Sectores

Construcción transita en semáforo verde, pero con trancones / Opinión

Se sigue construyendo, sí, pero a un menor ritmo por razones que el sector había previsto.

Vivienda

Hay obras en marcha, producto de las licencias aprobadas en años anteriores, pero la dinámica ha disminuido.

Foto:

Rodolfo González

27 de abril 2018 , 08:01 p.m.

En días pasados, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, visitó EL TIEMPO para atender la convocatoria a un conversatorio sobre el sector edificador, del cual dijo, en términos generales, que “transita en una vía con semáforo verde...”.

La directiva dijo que el 2017 no fue el mejor y que el ‘viaje’ emprendido este año va bien por dos aspectos: la confianza del comprador, que ha mejorado, y el impulso a la inversión en vivienda con el programa Mi Casa Ya, que tiene el beneficio del subsidio a la tasa.

Sin embargo, a pesar de que el semáforo está en verde los constructores y compradores se han encontrado con algunos ‘trancones’, entre ellos, la expectativa política que ha aplazado decisiones empresariales, aunque vale aclarar que no las ha frenado.

En cuanto a la demanda, Forero reconoció que “la generación de nuevos puestos de trabajo formales ha caído y esto impacta”. Aun así, el recorrido esquivando ‘huecos’ y otros baches en la vía, le permite presagiar que el PIB de edificaciones será de 4,6 por ciento en el 2018. Algo positivo frente al -10,4 por ciento del año pasado.

La expectativa política ha aplazado decisiones empresariales, aunque vale aclarar que no las ha frenado

Incluso, en ventas se espera que el estrato medio ayude a compensar el menor volumen comercializado en el 2017 y que la vivienda social continúe como el motor para transitar en esa ‘ola verde’, que este año espera dejar en manos de los colombianos cerca de 180.000 inmuebles, lo que permitiría crecer 4 por ciento frente al año pasado y mover 35,4 billones de pesos.

Sin embargo, para llegar a este destino hay riesgos que, si no se enfrentan con responsabilidad, podrían llevar a que el semáforo pase a rojo. Entre ellos están la baja calidad en la planificación urbana de largo plazo, que incluye los planes de ordenamiento territorial; los retrasos en la entrega de permisos para la construcción y la incertidumbre en cuanto a legislación, tributación y continuidad de las políticas, a los que se suman problemas con los prestadores de servicios públicos”.

Por eso, aunque hoy se transita en verde, el riesgo de quedar en el trancón sigue latente.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Coordinador editorial Vivienda
En Twitter: @GabrielFlorezG

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA