Sectores

Perimetral de Oriente ya avanza por detrás de cerros de Bogotá

Conexión entre Meta y Boyacá, sin pasar por la capital, será uno de sus beneficios.

Vía Perimetral de Oriente

Esta es la nueva vía que se construye, detrás de los cerros, sobre un camino veredal que conecta La Calera con Choachí.

Foto:

Lucevín Gómez / EL TIEMPO

08 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Por la espalda de los cerros orientales de Bogotá y La Calera cruza una trocha que lleva a Choachí, en el otro extremo de la geografía de Cundinamarca, que muy poca gente conoce. Son tan pocos los carros que la transitan que hasta los perros se acostumbraron a salirse de las fincas y casas en el día para dormir la pereza sobre el polvo del camino.

En este sendero veredal de aproximadamente 31 km de longitud, con curvas cerradas, zanjas, pendientes, profundidades entre montañas y lodazal crecido por las lluvias de los últimos días, la concesión Perimetral Oriental de Bogotá (POB) inició la construcción de prácticamente una vía nueva, que será el eje principal de la Perimetral de Oriente de Cundinamarca.

Porque este trazado entre La Calera y Choachí (con empate en el municipio de Cáqueza), que hoy registra gran movimiento de tierras, con operarios en máquinas que excavan hasta 30 metros de profundidad y volquetas que cargan y dejan materiales, se convertirá a finales del 2019 o comienzos del 2020 en la autopista alterna al Llano: será por donde se moverá el transporte de carga en menos tiempo, entre el Meta y Boyacá, sin tener que pasar por Bogotá.

Será el nuevo corredor que podrán usar quienes quieran viajar también de Villavicencio al norte del Distrito, sin pasar por el centro de la ciudad. Se calcula que con la nueva vía el viaje se reducirá de 3,5 horas a 2.

Alrededor de 1.160 personas trabajan actualmente para la Perimetral de Oriente de Cundinamarca, un proyecto de la primera ola de las vías de cuarta generación (4G) concesionado por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que cuesta 1,6 billones de pesos, cubre 153 km de Cáqueza a Sesquilé y pasa por los municipios de Ubaque, Choachí, La Calera, Guasca, Guatavita y Sopó.

El concesionario (cuyos accionistas son Shikun & Binui e Infrared) tiene abiertos frentes de trabajo en todos los cinco tramos (unidades funcionales) en que dividió el proyecto. Incluso, el primer trayecto de 38,26 km entre Salitre (Guasca) y Sesquilé y la intersección que lleva hacia Guatavita-Sesquilé está ejecutado el 93,72 por ciento, según el cronograma de obras de la ANI.

Ahí se culminó la rehabilitación de la carretera, se mejoró el trazado y se construyó la glorieta Cuatro Esquinas. Estas obras serán entregadas a la ANI este septiembre.

Pero desde ya los conductores que transitan por este corredor pueden rodar por la carretera mejorada, donde se puso señalización vertical y la horizontal, sobre el pavimento renovado.

Carretera a Choachí

Otro tramo de obra se encuentra en la vía de Choachí a Bogotá, temida antes por los conductores debido a la inseguridad que presentaba.

Con la concesión hay más seguridad en la vía y varios trayectos presentan avances en la reconstrucción y repavimentación. Unos tramos ya tienen la primera capa de asfalto, en otros cuenta con la segunda. Hay pasos donde están haciéndose drenajes y otros arreglos.

En la actualidad, esta carretera tiene restricciones para el tránsito de vehículos de seis horas (entre las 8:30 a. m. y las 11:30 a. m., y de las 2 a las 5 p. m.) de común acuerdo con las autoridades. Esto con el fin de que el concesionario pueda avanzar más rápido con los trabajos.

Se espera que las ampliaciones y rehabilitaciones del corredor que se vienen haciendo queden listas antes de finalizar el presente año.

En otro punto del proyecto, entre Sopó y La Calera, se está igualmente mejorando el trazado.

Mientras en estos sectores se trabaja con alto tráfico, en la trocha de La Calera y Choachí los operarios que dan la vía no tienen mucho que hacer, como Sonia Rincón, quien vive en Fómeque y se identifica como ‘vialista’ (da el paso en la vía). “Por aquí no pasan ahora más de 20 carros diarios. Esto cambiará cuando se haga la autopista, porque será otra cosa, ya que pasarán las tractomulas. Entraremos a otro mundo”.

Para la gerente general de la concesionaria POB, Leonor Lozano, “más que las obras, lo importante del proyecto es que generará desarrollo socioeconómico y mejorará la calidad de vida de la población del área de influencia. Estamos teniendo muy en cuenta también el aspecto ambiental, de acuerdo con estándares internacionales”.

Como la concesión estará en el área por 25 años, Lozano agregó que se estructuran para las comunidades negocios y proyectos que impulsarán el desarrollo turístico, las aguas termales y la gastronomía que caracterizan a los municipios por donde pasa la Perimetral.

EL TIEMPO
* Concepto y redacción editorial Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el patrocinio del sector de Infraestructura del Transporte.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA