Sectores

Cómo recompone Chile la confianza de la sociedad frente a empresarios

Ministro Alfredo Moreno Charme lideró el plan para mejorar relación entre gremios y comunidades.

Alfredo  Moreno Charme

Alfredo Moreno es ministro de Desarrollo Social de Chile desde marzo pasado, cuando el presidente Piñera inició su segundo mandato. En el primero fue su canciller.

Foto:

César Melgarejo/ EL TIEMPO

19 de abril 2018 , 12:02 a.m.

Con acuerdos y con el uso de herramientas de las nuevas tecnologías es posible restablecer los bajos niveles de confianza entre las empresas y las comunidades en América Latina, que se han minado, entre otros motivos, por la desinformación, conductas de corrupción y acuerdos contra la libre competencia.

Así lo considera el ministro de Desarrollo Social de Chile, Alfredo Moreno Charme, quien, antes de ingresar al actual gobierno de Sebastián Piñera, lideró la iniciativa 3xi, para recomponer esa confianza y adelantar iniciativas de alcance social.

El funcionario visitó este lunes el país y se reunió con representantes del Gobierno, organismos multilaterales y el sector privado, pues considera que la iniciativa se puede replicar en la región.

Sobre este y otros temas relacionados con la igualdad social, el funcionario dialogó con EL TIEMPO.

¿A qué se debe su visita a Colombia?

Era para una conversación con empresarios y dirigentes colombianos que quieren conocer la experiencia chilena en cuanto al papel de los gremios, a la que asistieron directores de medios y representantes de la academia. En Chile opera hace años la Confederación de Producción y Comercio (CPC), que ha servido de canal con el Gobierno.

Sin embargo, ¿desde antes de su nombramiento como ministro del gobierno Piñera adelantaron un plan para mejorar la confianza de la sociedad en los empresarios?

De acuerdo, porque las relaciones con las comunidades son más horizontales, y quieren más empoderamiento. Eso ha ocurrido con todas las instituciones, la Iglesia y los medios de comunicación, por ejemplo. La gente quiere una relación más directa con las empresas. A eso súmele casos de corrupción y de colusión (acuerdos de precios y restricciones de la competencia), que se han presentado entre empresas de la región.

¿Las redes sociales han influido en estos cambios de percepción?

Sí, pero lo que pasa es que asistimos a una sociedad distinta, más polarizada y segmentada. La propia sociedad ha creado un entorno alrededor de las instituciones, con un apoyo que no es tan favorable como en otras épocas.

La propia sociedad ha creado un entorno alrededor de las instituciones, con un apoyo que no es tan favorable

¿Por qué Chile, que fue el primer país de Latinoamérica en abrir su economía al mundo, tiene alta desconfianza en sus empresarios?

Es un caso curioso, porque en el Latinobarómetro es el país donde la confianza es la más baja, con 32 por ciento. Incluso, en otros países con alta tradición empresarial se está por debajo del promedio de Latinoamérica, que es del 40 por ciento. Colombia tiene 38 por ciento; México, 36 por ciento, y Perú, 34 por ciento. Es decir que los cuatro países de la Alianza del Pacífico, que son los de economías más abiertas de la región, tienen una baja imagen de sus empresarios.

Por ello nos pareció en Chile que había que adecuarse a la nueva realidad. Y tomamos dos vías. La primera fue intentar y explicarle a la gente cuál es el papel de las empresas, y su importancia en la economía. Nos tocó empezar a recordar que somos hacedores, desde las pequeñas hasta las firmas más grandes. El objetivo es solucionar y facilitar la vida a las personas. El otro camino fueron los emprendedores y estudiantes que aspiran a ser empresarios.

¿Cuándo comenzó el plan?

A principios del 2017, y buscamos interacción con las autoridades, universidades y consumidores, entre otros. En Chile, en general, no había buena relación.
Igualmente, juntamos los emprendedores sociales como fundaciones, que, a pesar de que algunas son financiadas por compañías, tampoco tienen una conversación fluida con las organizaciones empresariales.

¿La academia qué papel jugó dentro de este plan?

Muy importante, porque siempre se ha hablado de separación o divorcio entre la academia y el sector empresarial, en aspectos como ciencia, innovación u otros campos. Los beneficios no llegan muchas veces a la comunidad, o es una relación lejana. En los centros educativos hay talento muy valioso, que aporta a la comunidad. Allí también se forman los ejecutivos que van a trabajar en las empresas, por lo que la relación tiene que ser más cercana.

Entonces juntamos la gente e hicimos encuentros con representantes de diversos sectores, como empresarios, fundaciones y emprendimientos. Las reuniones eran para conocer sus intereses y talentos, y así nació el movimiento 3xi.

Creamos una plataforma en internet, y en cada reunión asistían líderes. Primero empezamos por conocer sus historias y aspiraciones. Sin embargo, vimos que teníamos objetivos en común. Notamos también que poblaciones como los niños, los adultos mayores y otros sectores tenían cada vez más problemáticas, pero se podían combatir colaborando. Interactuamos para mejorar parques y ayudamos a los niños en los centros de protección.

¿No es 3xi lo mismo que el término ‘responsabilidad social empresarial’ (RSE)?

Lo es, pero con la diferencia de que no es unidireccional sino colaborativa. En los problemas más graves buscamos aunar esfuerzos y solucionarlos.

Piñera planteó en total 5 grandes acuerdos nacionales, no solo a cargo de esta cartera

¿Pero en Chile se venía haciendo responsabilidad social empresarial?

Sí, pero de manera aislada. Ello porque se consideraba que era más fácil que la comunidad conociera el rol de los empresarios por aparte. Cada empresa tiene su fundación que ayuda a las comunidades vulnerables o a los emprendedores, entre otros, y ello facilitó las soluciones.

Al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) le pareció interesante, y considera que en otros países se puede replicar. Sin embargo, percibí en este viaje que existe ánimo de los empresarios colombianos para avanzar en un camino similar; claro, con las particularidades de la nación. Ya existe una relación más positiva con las demás instancias de la sociedad en Chile, y la relación es más fluida.

¿Por eso, usted llega como ministro?

No. Es parte de una política del presidente de privilegiar la infancia, porque considera que si se combate la desigualdad desde la etapa temprana, las oportunidades son mayores. Sin embargo, el Gobierno considera que solo es posible mediante acuerdos nacionales. ‘Los niños primero’ es el principal lema ahora, porque en el pasado no lo era. La seguridad ciudadana, la forma de enfrentar la delincuencia; también se enfrenta con acuerdos.

El presidente Piñera planteó en total 5 grandes acuerdos nacionales, no solo a cargo de esta cartera. Son trabajos por encima del juego político. Chile lleva 12 años de reducción de la tasa de desigualdad (Gini de 0,48), que sigue siendo alto, pero es de los más bajos de América Latina. Sin duda, los subsidios a la extrema pobreza y la cobertura en educación juegan un papel importante para quebrar esa desigualdad.
El acceso a internet, los servicios y la educación son claves para romper la falta de oportunidades desde la infancia.

No se deben reducir los subsidios

Un estudio de expertos de la Cepal dice que la lucha contra la desigualdad en América Latina se puede frenar por el menor crecimiento de la región. El ministro de Desarrollo Social de Chile, Alfredo Moreno, considera que es una duda razonable. “Sin embargo, el sello de la política económica del presidente Piñera es netamente social, y los subsidios no se reducirán”, dice. También señala que existe un programa para reducir 500 millones de dólares de gasto estatal y otro para bajarlo en un monto adicional, y así solucionar el déficit. Sin embargo, los subsidios se elevarán.

ROLANDO LOZANO GARZÓN-
REDACCIÓN EL TIEMPO
Twitter: @rolandolozano3
rolloz@eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA