Finanzas Personales

Tres billones de pesos, el gasto de las familias en sus mascotas

En promedio, cada hogar gasta $ 170.000 para la manutención de estos animales. El mercado crece.

Nombres de mascotas

En 4 de cada 10 familias hay al menos una, y, en promedio, el presupuesto que gastan al año es de 700.000 millones de pesos, solo para alimentarlos.

Foto:

123RF

12 de junio 2018 , 12:01 p.m.

El mercado de las mascotas en Colombia crece por encima de la inflación. En el 2017 se incrementó un 16 por ciento frente al año anterior, es decir, casi cuatro veces más que el índice de precios al consumidor (IPC) del año pasado, que fue de 4,09 por ciento.

Y no es para menos: en 4 de cada 10 familias hay al menos una, y, en promedio, el presupuesto que gastan al año es de 700.000 millones de pesos, solo para alimentarlos.

Después de la comida, que además se volvió objeto de investigación en el sector alimentario que anda en busca de garantizar la nutrición de las mascotas, la industria y el comercio han creado todo tipo de accesorios y servicios, por lo que se proyecta que el valor total que representará este negocio en el 2018 en Colombia será de 3,02 billones de pesos, de los cuales 2,99 billones serán del segmento comida y 24.900 millones se inscribirán en el gasto de otros productos para mascotas.

Así lo establecen los cálculos realizados por la firma Euromonitor, según los cuales este mercado ha crecido 103,6 por ciento en comparación con el 2013, y, según sus proyecciones, para los próximos cinco años tendrá un incremento del 79,5 por ciento.

Miguel de La Torre, director de Nuevos Negocios de la firma Kantar Worldpanel, explica que la producción alrededor de las mascotas está creciendo debido al incremento de hogares que las acogen. “Existen más de 3’500.000 hogares con mascotas, de los cuales 67 por ciento tienen perro, 18 por ciento prefirieron gato y 16, ambos”, dijo De La Torre.

El posicionamiento del negocio de productos para mascotas también lo confirma Rafael España, director económico de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), quien manifiesta que dicha expansión está ligada a la dinámica de la población.

Es un hecho el ascenso del mercado de las mascotas en aquellas sociedades en donde el crecimiento poblacional se ha vuelto lento y donde el número de hijos por mujer desciende. Colombia no es la excepción, lo que representa una gran oportunidad de negocios”.

De hecho, la importancia de la mascota en la casa se evidencia en que el gasto mensual por familia en el alimento de estos animales ya es representativo. Pesa el 3 por ciento del total de gasto de consumo masivo.

Para dar una idea de su dimensión: los 170.000 pesos mensuales que gasta cada familia en promedio en una mascota equivalen al 68 por ciento del ingreso individual establecido por el Dane (250.000 pesos) para ubicar a un colombiano por debajo de la línea de pobreza.

Hay que destacar que, aunque los colombianos tienen más perros que otro tipo de mascotas, el valor del mercado de alimentos para caninos tuvo una evolución del 12 por ciento, mientras que el de comida para gato creció más: 28 por ciento.

El momento del cambio

El hecho de que en el 2013 el gasto anual en mascotas haya sido de 1,48 billones de pesos y que este año se duplique, según las proyecciones, es un fenómeno socioeconómico sobre el que tienen el ojo puesto los estudiosos del mercado.

Según las estadísticas de Kantar Worldpanel, en términos de volumen representó una producción de 126’914.000 toneladas de productos. Esto porque el consumo medio por año es de 34 kilos (varía según el tipo de mascota).

A esto se agrega que, además del concentrado, en la categoría de alimentos están incluidos los ‘snacks’, ‘doypacks’ o enlatados, que son pedacitos de carne que complementan la nutrición, y aún tienen un mercado muy estrecho, de 1’045.200 pesos, pero sin duda es un nicho que va camino a la expansión.

De hecho, esa tendencia al alza ya se observa en los centros de distribución de estos productos, de los cuales cada vez hay más. Según el gremio de los comerciantes, en el país existen alrededor de 2.700 establecimientos de comercio al por menor que ofrecen estos productos, sin mencionar las grandes cadenas especializadas al por mayor, como Agrocampo, Ceba, Animal’s, La Res, Ammascotas.com, entre otras.

Según Fenalco, la mitad de los dueños de mascotas adquieren la alimentación en las grandes superficies, 23 por ciento acude a las tiendas, 13 por ciento prefiere ir a los almacenes especializados en mascotas y solo 2 por ciento aún les da comida casera.

Cada vez más servicios

El mercado se mueve según la demanda. En Colombia, la mascota es parte de la vida de todos, desde un niño hasta un anciano.

Por ello, para su atención ya hay todo un movimiento productivo en diferentes sectores, que incluye desde ropa, juguetes y múltiples accesorios hasta servicios especializados como peluquerías, guarderías, restaurantes, seguros, salud, descanso, diversión (‘spas’) y asistencias funerarias.

Por ejemplo, la compañía Los Olivos cuenta con un plan exequial que ofrece hasta servicio de incineración, si así lo elige el tenedor de la mascota.

La asistencia a estos nuevos miembros de las familias colombianas también la ofrecen algunos bancos a sus clientes con tarjetas débito o crédito.

Así, las personas que tengan productos de los bancos de Occidente, Caja Social o Bancolombia, por un costo de entre 20.000 a 30.000 pesos, pueden obtener para sus mascotas consulta veterinaria a domicilio, orientación médica telefónica, auxilio de medicamentos en caso de accidente, servicio de eutanasia por enfermedad o accidente grave y, en casos necesarios, ambulancia para recoger a la mascota donde esté.

Dichos servicios se ofrecen a través de convenios con Seguros Sura o Iké Asistencias.

La agencia de seguros Falabella, por su parte, ofrece varios tipos de seguros para mascotas que incluyen orientación médica y servicios veterinarios a domicilio. Además, cuenta con planes para cubrir vacunación, asistencia por pérdida de la mascota, baño, peluquería y medicamentos, entre otros.

¿Y el pedigrí?

Una idea de lo que cuesta un spa la da el servicio que presta Doggy House, ubicado en Cajicá. Allí se pagan entre 380.000 y 450.000 pesos mensuales a cambio del servicio puerta a puerta que le prestan a la mascota; este incluye actividad física con recreación en zonas verdes, donde podrá socializar con otras mascotas de la misma edad, tamaño y temperamento. Al final del día recibirá un baño con masaje, corte de uñas y limpieza de oídos.

Otro servicio que ha aportado al crecimiento del negocio alrededor de las mascotas es el que presta el Gimnasio Canino Campestre. Tiene un costo cercano a los 370.000 pesos mensuales, por los cuales le ofrecen de lunes a viernes trotadoras eléctricas para mascotas con sobrepeso, piscinas, ejercicios dirigidos y supervisados, colegio, guardería, ‘jacuzzi’, terapia de hidromasaje o aromaterapia.

En todo este crecimiento de demanda de servicios se basa Euromonitor para proyectar que, en el 2023, el gasto de las familias en mascotas podría llegar a ser de 5,43 billones de pesos.

Nuevo esquema de familias

El porcentaje de hogares unipersonales en Colombia pasó del 11 por ciento en el 2008 al 15,8 por ciento en el 2017, según la Encuesta de Calidad de Vida del Dane.

Esa dinámica tiene mucho que ver con la entrada masiva de mascotas a los hogares. Según Miguel de La Torre, de la firma Kantar, “aún no tenemos el porqué de la tenencia de mascotas en los hogares pequeños en particular”.

Lo que sí se ha establecido es que las familias conformadas por una o dos personas tienen una mayor tendencia a elegir un gato como mascota. En cambio, agrega el vocero de Kantar, “en los hogares con más de cinco integrantes se destaca su preferencia es por los caninos”.

Ya hay hasta promociones

El mercado alrededor de las mascotas se ha consolidado a tal punto que ya los negocios elaboran estrategias promocionales para crecer más. Algunos establecimientos ofrecen promociones el primer sábado de cada mes o también por compras en productos o cantidades específicas.

Agrocampo ofrece servicio de vacunación a menor costo que las veterinarias tradicionales en Bogotá, de lunes a viernes, en un consultorio dentro de sus instalaciones, y los sábados a las afueras del almacén donde cuenta con más espacio y más veterinarios. La única exigencia es que la mascota sea desparasitada 8 o 15 días antes de llevarla a vacunar. Así las cosas, ya en Colombia hay expertos en mercadeo dedicados exclusivamente a elaborar estrategias para impulsar el negocio alrededor de las mascotas.

LAURA NATHALIA BALLESTAS S.
Redacción Economía
En Twitter: @lauuurant

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA