Sectores
ANÁLISIS UNISABANA
Análisis UniSabana

Ocho competencias laborales que practican las mamás en casa

Servicio al cliente, liderazgo y trabajo en equipo, competencias realizadas por mujeres en el hogar.

Competencias que realizan las mujeres en el hogar

Las madres terminan aprendiendo a escuchar y a tener empatía, gracias a su capacidad de comunicación.

Foto:

123RF

14 de mayo 2017 , 01:18 a.m.

Qué mejor fecha que la celebración del Día de la Madre para preguntarnos ¿cuáles son las competencias laborales que practican las mamás en casa?

Además, qué mejor oportunidad para analizar las difíciles condiciones laborales que actualmente enfrentan las mujeres y la desventaja que tienen al compararse con los hombres.

Se calcula, según datos del DANE, que en el país actualmente hay 22 millones de mujeres, de las cuales el 56% son mamás cabezas de familia y menos de la mitad, el 41,9%, tiene alguna ocupación laboral fuera del hogar.

En general, trabajan en servicios, comercio y en menor proporción en industria. Los datos del DANE también muestran que el 33,2% de los trabajadores en el sector de servicios sociales y personales son mujeres. El 31,4% en el de comercio, hoteles y turismo; y el 14,8% en la industria manufacturera.

De otra parte, estudios de la Organización Internacional del Trabajo –OIT, el Banco Mundial y la CEPAL, revelan que la jornada de trabajo de las mujeres en labores remuneradas y no remuneradas es mayor que la de los hombres; que la distribución de las tareas domésticas sigue siendo desigual debido a que el tiempo remunerado de ellas se ve recargado por atender el cuidado de los hijos pequeños, enfermos o adultos mayores, y éste es en promedio inferior al de los hombres que tiende a permanecer siempre estable.

Otros documentos como el de la OIT sobre tendencias labores en 2016, señalan que entre 1995 y 2015 la tasa mundial de participación laboral femenina cayó del 52,4% al 49,6%, mientras que la de los hombres disminuyó de 79,9% a 76,1%, respectivamente.

En conclusión, la participación general de las mujeres en el mercado laboral está 27 puntos por debajo que la de los varones.

Con relación a la tasa de desempleo, el índice mundial para los hombres se ubica en el 5,5% mientras que para las mujeres está en el 6,2%. Se estima, además, que unas 200 millones de mujeres mayores de 60 años viven sin percibir ingresos regulares provenientes de pensiones en contraste con 115 millones de hombres.

Según este panorama, está claro que las mujeres que son madres no están competiendo en igualdad de condiciones con los hombres en el mundo laboral, lo que no quiere decir que no puedan ser más eficientes o productivas, incluso así estén dedicadas, de manera parcial o permanente al hogar.

Estudios de N.Chinchilla analizan algunas habilidades que sin desarrolladas por las mamás en casa y que frente al mercado laboral son reconocidas como competencias de gran valor en cualquier profesional competente:

1. Piensan y actúan en función de las necesidades de su familia, lo que se traduce en una empresa como “orientación y servicio al cliente”.

2. Por su trabajo en el hogar son un referente a seguir por parte de los miembros de la familia, lo que viene a ser “liderazgo organizacional”.

3. Se ganan la confianza de los hijos y esposo gracias a su coherencia entre lo que dicen y piensan, validando su “integridad y lealtad”.

4. Para atender las necesidades de toda la familia, en especial la alta demanda que exigen los recién nacidos o niños pequeños en cuestión de tiempo, esfuerzo y dedicación, generan gran capacidad de “eficiencia laboral”.

5. Son capaces de organizar a los hijos y esposo, según las capacidades de cada uno, desarrollando así la competencia de “trabajo en equipo”.

6. Terminan aprendiendo a escuchar y a tener empatía, gracias a su capacidad de “comunicación”.

7. Potencian las necesidades de su familia y ven oportunidades en los demás que quizá nadie más ve, generando así “visión de negocio”.

8. Son expertas en autoconocimiento, autocritica y tienen voluntad de aprender, lo que las lleva a una “mejora personal” constante.

En conclusión la familia se ratifica como escuela de virtudes y habilidades que son necesarias para el óptimo desempeño de la persona a nivel laboral y social.

ANA MARGARITA ROMERO
Directora del Instituto de La Familia
Universidad de La Sabana

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA