Sector Financiero

Hombre deberá pagar dinero al marido de su amante por perjuicios

Así lo decidió un juez de Carolina del Norte, donde sigue vigente la ley de alienación del afecto.

Keith y Danielle King

Keith y Danielle King se casaron en 2010 y tienen una hija de 5 años.

Foto:

Cortesía de Joanne Foil

05 de agosto 2018 , 11:40 a.m.

"¡Es mi mujer! ¡Es mi mujer!", exclama desesperado un hombre que intenta entrar en un apartamento en Carolina del Norte, Estados Unidos.

La escena de la que hablamos corresponde a un video que se ha difundido en EE.UU. tras conocerse la noticia de que su protagonista, Keith King, recibirá una indemnización de casi US$9 millones de parte del amante de su esposa por daños y perjuicios.

El fallo del juez Orlando Hudson ha sorprendido a muchos, pero tiene su base en la anticuada Ley de alienación del afecto que sigue vigente en Carolina del Norte y otros cinco estados del país.

Pese a la cuantiosa compensación, King no está feliz.

Dice que esto es "una victoria vacía" porque lo que quiere es recuperar su vida pasada junto a Danielle, con la que tiene una niña de 5 años.

Un romance que salió caro

Keith King, de 48 años, tiene una empresa de espectáculos de bicicletas BMX en la que también trabajaba su ahora exmujer.

En agosto de 2015, el matrimonio participó en un evento en Nueva York donde Danielle King conoció a Francisco Huizar. Poco después iniciaron una relación amorosa.

Hablaban a menudo, se veían cuando podían y, según los documentos del tribunal, Huizar llegó a alquilar una habitación cerca de la casa de la pareja en Durham, Carolina del Norte.

King declaró que supo del affaire prácticamente desde el principio, cuando se dio cuenta de que su mujer recibía numerosas llamadas de un mismo número de teléfono que él no conocía.

Desconfiado, King respondió una de esas llamadas y le dijo a Huizar que Danielle estaba casada y que no se volviera a poner en contacto con ella jamás.

Pero el romance continuó y se prolongó durante 18 meses, hasta enero de 2017.

Confrontación del esposo

Danielle King terminó por irse de casa y alquiló un apartamento cuyo contrato puso también a nombre de Huizar.

La mujer llamó un día a su exesposo para pedirle ayuda con unos problemas domésticos y el hombre entró en cólera al darse cuenta de que Huizar vivía con ella.

Las imágenes de video muestran a King gritando y preguntándole si va a elegir a su amante por encima de él, mientras Huizar intenta contenerle sujetándole por el cuello.

De fondo se oye la voz de la mujer lamentándose y diciendo que no quiere que las cosas sean así.

La confrontación terminó por resultarle beneficiosa a King.

Su defensa alegó que la llamada de Danielle fue parte de un montaje para poder acusar a su exmarido de malos tratos.

Los abogados de Huizar argumentaron que el hombre solo intentaba "proteger a su aterrorizada novia de su marido" pero, al seguir casado con ella, King tenía la ventaja legal.

Elevada indemnización

El pasado 26 de julio, el juez del Tribunal Superior Orlando Hudson le concedió a King US$2 millones como compensación y US$6,8 millones por daños y perjuicios.

En su resolución, el juez halló a Huizar culpable de "conversación criminal [una forma anticuada de referirse al adulterio], alienación del afecto, infligir angustia emocional intencionadamente, infligir angustia emocional de forma negligente, asalto y agresión".

Al concluir el juicio, Hudson calificó el proceso como "un caso de libro sobre cómo no terminar un matrimonio en Carolina del Norte".

Alienación del afecto

La ley que sirvió de base para que la demanda de King prosperara proviene del derecho común inglés de los siglos XVIII y XIX, cuando prácticamente se consideraba a la esposa "un bien inmueble del marido".

En Estados Unidos tuvo relevancia entre la segunda mitad del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX, pero en la actualidad solo sigue vigente en seis estados: Hawái, Mississippi, Carolina del Norte, Nuevo México, Dakota del Sur y Utah.

Para que la Ley de alienación se pueda aplicar tiene que haber pruebas de que antes del romance extramarital había amor en el matrimonio y pruebas de que el amor y cariño en la pareja fueron destruidos por las acciones negligentes o maliciosas del demandado.

En el caso de los King, se utilizaron mensajes de texto, publicaciones de Facebook y recibos de hotel para "probar" las acciones punibles de Huizar.

Su abogada, Cheri Patrick, defendió que Huizar no era responsable de un matrimonio que se estaba derrumbando antes de que su cliente conociera a Danielle King.

Según Patrick, King es un hombre controlador y manipulador que "revisaba los contenidos del teléfono de su esposa, rastreaba sus movimientos, la forzaba a vestir bikinis y tacones altos y no le permitía teñirse el pelo de otro color que no fuera rubio".

Danielle solo intervino para decir que fue ella la que persiguió a Huizar y que su matrimonio era infeliz desde el comienzo.

La defensa de Huizar está pensando apelar la sentencia.

Por su parte, en declaraciones a Inside Edition, King dijo: "No hay cantidad de dinero suficiente para pagar lo que vale mi familia".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Créditos: BBC Mundo

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA