Sectores

Exportaciones no mineras, en la senda del crecimiento

Entre enero y julio, ventas al exterior fueron por US$ 8.556 millones, según el Dane.

Minas

En el tercer trimestre de este año la producción de carbón registrada en el departamento de Boyacá fue de 597.846 toneladas, según la ANM.

Foto:

Archivo Boyacá Sie7e Días

19 de septiembre 2017 , 06:56 p.m.

Las exportaciones colombianas históricamente han sido muy fuertes en el sector minero-energético, pero con la crisis generada por la caída de los precios del petróleo se empezó a plantear la necesidad de reducir la dependencia de los commodities (como petróleo y carbón, para el caso) y diversificar más la canasta exportadora, particularmente apostarle a los llamados productos no tradicionales.

Ese fue, precisamente, uno de los objetivos de Procolombia (que antes se llamaba Proexport), que además tiene a cargo la promoción del turismo internacional y la inversión extranjera en Colombia.

La necesidad de encontrar alternativas al petróleo hizo que el Gobierno Nacional priorizara seis cadenas productivas, por su potencial exportador: industrias 4.0, metalmecánica, agroalimentos, sistema moda, químicos y turismo.

Los frutos de la nueva estrategia se empezaron a ver poco después, con el crecimiento de las exportaciones no mineras, que en el 2016 llegaron a 186 destinos. De hecho, según el Dane, de enero a julio pasados se despacharon al exterior productos no mineros por cerca de 8.556 millones de dólares, casi 800 millones más que en el mismo periodo del 2016, con 7.825 millones de dólares.

En el caso de la cadena de agroalimentos, en la que hay un amplio potencial exportador, las ventas en el primer semestre del año pasado ascendieron a 3.876 millones de dólares, mientras que para el mismo periodo de este año la cifra subió a 4.367 millones. Y en metalmecánica y otras industrias pasaron de 1.635 millones de dólares a 1.829 millones.

“Tenemos una oferta exportable amplia, pero todavía dependiente de commodities. Para reducir la vulnerabilidad al vaivén de los precios internacionales, la apuesta debe ser por productos con valor agregado, con un grado de sofisticación mayor, y que apunten a la diferenciación”, dijo Felipe Jaramillo, presidente de Procolombia.

Para Saúl Pineda Hoyos, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec), de la Universidad del Rosario, pese a que todavía “no estamos muy orientados a las exportaciones”, el país cada vez más se encamina a diversificar sus productos y sus mercados.

Según el experto, mientras que en Estados Unidos, nuestro principal destino de exportación, el 60 por ciento de los productos que llevamos son mineros, en la Unión Europea la cifra es del 50 por ciento y en la Alianza del Pacífico, del 30 por ciento.

"Este mercado está creciendo al 4 por ciento anual, un punto más que el crecimiento con Estados Unidos, que es del 3 por ciento. La mayoría son productos de la industria y del agro, lo que genera más empleo y empleo de calidad”, señala Pineda.

Rosmery Quintero, presidenta de la Asociación Colombiana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), encuentra una gran oportunidad de exportación desde el sector agroindustrial. “Esto si tenemos en cuenta nuestra gran producción agropecuaria y el gran potencial de las pymes para transformar y generar valor agregado en los productos”.

Sin embargo, Quintero advierte limitantes como el de los obstáculos en la infraestructura y los costos logísticos, que, según ella, representan el 14,9 por ciento de las ventas, siendo los más altos de América Latina.

La dirigente señala además la posibilidad que representan las pymes en la tarea de diversificar la canasta exportadora. “Se estima que más del 90 por ciento de las exportaciones son generadas por grandes empresas, a pesar de que las pymes representan más del 95 por ciento del ecosistema empresarial. De hecho, de las afiliadas a Acopi solo el 17 por ciento logró exportar en el segundo trimestre del 2017”, puntualizó.

Javier Díaz, presidente de la Asociación de Comercio Exterior (Analdex), asegura que en el caso de las exportaciones no mineras el éxito radica en producir lo que requieren los mercados de destino y con los estándares de calidad solicitados. “Con lo cual todas las cadenas productivas deben trabajar con sus proveedores en el cumplimiento de lo que pide el cliente en el extranjero”, agregó.

MÓNICA VARGAS
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA