Sectores

El túnel de La Línea no estaría listo en un año, advierte gremio

Cámara Colombiana de la Infraestructura dice que plazo es insuficiente. Costo va en $ 1,24 billones.

Túnel de la Línea

Al proyecto le queda faltando el 12 por ciento, que corresponde a una parte del revestimiento del túnel principal y su pavimentación.

Foto:

Vicepresidencia

04 de julio 2017 , 09:31 p.m.

Tras haber flexibilizado los requisitos para encontrar un contratista que se le midiera a terminar el 12 por ciento pendiente del túnel de La Línea, el Instituto Nacional de Vías (Invías) adjudicó este martes estas obras al Consorcio La Línea, conformado por las firmas Conconcreto y CSS S. A. (Carlos Solarte), el cual presentó una propuesta de 224.407 millones de pesos, frente a un presupuesto oficial de 224.742 millones de pesos.

Según los términos de la licitación, una vez se protocolice el contrato, el adjudicatario tendrá un tiempo de 12 meses para terminar una obra que fue adjudicada inicialmente, en diciembre del 2008, a la Unión Temporal Segundo Centenario, liderada por el contratista Carlos Collins y a la cual le fue caducado el contrato por profundas diferencias, de varios años, con el Invías.

Sin embargo, ahora volvió a surgir la preocupación en el sector de la ingeniería sobre la suficiencia del tiempo fijado en la licitación para terminar las actividades de una obra que ha resultado muy compleja y enredada desde sus comienzos.

EL TIEMPO conoció un documento remitido por la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) al Invías, en el que se hicieron comentarios al pliego definitivo del proceso adjudicado ayer, según el cual los 12 meses dados en el contrato pueden resultar insuficientes “para ejecutar a cabalidad las obras”.

Ello puede ir en contravía de la ejecución de la obra en las condiciones técnicas requeridas en los apéndices técnicos y demás normas aplicables, como lo estipula el contrato”, señala un aparte de una comunicación remitida por la CCI al Invías desde comienzos de mayo, pese a lo cual el tiempo establecido no se modificó.

Y agrega que los tiempos previstos podrían afectar la presentación de “propuestas de corte más realista”, teniendo en cuenta que la obra anterior tomó cerca de 8 años en ejecutarse.

Como se recuerda, en este nuevo contrato hubo una licitación desierta y en el segundo intento solo se presentó como oferente el Consorcio La Línea.

¿Estado de las obras?

Y advierte, asimismo, que la situación se torna más preocupante cuando hay temas por definir y sobre los cuales no hay certeza del estado actual de las obras.
Fuentes del sector indicaron al respecto que si bien ese 12 por ciento puede verse como la recta final del proyecto, es una fase que está llena de detalles complejos de finalizar.

De hecho, en el documento de la CCI le pidió al Invías aportar un documento técnico sobre el estado actual de las obras ejecutadas por el anterior contratista y un inventario con sus descripciones técnicas, ya que ello permite tener claridad sobre el alcance de las obligaciones frente al anterior contrato.

Incluso, en el acta de las observaciones del proceso quedó consignado que el Invías debió ajustar el tiempo de entrega de los 3 kilómetros revestidos por cada portal de entrada del túnel.

Inicialmente, la entidad había fijado la entrega de esta fase para el 31 de enero del 2018, pero Conconcreto manifestó que este plazo no era posible cumplirlo.
Lo anterior porque el nuevo contratista, cualquiera que fuera, debería comprar juegos de formaleta nuevos, que no se fabrican en Colombia y deben ser importados, por lo cual esta firma pidió que se modificara el plazo para el 28 de febrero del 2018.

Pero en la adenda 1, el Invías señaló que los 3 kilómetros del túnel principal por cada uno de los portales de acceso y los túneles cortos que se encuentren excavados del proyecto deberán entregarse debidamente terminados al 15 de febrero del 2018, con el fin de priorizar las necesidades del contrato de equipos electromecánicos.

Como se recuerda, además de terminar las obras físicas, el proyecto requiere la instalación de los equipos de ventilación y demás infraestructura para la operación óptima del túnel.

Hoy, las cuentas de todo el proceso de construcción muestran que, entre obras, conciliaciones, indemnizaciones y el nuevo contrato, el proyecto total terminará costando alrededor de 1,24 billones de pesos, un poco más del doble del valor inicial.

Más de ocho años después, el costo de la obra ya se duplicó

Con la adjudicación del contrato para la terminación de la construcción del túnel de La Línea, sigue creciendo el costo de la obra, cuyo valor ya dobla el precio del contrato inicialmente firmado con el contratista Carlos Collins.

Inicialmente, según indicó el Invías a finales del año pasado, el contrato fue presupuestado por 703.000 millones de pesos, y Collins presentó una oferta por 629.053 millones, un 11,7 por ciento menos.

Luego, el Invías, como parte del acuerdo conciliatorio que hizo con Collins, le quitó el costo de la etapa de operación (era de 24 meses) por 16.921 millones, y el contrato quedó costando 612.132 millones de pesos.

Pero a diciembre del año pasado, cuando se caducó el contrato, a Collins ya se le han girado 974.300 millones, por valores conciliados en el tribunal de arbitramento, producto de mayores longitudes de puentes y túneles por ola invernal del 2010 y 2011, el mayor riesgo geológico y otros reconocimientos.

A este valor se le deben sumar ahora los 224.407 millones de pesos para terminar las obras que no hizo el anterior contratista, el cual sí recibirá 47.000 millones de pesos más.

Esto ocurre luego de que un tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá condenó, en mayo pasado, al Invías a pagarle esta suma por las obras de revestimiento del 70 por ciento del túnel de La Línea, dinero que la entidad se negó a girar a la Unión Temporal Segundo Centenario, declarando además el incumplimiento del contrato.

En su momento, el laudo arbitral indicó que se pudo comprobar que, de forma arbitraria y unilateral, el Invías pidió hacer el trabajo con una técnica diferente a la ofrecida en el momento de la licitación.

Es decir, sumando todos estos valores, el costo de las obras del túnel de La Línea ya alcanzará los 1,24 billones de pesos, cifra que es un poco más del doble del precio ajustado del contrato inicial.

Según la oferta presentada por el Consorcio La Línea, que lidera Conconcreto, de los 224.407 millones de pesos para culminar la construcción del túnel, las obras subterráneas tendrán un costo de 101.594 millones de pesos, mientras que el segundo rubro en monto serán las estructuras y drenajes, cuyo presupuesto es de 75.397 millones de pesos.

Ómar G. Ahumada Rojas
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA