Sector Financiero

Estados Unidos duplica el crecimiento en el segundo trimestre del año

La agenda del presidente Donald Trump para estimular la economía no termina de tomar forma.

Wall Street

Wall Street inició el año esperando que se adoptaría rápido un plan de estímulos fiscales y de inversiones en infraestructuras.

Foto:

AFP

31 de julio 2017 , 07:00 p.m.

La economía de Estados Unidos duplicó su ritmo de crecimiento en el segundo trimestre, hasta colocarlo en una tasa anualizada del 2,6 % frente al 1,2 % registrado a comienzo de año.

Es un rendimiento considerado sólido si se tiene en cuenta el bajo nivel de productividad, y está en línea con la expansión que anticipa la Reserva Federal (Fed) al definir su estrategia monetaria.

Se trata de la primera lectura del indicador, sujeta a dos revisiones. El abanico era muy amplio en cuanto a las proyecciones, que indicaban una banda entre el 2,2 y el 3,8 %.

El dato, por tanto, está en línea con la proyección media. El consumo privado, que representa dos tercios de la economía, creció un 2,8 %. También dieron impulso la inversión empresarial y el alza del 4,1 % en las exportaciones.

Del lado negativo, hicieron de lastre una contracción del 6,8 % en el sector de la vivienda, un incremento del 2,1 % en las importaciones y que los inventarios cayeran de nuevo, en el segundo descenso consecutivo.

El ritmo de expansión en el segundo trimestre se acerca al potencial que tenía la economía antes de la crisis y al 3 % prometido por el presidente Trump

El indicador, por tanto, no ayuda a entender si el repunte en el crecimiento se explica porque la economía gana vigor o por el efecto rebote que suele seguir a un invierno débil.

También se revisó el crecimiento del 2015, que ahora se eleva al 2,9 %, y el del 2016, que bajó a un tímido 1,5 %.

El ritmo de expansión en el segundo trimestre se acerca al potencial que tenía la economía antes de la crisis y al 3 % prometido por el presidente Trump. Pero, como indican los analistas, el clima actual sigue apuntando a un lento crecimiento, aunque quizás sea más estable.

Wall Street inició el año con la expectativa de que se adoptaría rápido un plan de estímulos fiscales y de inversiones en infraestructura que impulsaría el crecimiento, aprovechando que los republicanos controlan la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso. Pero, luego de seis meses de mandato, ni siquiera hay una propuesta detallada, y el choque político anticipa que todo irá mucho más lento.

El dato del PIB se conoce la misma semana en que el Fondo Monetario Internacional proyectó un crecimiento del 2,1 % de la economía de EE. UU. para este año. También el miércoles, la Fed decidió mantener intactos los tipos de interés, aunque indicó que empezará “relativamente pronto” a reducir los activos, quizás en septiembre. El alza de tipos se aplazaría a diciembre.

La agenda de Trump para estimular la economía no termina de tomar forma y el caos político en Washington pondrá muy difícil que salgan adelante sus planes.

La inflación, entre tanto, se muestra más débil de lo esperado. Estos dos factores, en principio, dan margen al banco central para ir con calma en el proceso de normalización. Los miembros de la Fed ven posibles tras subidas en 2018.

SANDRO POZZI
Ediciones EL PAÍS, SL 2017.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA