Sectores

Diversificar la inversión, la clave en época de ajustes

Aunque la vivienda sigue en la punta de la lista al negociar, hay otras opciones.

Vivienda y construcción

El portafolio inmobiliario permite invertir en oferta que garantice rentabilidad en el corto y en el mediano plazo.

Foto:

123rf

23 de febrero 2018 , 11:35 p.m.

EL TIEMPO consultó a empresarios del sector constructor, quienes analizaron cómo está el negocio inmobiliario más allá de la vivienda, que, tras un 2017 complicado, está en proceso de ajustes este año.

En la lista de opciones están las oficinas. Según Francisco Paillié, director regional de la firma de servicios inmobiliarios RE/MAX, “en el 2017 el mercado se mantuvo estable; sin embargo, llevamos más de cinco años de especulación en este segmento, en el cual existen propietarios que buscan una rentabilidad bastante alta con el arriendo, lo que ha ocasionado una vacancia grande (espacios vacíos)”.

Al consultarle sobre el potencial de la inversión, recordó que, en medio de estas eventualidades, “el negocio no se limita solo a empresas o grandes compañías; hay oficinas desde 20 hasta 30 metros cuadrados, cuyos costos podrían oscilar entre 200 o 400 millones de pesos, y –claro– pisos completos en edificios triple A (de altas especificaciones), que demandan grandes inversiones”.

En este punto, la entrada de los fondos inmobiliarios y de inversión colectiva ha sido clave para atraer personas naturales que, de otra forma, no podrían acceder a propiedades corporativas o centros comerciales que tienen valores muy altos.

Ernesto Carrasco, director del Fondo Inmoval, destaca cómo estos permiten a un número plural de personas invertir a través de una sociedad administradora. “Así, los recursos aportados en la compra y explotación comercial de los inmuebles buscan un beneficio económico común para quienes participan en el fondo”.

Por ejemplo –recuerda el directivo–, a través de Inmoval, Credicorp Capital administra activos superiores a 1,1 billones de pesos adquiridos con los recursos aportados por más de 1.500 personas naturales y jurídicas. “Así, la figura permite comprar participaciones a otros inversionistas en el mercado secundario de la Bolsa de Valores de Colombia con montos bajos o en el primario, cuando se amplía el capital del fondo, con montos desde 10 millones de pesos”, explica el directivo.

Pero, más allá de estas opciones, hay otras alternativas que vale la pena evaluar (ver notas anexas).

Los centros comerciales

Sobre la inversión en este tipo de inmuebles, Carlos Hernán Betancourt, director ejecutivo de la Asociación de Centros Comerciales de Colombia (Acecolombia), explicó que en el país estos lugares fueron tradicionalmente desarrollados para ser vendidos. “El modelo de propiedad horizontal bajo el que funciona la mayoría, permite que, tanto personas como empresas, puedan acceder a la compra de locales. Bajo esta dinámica, son utilizados por cada propietario, bien sea para montar su almacén o para entregarlo en arriendo a un comerciante”.

Al respecto, Felipe Becerra, consultor de inversión de Colliers International Colombia, anotó que invertir en activos inmobiliarios no era una alternativa fácil de tomar, pues requería de altos volúmenes de recursos y colocaba al inversionista en una posición riesgosa.

Sin embargo, “actualmente se encuentran diferentes fondos de inversión a través de reconocidas comisionistas de bolsa, fiduciarias y fondos de pensiones que permiten la entrada con inversiones mínimas de 10 millones de pesos y otorgan rentabilidad”, destacó el directivo.

Lotes y terrenos

Camilo Congote, gerente de la empresa CCongote, señaló que si se trata de grandes terrenos, los constructores son los que tienen la capacidad de evaluar si lo que hay disponible se adapta a las características para desarrollar los proyectos.

En el caso de las personas naturales, el empresario les recomienda a quienes buscan un lote o una parcela asesorarse con un fondo inmobiliario o con un fondo de inversión de alto riesgo. Si el proyecto va más allá de hacer una casa y es de mayores proporciones.

Sobre lo se viene para este año, Congote no deja de lado la vivienda: “Se presenta más estable, especialmente en los estratos medio y bajo. Tenemos una política que beneficia a constructores y compradores, y hay grandes oportunidades para el desarrollo de varios proyectos en los diferentes lotes”.

También en bodegas

La facilidad para arrendar bodegas y los bajos costos en mantenimientos y arreglos, hacen que este uso sea uno de los preferidos por los inversionistas, especialmente multinacionales u operadores logísticos. Según Ricardo Wills, gerente de Cumbria Holdings, las oportunidades son altas. “Generalmente, sus potenciales inquilinos son empresas importadoras. De ahí, que sea necesario que los inmuebles se ajusten a los tamaños de sus productos”, dijo el directivo, quien anotó que algunos de los factores que deben tener en cuenta quienes ofrecen estos bienes en alquiler son la ubicación y las vías de acceso, especialmente con salidas a los puertos, en donde tienen una participación significativa.

Pero, ¿una persona natural puede entrar en el negocio? Según Wills, “puede hacerlo de la mano de un fondo de inversión inmobiliario, de comisionistas de bolsa o fondos independientes, donde puede comprar participaciones acordes a su capacidad. También es posible buscar bodegas en los parques industriales, que se ajusten a su capacidad de compra”, concluyó.


ANDRÉS SALAZAR CUBIDES
ECONOMÍA Y NEGOCIOS
andcub@eltiempo.com
@andsalcub

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA