Finanzas Personales

Tres puntos que muestran que sus finanzas andan mal

¿No sabe en qué se le va su sueldo ni por qué se le acumulan las deudas? Identifique estas señales.

Deudas

El principio de unas finanzas sanas es tener muy claro cuánto dinero le entra y cuánto valen sus gastos fijos mensuales.

Foto:

123rf

29 de diciembre 2017 , 06:11 p.m.
No le rinde el sueldo

Sus finanzas están graves si no sabe en qué se gastó su sueldo y todavía no ha pagado los servicios, el arriendo y el estudio de sus hijos. Esto evidencia que no tiene claro cuál es su presupuesto: cuánto dinero le entra en realidad (que no es lo mismo que su sueldo, pues este tiene descuentos) y cuánto suman sus gastos fijos mensuales.

Los imprevistos también son situaciones que suelen reducir el presupuesto mensual. Según recomienda Clara Inés Guzmán, líder del Programa de Bienestar Financiero de la consultora Old Mutual, “una avería en el carro que hay que reparar, una tubería en la casa que se dañó, medicamentos de emergencia que hay que comprar o cualquier inversión de emergencia deberían contar con un ahorro particular para que su presupuesto se descuadre lo menos posible”.

Cómo resolverlo:
durante una semana anote cada objeto o servicio que compre, desde un dulce hasta la compra de un electrodoméstico o un curso educativo. Así podrá hacer un recuento de en qué se le va el dinero exactamente y podrá evaluar dónde puede hacer recortes, dónde tomar medidas o identificar si necesita mayor ingreso para mantener el nivel de vida.

Para tener un ahorro que lo ayude a reaccionar a imprevistos, evalúe qué tanto puede destinar a esto de acuerdo con su presupuesto. Aunque lo ideal es destinar un 10 por ciento del ahorro mensual a estas posibles ocasiones, muchas personas no pueden hacerlo.

Maneja varias tarjetas de crédito

Cuando utiliza varias tarjetas de crédito a la vez es fácil perder la noción del acumulado de sus deudas diferidas. Más aún si los calendarios de pagos son diferentes y no tiene claro cuándo tiene que pagar la cuota de una y de otra, lo cual puede generar otra fuga de escape en su presupuesto mensual, e incluso anual.

Pero eso no es todo: si los pagos los difiere a varios meses, los intereses aumentan, por lo que estaría generando más huecos financieros en su presupuesto.

Revise, por otra parte, qué tanto crédito por concepto de consumo está invirtiendo de su presupuesto mensual. En otras palabras, si usted está gastando el 30 por ciento de sus ingresos en gastos como ropa, gustos pasajeros o lujos que olvida con facilidad, vale la pena que revise sus finanzas.

“Este tipo de gastos, a diferencia de inversión en educación o un hogar, no generan patrimonio, por lo que pueden ser, a la larga, una gran pérdida de dinero”, explica Clara Inés Guzmán, líder del Programa de Bienestar Financiero de la consultora Old Mutual.

Cómo resolverlo:
evite pagar gastos fijos como mercado y servicios con la tarjeta de crédito. Para este tipo de gastos debe tener un presupuesto plano que cubra con su salario y otros ingresos fijos que tenga.

Trate de reunificar sus deudas en una sola tarjeta y renegocie con el banco. Considere qué banco le da las mejores condiciones (tasa de interés, por ejemplo) para refinanciar sus deudas con tarjetas de crédito.

Otros gastos fijos, pero que son anuales

Los impuestos, seguros y revisión obligatoria del carro; el impuesto predial de su vivienda; las cesantías, primas y vacaciones de la empleada del servicio, e incluso sus propias vacaciones son un gasto fijo anual que debe poner en la lista de su presupuesto, porque cuando llegan descuadran el bolsillo de cualquiera. Estos son pagos para los que debería ir ahorrando a lo largo del año porque, de lo contrario, es probable que cuando deba cumplir con estas obligaciones no tenga recursos para hacerlo y termine pagándolos con tarjeta de crédito, créditos bancarios u otros métodos que le generarán más deudas en el futuro próximo.

En este tipo de casos, la asesora financiera de Old Mutual, afirma que es importante que evite pedir prestado dinero a otras personas para llegar a cumplir con alguno de estos gastos que pueden ser prescindibles, como viajar durante su época vacacional. Sepa decir no cuando no puede pagar por una experiencia, objeto o servicio que después le generará más problemas para sus finanzas personales.

Cómo resolverlo: dentro del presupuesto que va a hacer para el año, sume cuánto vale todo esto; divida ese total en 12, por los meses de año, y trate de ahorrar esa cantidad cada mes, como parte de todos gastos fijos mensuales, aunque los pague solo una vez.
Asegúrese de guardar ese dinero en una cuenta que no use o en un fondo que le genere algún rendimiento y poco gasto. Y húyale a la tentación de retirarlo para pendejadas.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA