Finanzas Personales

Negocios de subsistencia ya superan el millón en el país

En los 9 primeros meses de 2017, por cada registro de persona natural que se canceló se crearon dos.

Los negocios de subsistencia

La tasa de supervivencia de los pequeños negocios, en un escenario de cinco años, es de 25,2 por ciento.

Foto:

Foto: Óscar Bernal

06 de diciembre 2017 , 11:57 a.m.

En el barrio La Grama de Villavicencio abrió sus puertas en 1993 La Tienda de Ross, propiedad de Rocío Barbosa, quien se cansó de ser asistente de un abogado que no pagaba a tiempo y de tener las manos sucias cuando laboraba en una ferretería.

Unos kilómetros más arriba de este, por la antigua vía de la capital del Meta a Bogotá, atiende Rosenda González, propietaria de otra tienda hace unos 40 años y quien orgullosa manifiesta que con las ganancias pudo colaborarle a su esposo en la educación de los hijos.

Global Entrepreneurship Monitor (GEM) revela que el rol de las mujeres en el emprendimiento es relevante porque su proporción en Colombia creció 10 puntos porcentuales en el 2016, al pasar del 15 al 25 por ciento, posicionando al país como el de mayor aumento en Latinoamérica y el Caribe en este frente. En la región, el número de mujeres que creó un negocio aumentó 1 por ciento.

A su vez, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) señala que las mujeres están al frente del 56 por ciento de las tiendas de barrio, es decir, los pequeños negocios que dominan el comercio en el país.

Apóstol Gaitán Torres, administrador y arrendatario de Bonamesa, en el barrio Luis María Fernández, en Bogotá, forma parte del ejército masculino de emprendedores colombianos. Él empezó a operar ese restaurante hace cinco meses y le llevó abrirlo ocho, pues antes estudió el mercado y la competencia de la zona. No obstante, no le es un negocio extraño, pues laboró dos años en restaurantes, otros 25 en una caja de compensación manejando alimentos y comidas, y además es graduado en cocina del Sena.

Junto con Rosenda González y Rocío Barbosa forma parte de los 1’003.160 personas naturales que, según la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), están activas para ejercer negocios.

Sectores más dinámicos

Solo en los nueve primeros meses se crearon 264.020 unidades productivas, de las que el 78,8 por ciento (208.056) corresponde a personas naturales. Y mientras la creación de compañías o personas jurídicas bajó 6,5 por ciento, el número de matrículas de personas naturales aumentó 12 por ciento.

Los sectores que impulsaron el crecimiento de registro de personas naturales en esos nueve primeros meses fueron alojamiento y servicios de comida; comercio y otros servicios, y actividades artísticas y de entretenimiento, que en conjunto aportaron el 90 por ciento del aumento observado en la generación de negocios.

En el primero, los registros aumentaron 29,2 por ciento, sobresaliendo los expendios de bebidas alcohólicas para el consumo dentro de establecimientos, las comidas preparadas a la mesa y las cafeterías.

En el sector de comercio, actividad en la que los registros de personas naturales subieron el 11,2 por ciento, sobresalieron las ventas de carnes, computadores y prendas de vestir. En total, el número de negocios creados en el comercio al por mayor y al por menor fue de 90.100 establecimientos.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero Nieto, explicó que muchas personas inician su primer negocio con una tienda, papelería, ferretería, taller o venta de autopartes, entre otros, y por ello el alto crecimiento de nuevos establecimientos en el sector de comercio al por menor y al por mayor.

Mueren también

Rocío Barbosa, la propietaria de La Tienda de Ross en Villavicencio, se siente un poco cansada a estas alturas del negocio porque considera que es algo “esclavizante”. Además, en su opinión, mientras un buen número de personas paga todos los impuestos, otras son informales y no contribuyen a que la ciudad prospere más, y para completar participan de una torta de mercado que cada día se reduce más.

Sin embargo, considera que se puede competir contra estos y los supermercados de descuentos fuertes. “Uno conoce a todo el mundo, además presta un servicio social. Guarda las llaves, cuida las casas y, para completar, fía”, dice.

Por su lado, Rosenda González, la propietaria de la otra tienda en Villavicencio, agrega que el oficio es muy desagradecido, ya que muchos clientes desaparecen y hacen conejo.

Apóstol Gaitán, por su lado, señala que en pocos meses abrirá un segundo restaurante cerca de Bonamesa, pero especializado en comidas a la parrilla.

El nacer y morir es una constante de los pequeños y grandes negocios en Colombia: Confecámaras revela que a septiembre pasado cancelaron la matrícula 129.050 personas naturales, 24,2 por ciento menos que un año atrás, cuando lo hicieron 170.323.

No obstante, la tasa de supervivencia en los cinco primeros años de los negocios creados bajo esa figura es solo del 25,2 por ciento, mientras que la de las sociedades jurídicas es del 42,9 por ciento.

Pero las cifras no son muy comparables, pues la creación de las primeras responde principalmente a formas de autoempleo, que por su misma naturaleza son muy volátiles. Incluso al primer año solo sobrevive el 40 por ciento de estas.

Sin embargo, según el gremio, la constitución de una empresa bajo la figura de persona natural tiene varios beneficios para el emprendedor por la sencillez y rapidez con las que se puede adelantar el proceso.

Por ejemplo, la documentación requerida para la inscripción es mínima, no se exige una inversión elevada y los aspectos referentes a la contabilidad son más simples.

Es lo que les permite a esos tres emprendedores abrir cada día sus establecimientos porque son de los que creen que es mejor ser sus propios jefes, una de las razones que impulsa la creación de estos negocios, según el informe de GEM.

Las salidas ante el fracaso de un negocio

Cuando un negocio no da los resultados esperados o no cumple con las expectativas de sus gestores, también hay varias salidas como solución al ‘impasse’.

El objeto social, por ejemplo, puede ser replanteado, el negocio liquidado o vendido con mayor facilidad que si se tratara de una sociedad jurídica. “Su creación corresponde a una decisión racional por parte de los empresarios, quienes actúan de manera conservadora e incurren en menores costos con el objetivo de minimizar las pérdidas en caso de no tener éxito”, dice Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA