Empresas

Canadienses quieren triplicar operación de esmeraldas en mina Coscuez

Fura Gems protocolizó el lunes la compra del 76 % de las acciones de Esmeracol.

Dev Shetty

Dev Shetty, presidente ejecutivo de Fura Gems.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

23 de enero 2018 , 09:17 p.m.

Pasar de una operación minera de pequeña escala a una de gran envergadura es el objetivo inmediato de la compañía canadiense Fura Gems, luego de sellar el lunes la compra del 76 por ciento de la firma Esmeracol, asumiendo así el control de la mina Coscuez, ubicada en San Pablo de Borbur, en el occidente de Boyacá.

El presidente ejecutivo de la compañía canadiense, Dev Shetty, quien visitó el país para concretar el negocio con Emporium, cuyo mayor socio es Hernando Sánchez, señaló que si bien el enfoque principal es la producción, un frente de acción también será el mercadeo de las gemas. La transacción se tasó en 10 millones de dólares, más 3 millones de dólares si Esmeracol logra una ganancia neta de 17 millones de dólares o más en un año fiscal.

Los planes de expansión de la mina pasan primero por un entrenamiento previo de tres meses de los empleados con el fin de que estén listos para operar un yacimiento de mayor tamaño.

En el corto plazo, según el directivo, la meta es multiplicar por tres el tamaño de la operación, buscando que esto se traduzca en un incremento de la producción, pues hay una gran confianza de que el recurso está en el subsuelo.

El plan de entrenamiento también tiene un alto componente de salud, seguridad de la operación y de acercamiento con la comunidad, y para ello se vincularán personas expertas, que trabajaron en la minera Gemfields. Por ejemplo, uno de los primeros pasos de esta nueva etapa de la mina Coscuez, antes de llegar al siguiente nivel de producción, será la vinculación laboral de los actuales empleados de Esmeracol, a través de un contrato con todos los beneficios legales.

Pero la estrategia de largo plazo apunta a subir mucho más la actividad y con ello la producción, ya que si bien las gemas que salen de este yacimiento son ampliamente reconocidas por tener la mejor calidad, las cifras de la Agencia Nacional de Minería (ANM) muestran que la producción de esmeraldas en bruto de Esmeracol entre enero y septiembre del 2017 fue de 12.413,52 quilates, frente a un volumen total de 1,7 millones de quilates.

No obstante, a favor de los objetivos está el alto apetito por la esmeralda colombiana, por su calidad y pureza, en todos los mercados, pues hace unos años se producían 10 millones de quilates y hoy la oferta está en 2,4 millones.

“No hay necesidad de explicar cuál es el mercado potencial, porque la esmeralda colombiana es la mejor del mundo. Los americanos la quieren, los chinos la quieren, en Europa la quieren y en India también. Lo que ha habido es poca oferta de esmeralda colombiana”, indicó Shetty.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA