Empresas

'Combatir la desigualdad es un buen negocio': Fundación Ford

Abrirán oficina en Bogotá y entre sus prioridades está apoyar el posconflicto y la reconciliación.

fg

Darren Walker preside la fundación, creada hace 80 años.

Foto:

Archivo particular

05 de septiembre 2016 , 05:02 p.m.

Han pasado 80 años desde que Edsel y Henry Ford –por ese entonces cabezas de una de las marcas más conocidas en la industria automotriz– crearon una fundación que lleva su nombre con la misión de impulsar el bienestar de la humanidad. Desde entonces, la donación inicial de 25.000 dólares se ha multiplicado infinidad de veces, como lo atestiguan los más de 12.500 millones de dólares en activos de la institución con sede en Nueva York.

Ese patrimonio ha servido para impulsar centenares de programas en los más diversos lugares del planeta. Debido a ello, es significativo que la entidad decidiera abrir una oficina regional en Bogotá, que estará a cargo del peruano Javier Ciurlizza.

A propósito de esa apertura, EL TIEMPO conversó con Darren Walker, quien encabeza desde el 2013 la mencionada fundación y este año fue designado una de las 100 personas con más influencia en el mundo por la revista ‘Time’.

¿Por qué la Fundación Ford abre oficinas en Bogotá?

Esa relación no es nueva, pues una de nuestras primeras oficinas en América Latina en los años 60 fue la de Bogotá. Desde ese momento hemos trabajado continuamente en Colombia, en diferentes proyectos, entre los cuales puedo destacar el Centro para Agricultura Tropical, que está ubicado en Palmira;también apoyamos un programa para afrocolombianos con énfasis en derechos humanos y protección de la dignidad, para contribuir al desarrollo de Colombia. Creemos que este es uno de los lugares más inspiradores para trabajar en el mundo ahora: hay una sociedad civil y una comunidad vibrante, con muy buen diálogo público sobre el tipo de democracia que se quiere para el país. Queremos apoyar los esfuerzos y la ambición de los colombianos.

La semana pasada, el Gobierno y las Farc llegaron a un acuerdo para terminar el conflicto. ¿Cómo ve el rol de la Fundación Ford en el posconflicto?

Este acuerdo representa un logro histórico que refleja el coraje y la determinación de los colombianos, en el sentido de cambiar un discurso de guerra y venganza por uno de paz y reconciliación. En la Fundación Ford vimos y apoyamos el final del apartheid en Sudáfrica y sabemos que ese proceso de reconciliación no se puede resolver rápido. Vemos con mucha esperanza lo que está sucediendo y queremos ayudar. Nuestro trabajo va a ser apoyar la paz en el sentido amplio de la palabra y respaldar el esfuerzo, para asegurarnos de que la gente que ha sido herida o maltratada durante este trágico periodo de la historia de Colombia tenga alivio. Hay que restaurar la idea de una prosperidad compartida.

¿Qué le dice a la gente que se opone a este acuerdo y que piensa que se está siendo muy débil con un grupo que cometió muchas atrocidades en el pasado?

Dadas las atrocidades cometidas, es entendible que haya gente que se oponga a los acuerdos. Nuestro rol es no opinar sobre el dolor. No obstante, impulsamos los esfuerzos de reconciliación y solo podremos movernos en ese sentido si a cada uno se le da una oportunidad para participar en el proceso. El rol de la Fundación Ford es el de apoyar, no el de prescribir o liderar. El liderazgo viene de las acciones de la gente de las comunidades y lo que queremos es colaborar.

¿Por qué ahora cambiaron el eje central de su trabajo a la desigualdad?

Porque nunca antes en los tiempos modernos, ésta ha sido tan evidente en un nivel global como hoy. En donde quiera que la Fundación Ford opera vemos tendencia a que crezca. Es un hecho innegable en India, China, Brasil, Colombia, Estados Unidos o Nigeria; la desigualdad es un tema consistente que se manifiesta en todos los lugares y el resultado es la descomposición y desintegración de la sociedad, así como una pérdida de confianza de los ciudadanos en sus Gobiernos.

Ustedes tienen un sentido más amplio de la desigualdad que el tradicional, ligado solamente al ingreso…

Así es. Creemos que hay otros factores, como la desigualdad racial, de género o política. Y estas desigualdades convergen en un sentido perturbador en la sociedad, produciendo resultados negativos para muchos ciudadanos. Cuando nosotros, por ejemplo, miramos la desigualdad de género, no es acerca del ingreso, es la desigualdad cultural, la que sucede cuando las sociedades no valoran a sus mujeres y niñas porque aprecian menos sus contribuciones. Esto es un pernicioso factor de la desigualdad.

¿Cómo abordar el problema desde ángulos tan diferentes?

Hay que verlo como un fenómeno económico y cultural. Tenemos que abordar la desigualdad cultural mirando los diferentes motivos por los cuales la cultura está creada y sostenida, y a la gente que moldea esa cultura, así como las instituciones que la ayudan a definir. Debemos tratar eso asegurándonos de que gente e instituciones –medios de comunicación o figuras religiosas– den un mensaje acerca del empoderamiento de las mujeres y niñas, por ejemplo.

Colombia es uno de los países más desiguales del mundo. Van a tener mucho trabajo aquí…

Colombia es un país con una desigualdad significativa y nuestro trabajo es apoyar los esfuerzos para que disminuya. Podemos aprender lecciones de cómo ha sido tratada en otras partes del hemisferio, algunas veces con éxito y otras no. Por ejemplo, podemos mirar a una región como el Chocó, que está aislada y tiene bajos niveles de inversión pública, y encontrar similitudes con el Misisipi en Estados Unidos, en donde hemos operado. Sus ciudadanos tienen bajos niveles de educación y han vivido en la pobreza desde siempre. Hay muchas lecciones que podemos usar con nuestros socios en ese departamento para entender cómo asegurar su completo empoderamiento y la participación de la sociedad.

¿Cómo debe ser el rol del sector privado en la lucha contra la desigualdad?

Definitivamente es crítico que el sector privado intervenga en la lucha para reducir la desigualdad, apoyando las políticas económicas que generan una prosperidad más compartida, que provea mayores oportunidades y que use todos los activos del sector privado. Ese es el reto más grande. Afortunadamente, es notable la capacidad del sector privado de trabajar por el bien social. Muchos líderes del sector privado están ‘hambrientos’ por ayudar a reducir la desigualdad y combatir la discriminación, pues reconocen que tenemos un problema y saben al mismo tiempo que reducirla crea más consumidores y una clase media más robusta. Combatir la desigualdad es también un buen negocio.

Deme sus razones por la filantropía y por qué en un mundo ideal debería existir...

Pienso que la meta de la filantropía es desaparecer, porque lo que queremos es lograr nuestra misión: terminar con la pobreza e injusticia y asegurar que el mundo sea pacífico, que los ciudadanos sean tratados con dignidad, que la gente viva bien y que cuando eso pase, no haya necesidad de la filantropía. También significa que los ciudadanos ricos asuman la responsabilidad de luchar contra la injusticia y de crear oportunidades. Eso fue por lo que en su momento Rockefeller, Ford y Carnegie lucharon por lograr en el mundo. Podemos aprender mucho de esa tradición y aplicar esas lecciones, reconociendo que cada país es diferente y no necesariamente se debe tomar en la perspectiva estadounidense. Cada Estado tiene que definir su propia filantropía, pero ésta es esencial para construir una nación más justa y transparente.

RICARDO ÁVILA
Director de Portafolio

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA