Empresas

Ocde advierte sobre la debilidad innovadora de empresas locales

Solo 30 % del total de I + D es realizado en el sector empresarial. En pymes la situación es peor.

Investigación y desarrollo en Colombia

Si bien el Gobierno adelanta estrategias para promover I + D, es recomendable incentivar una mayor cantidad de empresas a hacerlo.

Foto:

123RF

30 de julio 2017 , 07:15 p.m.

Para hacer investigación y generar desarrollo (I + D) se requieren altas inversiones que conduzcan a una mayor productividad y diferenciación de productos y servicios de las compañías.

Pero, en Colombia, el gasto anual en I + D es solo 0,2 por ciento del PIB, frente a un 2,4 por ciento promedio en la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), club de buenas prácticas al que Colombia ingresaría como miembro pleno.

El informe reciente de este organismo sobre Colombia señala que el desempeño en I + D es débil como resultado de la escasa inversión y la vinculación insuficiente entre el sector privado y el académico.

“Empresas colombianas participan poco en la innovación, al ser una pequeña cantidad las empresas manufactureras que introducen nuevos productos. En el sector empresarial, solo un 30 por ciento del total de I + D es realizado, comparado con un 70 por ciento en promedio de los países de la Ocde”, dice el reporte.

Y no es que las condiciones hayan desmejorado, sino que existe un amplio margen para que el país pueda subir en el ranquin.

Por ejemplo, solo el 12 por ciento de las pymes (pequeñas y medianas empresas), enfocadas en el sector servicios, innovan en productos y procesos. Esto lleva a Colombia a ocupar el puesto 20 entre 28 países analizados por la Ocde.

La brecha de Colombia respecto a Eslovenia, donde el 27 por ciento de pymes innovan en productos o procesos, es evidente.

Entre tanto, según el estudio, solo el 8 por ciento de las pymes del sector manufacturero innovan, y Colombia ocupa la posición 25, también entre 28 naciones analizadas.

En cuanto a las grandes empresas del sector industrial, solo el 23 por ciento innovan, y el país ocupa la posición 22. Y, si se trata de las grandes empresas enfocadas en servicios, el nivel es del 20 por ciento, y Colombia se ubica en la penúltima posición.

Colombia está bien lejos de Finlandia, donde el 68 por ciento de las grandes empresas innovan en productos o procesos.

El panorama no es mejor si se agrupan las empresas industriales y de servicios, pues, solo el 2 por ciento de las firmas colombinas introducen nuevos productos. Esta variable no toma en cuenta el factor innovación, y Colombia ocupa el último lugar en una muestra de 33 países.

Falta mucho

Aunque el organismo reconoce los avances en el sistema educativo colombiano, dice que deben ser complementados con mejores políticas de innovación, que a su vez generen capital basado en conocimiento y eleven la productividad y la competitividad empresarial.

La Ocde agrega que si bien el Gobierno adelanta estrategias para promover I + D –como los pactos voluntarios, que son los que realizan las empresas como parte de su estrategia de negocios– e iniciativas a través de Colciencias y las cámaras de comercio, es recomendable incentivar una mayor cantidad de empresas a hacerlo.

Asimismo, pide reducir el costo para la aplicación de patentes y eliminar barreras al uso de fondos públicos en I + D.

El organismo critica además que aunque Colciencias comenzó a otorgar subvenciones directamente al sector privado para reforzar su capacidad de innovación, se debe apoyar la construcción de las capacidades de las compañías en vez de proyectos específicos.

Respecto a la relación entre el sector privado y los institutos de educación e investigación, la Ocde pide vincular a empresas con instituciones de investigación científica y así contribuir a demostrar la importancia de la investigación.

Tres ejes

Enrique Morales Nieto, exgerente de la firma Jolie de Vogue y autor del libro 'Innovar o morir', dice que el estudio de la Ocde comprueba el rezago del país en innovación.

Considera que el impulso a esta política no consiste solo en apoyar a estudiantes o profesionales para que estudien con becas en el exterior o a las empresas con préstamos o subsidios, sino que se falla en el modelo institucional de la innovación.

En su opinión, los ejes de una política de innovación deben ser la investigación científica, la transferencia de conocimiento y el desarrollo de tecnología. “Esta última es la que crea productos novedosos y comercializables”, explica.

El experto agrega que las universidades no necesariamente son buenos transmisores del conocimiento, pues a veces no lo hacen de una manera didáctica o gráfica, y las ideas no siempre llegan como soluciones a los problemas de innovación. “La política de innovación es un sistema para crear una economía del conocimiento, a cargo del Estado, con la academia como respaldo”, precisa Morales.

El experto agrega que Colombia y otros países fallan en enviar profesionales a estudiar doctorados en el exterior, pero al regresar no encuentran dónde ejercer.

También está a favor de dar a científicos o poseedores de ideas innovadoras y comercializables un porcentaje sobre utilidades y retenerlos así localmente.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA