Empresas

Más empresas se van de Cataluña y cambian sede

Abertis, Cellnex y Colonial trasladan su sede a Madrid. Grifols, Planeta y Cola Cao, indecisas.

Albertis

El consejo de Abertis decidió tomar la misma decisión y ubicar su sede social en Madrid “mientras se mantenga” la “inseguridad jurídica generada por la actual situación política en Cataluña”

Foto:

AFP

10 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

La fuga de empresas de Cataluña se aceleró este lunes ante la posibilidad de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, declare este martes la independencia en el Parlamento catalán.

La comunidad está a un paso de quedarse sin ninguna empresa en el Ibex 35 luego de que los consejos de Colonial, Abertis y Cellnex decidieron trasladar sus sedes sociales y de que Grifols abrió tal posibilidad.

La cascada siguió en el sector financiero y asegurador con los cambios de domicilio de GVC Gaesco, MGS Seguros y SegurCaixa Adeslas. Otras empresas, como la que produce Cola Cao y Nocilla, y Planeta están a la espera lo que ocurra este martes.

El empresariado catalán había advertido el fin de semana a Carles Puigdemont que la situación podría empeorar este lunes si no renunciaba a una declaración de independencia. Así se lo trasladó el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, quien le pidió que se retractara antes de la apertura de los mercados. En lugar de eso, la Generalitat emitió a primera hora un comunicado en el cual destacaba los buenos datos de crecimiento, inversión y exportaciones de la economía catalana en el primer semestre.

El lunes, los consejos de administración de decenas de empresas catalanas volvieron a reunirse de urgencia para decidir el traslado de sus domicilios sociales fuera de la comunidad

Ni las declaraciones de la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, la noche del domingo en la BBC, cuando sugirió que la declaración de hoy sería retórica, logró frenar la sangría. El lunes, los consejos de administración de decenas de empresas catalanas volvieron a reunirse de urgencia para decidir el traslado de sus domicilios sociales fuera de la comunidad. Algunas señalaron que el cambio era temporal. Otras no lo especificaron. Pero todas lo atribuyeron a la inestabilidad política que atraviesa Cataluña desde el pasado 1.º de octubre.

Tres de las cuatro empresas catalanas que quedaban en el Ibex 35 (Colonial, Abertis y Cellnex) aprobaron en consejo extraordinario su traslado a Madrid. Hoy, en el selectivo solo habrá una compañía con sede social en Cataluña, la multinacional de hemoderivados Grifols.

Y si bien de momento no prevé convocar al consejo, la empresa abrió la puerta a un cambio de domicilio si “la actual situación derivase” en un nuevo escenario “que pudiese afectar el curso normal de los negocios o de la situación financiera de la compañía”. “El consejo acordaría las medidas necesarias”, afirmaron fuentes del grupo.

La pérdida de centros de decisión no solo se produce en el ámbito financiero, sino que se extiende al sector industrial

El reguero de marchas siguió en el sector financiero, el más sensible al contexto de inseguridad jurídica. A la marcha de Banco Sabadell y CaixaBank —alabada por la agencia de calificación Moody’s— le siguieron Mediolanum y Arquia y, este lunes, las gestoras de fondos GVC Gaesco y Trea Asset Management, para garantizar su permanencia en la zona euro. El sector asegurador, según fuentes del mercado, está huyendo de la incertidumbre que genera el actual conflicto político.

SegurCaixa Adeslas, líder en seguros de salud en España, decidió también mover su sede a Madrid, mientras que la centenaria MGS Seguros, una de las principales mutuas, informó que el viernes aprobó instalar su domicilio en Zaragoza.
El grupo Catalana Occidente aseguró la semana pasada que está analizando si debe seguir esos mismos pasos.

La pérdida de centros de decisión no solo se produce en el ámbito financiero, sino que se extiende al sector industrial, que supone más de un 20 % del producto interior bruto (PIB) catalán.

La papelera Torraspapel, que factura 766 millones de euros y emplea a 1.900 personas, anunció que ya había llevado sus sedes sociales a Madrid “por la incertidumbre derivada por el actual contexto político catalán”.

LLUÍS PELLICER
Ediciones EL PAÍS, SL 2017

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA