Empresas

Avianca atendería el 90 por ciento de su demanda navideña

En medio de la huelga, el presidente de la aerolínea anuncia resultados positivos.

Hernan Rincón

Hernán Rincón, presidente de Avianca, quien ha tenido que dirigir la operación de la empresa con cientos de pilotos menos.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

05 de noviembre 2017 , 12:07 a.m.

A las 4 de la madrugada de este domingo, la huelga de pilotos de Avianca completó 46 días. Mientras la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) acusa a la empresa de no tener voluntad de buscar un arreglo, el presidente de la empresa, Hernán Rincón, sostiene que la solución para los viajeros está en manos del sindicato, que –dice– ha desconocido lo que dictan los mecanismos previstos por la ley.

El paro estalló justo en momentos en que se negocia una ambiciosa alianza con United Airlines. Rincón habló con EL TIEMPO sobre la manera como el conflicto laboral podría afectar esa alianza e, incluso, impactaría los resultados del negocio.

Además, comentó sobre el tono con el que el principal accionista, Germán Efromovich, se ha referido al movimiento laboral; también, de las posibilidades de alcanzar por fin una solución, al igual que del escenario en caso de que en plena temporada alta de fin de año se llegue a operar sin haberse finalizado el cese de actividades.

La última noche que se negoció en el Ministerio de Trabajo, ustedes llegaron con una propuesta definitiva. El sindicato la revisaba, pero a las cuatro horas no dieron más tiempo, y la retiraron…

No fue así exactamente. La propuesta que enviamos era 97 por ciento igual a la que habíamos presentado en múltiples oportunidades, con dos o tres concesiones adicionales. Y era un documento de 20 páginas. Y ellos dicen después de 5 horas que no lo pueden leer. Son las mismas tácticas para dilatar, y yo necesitaba un ‘dead line’, necesitaba manejar una compañía, tengo millones de pasajeros que llevar. Les dimos una hora, sí: ellos dijeron que no la aceptaban, y se levantaron y se fueron.

¿Pero no es razonable reclamar que en otras empresas del grupo los pilotos ganan más?

Tres cosas: en Colombia, ningún piloto en todas las aerolíneas gana más que los de Avianca. Pagamos, según la experiencia y otras cosas, entre el 10 y 25 por ciento más. Segundo, la forma como se paga es diferente en los países. Por ejemplo, en Colombia se pagan 90 horas de vuelo, así viajen 60 o 70. Entonces tienen una protección. En Perú, los pilotos solamente vuelan entre 50 o 60 horas fijas, y de ahí en adelante, por hora volada pueden ganar un poco más. Tercero, los salarios en el mundo en todas las profesiones son locales. El cirujano de corazón abierto más sofisticado de Colombia tiene un salario excelente aquí, pero probablemente es una tercera parte que el de Estados Unidos, porque las economías, los precios, los gastos son locales.

¿Lo que usted quiere decir es que, frente a los niveles de precios por país, los salarios sí son comparables?

Los mejores son los de Colombia.

¿Y, en medio del paro, qué pasa con los planes?

La alianza estratégica con United sigue andando. Ha sido un proceso diligente. Estoy muy optimista de que este año podamos firmar ese acuerdo con United.

¿Ceder ante el sindicato afecta ese acuerdo?


No, el acuerdo no tiene consideración de compensaciones. Explora la otra cara de la compañía: a dónde viaja Avianca; a dónde, United; cómo coordinamos el servicio en esas rutas, y los itinerarios, para que cuando aterrice un avión de United en Bogotá, los pasajeros puedan hacer sus conexiones a ciudades de Colombia o a Lima.

¿El embargo en Brasil de unas acciones en otros negocios del mayor socio, Germán Efromovich, no complica la alianza?

No he leído el fallo, solo los anuncios en la prensa. Hasta donde entiendo, es una medida precautelar nada más, de una cosa no relacionada con nosotros. Deberá haber un fallo definitivo en las próximas semanas, y no debería haber ningún problema.

¿Los pronunciamientos públicos de Efromovich, tan duros, no complican más el conflicto laboral?

En la empresa, todo el mundo conoce a Germán. Él lleva 12 años trabajando con Avianca. La rescató de la quiebra. La llevó a ser una aerolínea de casi 200 aeronaves nuevas. También sabemos que el lenguaje diario de Germán es diferente al nuestro. Nació en Bolivia, vivió unos años en Chile y, luego, muchos años en Brasil. Y tiene una mescolanza de culturas que a veces… ¡a mí me cuenta chistes que no me hacen reír! Yo le digo “no me cuentes más chistes Germán, porque no te los entiendo”. Pero esa es su personalidad: abierta, vivaracha, un poco directa. Pero jamás es ofensivo, jamás trata mal a la gente. Pero cualquier cosa que diga, el sindicato la va a tergiversar y usar en su contra.

¿Cómo impacta la huelga al negocio?


Habíamos hablado, al principio, de dejar de vender 2 millones y medio de dólares diarios (que es diferente a pérdidas). Esa cifra ha disminuido con la introducción de más vuelos, itinerarios y pilotos. Ya estamos por debajo de 2 millones de dólares. Y hemos tomado precauciones en los gastos con dos componentes: una, costos variables, como gasolina o derechos de aeropuerto, que si no hay un vuelo eso da un descanso. Y, segundo, hemos sido proactivos en la administración y empezamos a ahorrar en muchas cosas y a postergar algunas inversiones.

El resultado del tercer trimestre lo vamos a anunciar en los próximos días. Aún no ha sido aprobado por la junta directiva ni por los auditores externos y por tanto no puedo hablar de ello, pero puedo decir que fue un buen trimestre para Avianca.

Usted decía que postergaron algunas inversiones. ¿Cuáles?

Cosas menores, como gastos de exploración de nuevas cosas que tenemos pendientes. Dijimos, “no las hagamos este año, hagámoslas el año entrante”, pero por ser negociaciones con proveedores y con otras empresas, no puedo dar ejemplos específicos.

Mirando cómo han ido las cosas, ¿cuándo cree que puede haber una solución?

La solución solo está en las manos de Acdac. El Ministerio del Trabajo llamó hace varias semanas a un tribunal obligatorio de arbitramento que está acompañado de una obligación de los empleados de regresar al trabajo. Ellos no regresaron. Están por fuera de la ley. Podrían regresar mañana, y serían bienvenidos. Los 133 que han regresado son parte de nuestra casa. Seguimos pensando, y no nos vamos a mover de ese punto, que el tribunal es lo que la ley exige y es el camino para llegar a una solución.

Pero ¿qué pasa si el problema se alarga hasta la temporada de fin de año?


Estamos tomando otras medidas que nos van a llevar al 90 por ciento de la gente que desea viajar.

Es decir, ¿buscarán transportar el 90 por ciento de la demanda normal?

Por lo menos el 90 por ciento de la demanda. Ese es nuestro objetivo interno en Avianca.

MAURICIO GALINDO
Editor de Economía - EL TIEMPO@galmau

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA