Finanzas Personales

Celulares y mesadas, pesos pesados en la nueva canasta

.

Mauricio Perfetti del Corral, director del Dane

Mauricio Perfetti del Corral, director del Dane.

Foto:

Abel Cárdenas / Archivo EL TIEMPO

21 de mayo 2017 , 06:52 a.m.

El Dane está por completar la Encuesta de presupuestos y gastos de hogares. Ocho ciudades en conflicto y otras 6 nuevas, las novedades. Censo de población se hará en I semestre de 2018.

En lo que resta de este año y el primer semestre del 2018, Colombia se pondrá al día con dos de los insumos estadísticos más importantes para planear las tareas de un Estado.

La Encuesta Nacional de Presupuesto de los Hogares (ENPH), que concluye en julio y solo se hace cada década, y el censo de población, realizado por última vez en 2005 y de cuyo arranque se viene hablando desde hace rato sin que despegue.

El director del Dane, Mauricio Perfetti del Corral, dijo que estos dos estudios se realizan pese a la austeridad presupuestal que hay en el país y explicó que la demora en el censo poblacional, además de la disposición de los recursos, también se debe a la complejidad de los procesos que hay que preparar para que nada falle.

En el caso de la Encuesta, que capta información de los ingresos, pero especialmente del gasto de 90.000 hogares, servirá para definir la nueva canasta de bienes y servicios para hacer las mediciones de la inflación y de la pobreza, claves en la formulación de la política pública.

¿En qué va y qué le falta a la encuesta?

Nos quedan cuatro ciclos de 14 días cada uno. Implica que vamos en el 85 por ciento de los ciclos, los cuales se completarán el 22 de julio. La encuesta es muy rigurosa, por eso se hace durante un año, para poder captar las variaciones y estacionalidades en el consumo de los hogares. El encuestador va a diario o día de por medio y revisa con la familia el cuadernillo en el que registran qué compraron, cuánto, dónde y lo que pagaron.

¿Qué novedad introdujeron en comparación con el 2006?

La estamos haciendo en todas las ciudades capitales, antes era solo en 23 de ellas.

Además, incluimos por primera vez poblaciones en conflicto: San José del Guaviare, Leticia, Mitú, Mocoa, Puerto Carreño, Yopal, Arauca, Inírida, más otras seis ciudades que son representativas: Soledad (Atlántico), Barrancabermeja (Santander), Río Negro (Antioquia), Buenaventura y Yumbo (Valle) y San Andrés de Tumaco (Nariño).

¿Qué tanto puede variar la nueva canasta por el hecho de incluir estas ciudades?

La concentración de la población es mayor en las principales ciudades, por lo tanto esto aumenta las precisiones de la medición y mejora la cobertura geográfica, para que las nuevas ciudades tengan sus propios índices de precios al consumidor (IPC) y línea de pobreza. No tiene otros efectos.

¿En todos los ciclos hacen las mismas preguntas?

Son cuatro cuadernillos en la zona urbana y tres en la rural. En la urbana, el primero busca identificar cuáles son las fuentes de ingreso. El segundo es el de los gastos no recurrentes: ventilador, computador, nevera, moto, cama. Ambos se llenan al comienzo.

En los otros dos se registran los gastos de las personas de 10 o más años que conforman el hogar y del hogar.

Cada persona del hogar tiene un cuadernillo en el que va registrando si compró una hamburguesa, en qué sitio, cuánto pagó. Ahí se registra todo lo del día. Inclusive, las familias dicen qué les ha servido para saber cómo es en realidad su gasto, se dan cuenta que la empanadita que se comen en la esquina pesa.

Hasta ahora, ¿qué hallazgo destacaría?

La encuesta tiene un avance y es que permite tener una información más detallada sobre las comidas del hogar y las mesadas de los que están en edad escolar o universidad.

Un cuadernillo es persona a persona. El otro es el del hogar como tal. La diferencia con el cuadernillo rural es que no incluye gasto personal.

¿Qué nuevos gastos han detectado ya en hogares?

Aún es prematuro, pero en el análisis de la información habrá que poner especial cuidado en el comportamiento de los gastos en alimentos fuera del hogar, que tiene un peso importante hoy, por las dinámicas urbanas y de la vida moderna.

También ha cambiado la composición y participación en la canasta los gastos de internet, televisión, celular; lo mismo que el gasto de la vida saludable, el ejercicio. Esto se está reflejando en el gasto.

¿Qué efectos pueden tener estos cambios sobre la futura medición de la inflación?

La canasta se va ajustando de acuerdo a como van cambiando los patrones de consumo. Puede que antes los temas de vida saludable eran incipientes, ahora puede tener un peso mayor. El incremento del gasto por almuerzo fuera del hogar cambia esas ponderaciones. De esta encuesta se derivan las canastas para bienes y servicios, para la construcción del IPC y para medir con más precisión la pobreza.

¿Cuándo tendremos la nueva canasta? ¿Antes que acabe el gobierno del Presidente Santos?

Esperamos que sí. Lo que haremos primero será establecer los resultados de lo que ha pasado con las estructuras de ingresos y gastos. Después las actualizaciones de productos.

Cuando se procesa la información ya se sabe qué ha pasado con el gasto en los hogares, con esas estructuras de consumo. Mientras tanto, uno va trabajando las canastas para el IPC y para la pobreza.

El primer resultado que se derivará de la encuesta es cómo es la composición hoy del gasto de los colombianos. Después el tema de la canasta y luego la canasta para la medición de pobreza.

Tres meses durará el censo de población

Aunque se había dicho que el censo de población se haría en el 2016, apenas hace poco se estableció el cronograma y el presupuesto, el cual, en este año, aún sin entrar en la etapa operativa, se llevará 40.000 millones de pesos, según confirmó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El año pasado, según dijo el director del Dane, Mauricio Perfetti, se hicieron varias cosas claves para la preparación de este estudio. Entre ellas, el censo experimental, que sirvió para probar los procesos, máquinas, la metodología, el cuestionario; y el trabajo con comunidades, para lo cual, se adelantaron 1.203 reuniones, tras lo cual, ya todo está protocolizado.

“La operación la vamos a hacer en el primer semestre del año entrante, porque este año necesitamos adelantar procesos legales para poder hacer los contratos, el transporte, son muchos procesos. Por ejemplo, la contratación de personal será de cerca de 30.000 censistas. El censo no se hará en un día, sino en tres meses.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA