Empresas

‘Hay que ayudar en vez de darle duro al sector’: Procaña

Carlos Molina, presidente de la agremiación, menciona los problemas para desarrollar su actividad.

El sector de la caña

El presidente de Procaña, Carlos Hernando Molina, habla durante la inaugura ción de Expocaña.

Foto:
09 de mayo 2018 , 11:08 p.m.

Un llamado urgente a los habitantes del suroccidente colombiano y al país en general hizo Carlos Hernando Molina, presidente de la Asociación Colombiana de Productores y Proveedores de Caña de Azúcar (Procaña), para que se le dé la verdadera importancia y el sitio que merece, dentro de la economía nacional y regional, a esta agroindustria.

"Invitamos a la región y al país en general, a que quieran la agroindustria de la caña de azúcar. Si bien es cierto que todos los sectores tienen sus inconvenientes y aspectos por mejorar, esta agroindustria ha sido fuente importante de generación de empleo y de desarrollo del suroccidente colombiano, por lo que tenemos que favorecerlo, en lugar de darle cada vez más duro” dijo el vocero gremial, durante el desarrollo de Expocaña Internacional 2018, evento que concluye hoy en la ciudad de Cali.

Si bien Colombia apenas produce un 1,2 por ciento del azúcar que se produce en el mundo, el propósito es que existan elementos diferenciadores que hagan que cada vez el producto nacional tenga mayor demanda y valoración.

Pero para ello, dice Molina Durán, se necesita superar algunos obstáculos no solo con la ayuda del Gobierno sino con la decisión de los propios industriales del sector.
Por ejemplo, sostiene el vocero, falta seguridad jurídica frente a la propiedad de la tierra, en especial en el norte del Valle del Cauca. Otro aspecto fundamental que se debe trabajar es en la infraestructura (salud, educación, servicios) para que los programas de sustitución de cultivos ilícitos sean efectivos.

Si no hay infraestructura para sacar lo que produce el campesino y líneas de mercado, que permitan trabajar sin intermediarios, con productos valorados, respetados y reconocidos por la población, la sustitución de cultivos no saldrá adelante. No podemos olvidar que en Colombia el 60 por ciento de la comida que consumidos proviene de sistemas de producción campesina, por lo que esa es una tarea y ahí hay que trabajar duro para que el campesino tenga las condiciones para producir y se pueda atraer a más jóvenes y nuevas generaciones al campo”, precisó.

Los agroindustriales también tienen tareas por hacer en este propósito y, según Molina, ya las ejecutan.

En ese sentido, dijo que en las fincas se trabaja en prácticas sostenibles y en elevar la calidad de los productos para que sean diferenciadores. También buscan diversificar el negocio, de tal manera que esta práctica les permita manejar la volatilidad de los precios.

“Invitamos a los actores del renglón, además, a hacer prácticas para aprovechar todas las ventajas que tiene el cultivo de la caña en el mejoramiento de los suelos, no solo para producir con más eficiencia sino que en el momento que se interactúa con otros sectores podamos tener un suelo más enriquecido y productivo que permita sacar con éxito otras actividades”, puntualizó el vocero de Procaña.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA