trabajo hallaron puesto, confirman lo que se está volviendo tendencia: los empleadores están desvinculando personal, pero no para recortar nóminas, sino para buscar los perfiles que se ajusten a la renovación de los negocios.

En las estadísticas del Dane se evidencia que prácticamente todo el empleo creado en ese trimestre móvil era por cuenta propia, lo que concuerda con las estadísticas de la firma Lee Hecht Harrison (LHH), a partir del personal que se prepara con ellos para reengancharse después del despido.

Los registros revelados esta semana dan cuenta de que en el sector farmacéutico fue donde más se gestionó el cambio de empleados en el 2017: 15 por ciento; mientras que en el 2016 la delantera la llevaba el sector de hidrocarburos (24 por ciento), precisamente por la crisis del precio del petróleo, que obligó a las compañías a reajustar nóminas. 

En el 2017 las empresas programaron planes de desvinculación, tanto individuales como grupales

En el 2017, el sector extractivo pasó al segundo lugar, mientras que el tercero lo ocupó la rama de servicios (13 por ciento), y el de alimentos y bebidas se emparejó con consumo masivo (12 por ciento). “En estas ramas, las empresas programaron planes de desvinculación individuales y grupales”, dice el estudio.

Hay que destacar que el reemplazo de mano de obra por nuevos perfiles que se ajusten a los cambios de la producción, enmarcada ahora en una revolución industrial basada en la automatización, viene en evolución desde el 2013. En ese año, con base en los empleados que llegan a LHH a capacitarse para reubicarse, creció al 6 por ciento, mientras que en el 2017 lo hizo a un ritmo del 142,8 por ciento.

En línea con la incorporación de modernas tecnologías en sus operaciones, las empresas empiezan a rotar personal. Por ejemplo, el hecho de que ya se pueda hacer mercado a través del celular es más eficiente”, sostiene John Badel, gerente en Colombia de LHH, pero no hay que desconocer que quita empleos o pide cambios.
En la gerencia media se concentra el mayor relevo, con 44 por ciento. La segunda estadística más elevada está en cargos de alto nivel (34 por ciento), mientras que en el rango de profesional el cambio de personal es del 21 por ciento.

¿A dónde se van?

Otra de las evidencias del informe de LHH es que, en el 2017, siguió alto el porcentaje de quienes optaron por la reubicación: 77 por ciento, mientras que en el 2015 era de 81 por ciento, lo que evidencia un ligero auge en la decisión de independizarse tras un despido: 21 por ciento.

El tiempo en que una persona tarda en volverse a enganchar mejoró el año pasado según LHH, en especial, entre profesionales. Si en el 2016, el 88 por ciento tardaba solo seis meses en hallar empleo, en el 2017 subió al 91 por ciento. En términos generales, las cifras revelan que una persona tarda un año o más tratando de encontrar empleo tras ser desvinculado.

Según Badel, incluyendo todos los niveles laborales, 70 por ciento de los que buscan empleo lo encuentran antes de 3 meses; 20 por ciento dura de 4 a 6 meses, y 7 por ciento invierte de 7 a 9 meses. La situación es más compleja en los altos cargos, donde antes, el 83 por ciento tardaba 6 meses buscando, y la cifra creció a 91. Esto, según Badel, a que en esos niveles directivos “hay pocos cargos, la rotación es baja y las condiciones laborales son exigentes”.

A muchos les mejora el ingreso

La buena noticia es que la nueva posición que encuentran los que se reubican, en el peor de los casos, es igual a la que tenían, y en otra gran proporción, mejor.
“Comparado con años anteriores, en 2017 los candidatos de alto nivel y los profesionales se reubicaron en una posición igual a la anterior (55 por ciento); 32 por ciento mejoró y solo 12 por ciento empeoró.

“Es buen indicador que en 2017 la reubicación laboral no afectó el ingreso del 87 por ciento”, sostiene Badel. Así, en 2017, el 57 por ciento de profesionales reubicados mejoró su ingreso, cifra que en 2016 era solo del 20 por ciento. En cargos de alto nivel, el porcentaje que obtiene un ingreso igual o superior tras reubicarse no cambió (50 por ciento).

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA