Empresas

Superservicios multa a Termocandelaria con $ 35.000 millones

Dice que conducta de la empresa habría puesto en riesgo el sistema eléctrico colombiano.

Termocandelaria

En su defensa, la compañía presentó múltiples argumentos, citando dificultades financieras y la ocurrencia de hechos ajenos a su voluntad.

Foto:

Yomaira Grandett / Archivo EL TIEMPO

08 de marzo 2017 , 12:05 p.m.

"Llegó la crisis y Termocandelaria no respondió. Se declaró indisponible en el momento que el país más lo necesitaba a pesar de que le pagamos el cargo de confiabilidad”. Con estas palabras, el Superintendente de Servicio Públicos, José Miguel Mendoza Daza, anunció una millonaria multa contra la central térmica, por su conducta durante el fenómeno de ‘El Niño’, que despertó el ‘fantasma’ de un apagón en el país.

La multa interpuesta asciende a cerca de 35.000 millones de pesos, pues la Superintendencia demostró que aunque Termocandelaria recibió 83.000 millones de pesos por concepto de cargo de confiabilidad, estos recursos no cubrieron las necesidades del sistema eléctrico y que despertó el riesgo de un desabastecimiento.

La sanción de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios es equivalente a 48.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Entre octubre y noviembre del 2015, luego de que el precio de la energía en bolsa superara el precio de escasez, que es el tope que se le paga a los generadores por cada kilovatio generado, Termocandelaria fue llamada a cumplir con las obligaciones de energía Firme que voluntariamente había aceptado, argumentando un desequilibrio financiero, debido a que este tope de remuneración se cayó con el descenso del precio del petróleo, lo cual no cubría sus costos variables.

Ante esto, la termoeléctrica incumplió con sus compromisos al declarar indisponible por 27 días la unidad de generación “Termocandelaria 1” y por 28 días la unidad de generación “Termocandelaria 2”.

“Ante los embates del Fenómeno del Niño, Termocandelaria puso en riesgo el sistema eléctrico del país injustificadamente, a pesar de haberse comprometido a respaldar la oferta de energía con sus plantas generadoras y de haber recibido por tal efecto cuantiosas sumas provenientes del cargo por confiabilidad. Esta conducta reprochable ha llevado a la Superintendencia a imponer una sanción ejemplarizante”, afirmó el Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, José Miguel Mendoza.

En su defensa, la compañía presentó múltiples argumentos, citando dificultades financieras y la ocurrencia de hechos ajenos a su voluntad. Sin embargo, en el exhaustivo proceso administrativo adelantado por la Superintendencia de Servicios Públicos se desestimaron las razones esgrimidas por Termocandelaria, para justificar el incumplimiento de las obligaciones a su cargo.

Tal y como se explica en la Resolución No. 20172400004215 del 7 de marzo de 2017, emitida por el Superintendente Delegado para Energía y Gas Combustible, José Plata Puyana, “Termocandelaria recibió la prima del cargo por confiabilidad pero optó por dejar al azar el cumplimiento de sus obligaciones y esperar a que el Gobierno acudiera a su rescate, en el evento que se encontrara en apuros para honrar sus compromisos […] La investigada no puede alegar su propia culpa para exonerarse de su responsabilidad”.

Antecedentes sobre el cargo de confiabilidad

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) diseñó el esquema del Cargo por Confiabilidad como un mecanismo regulatorio dirigido a garantizar el suministro permanente de energía eléctrica en el país, especialmente en momentos de escasez como los que se presentan durante el fenómeno del Niño.

Para financiar el esquema, todos los usuarios deben pagar dentro de sus facturas del servicio público de energía eléctrica, a través del componente de generación, el valor del cargo por confiabilidad, mediante el cual se remunera a los generadores que voluntariamente decidieron comprometerse a estar disponibles para suministrar energía eléctrica cuando se presenten momentos de escasez.

Termocandelaria entró a participar en el esquema del cargo por confiabilidad en el año 2006, pero sólo hasta el 2015 fue llamada a generar energía eléctrica durante un periodo prolongado, según los compromisos que asumió bajo ese esquema. De esta forma, cuando se presentó el momento crítico (fenómeno del Niño 2015) en el que se hicieron exigibles sus obligaciones, la térmica se abstuvo de honrar sus compromisos por los cuales fue remunerada.

Cabe destacar que en el periodo comprendido entre el 2006 y la fecha de ocurrencia de los hechos objeto de investigación (2015), Termocandelaria recibió 587.309 millones de pesos por concepto de cargo por confiabilidad.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA