Empresas

Despiden a acusado de robar secretos a Google

El ingeniero, que se llevó más de 14.000 documentos de la multinacional, está desaparecido.

31 de mayo 2017 , 08:16 p.m.

Comienza la caída al vacío de Anthony Levandowski.

¿Inconsciente? ¿Pirata? ¿Demasiado codicioso? Desde finales de febrero, cuando se suponía que iba a participar en el congreso de móviles de Barcelona, el ingeniero está desaparecido. Este martes Uber ha roto el contrato con él.

En agosto del 2016 llegó a la polémica aplicación, al adquirir Otto, una startup en teoría dedicada a camiones autónomos y que, de facto, lideraba los esfuerzos de Uber por poner en las carreteras su alternativa al taxi prescindiendo de humanos.

Levandowski pasó de Waymo, la división de Google, a crear su empresa y venderla, en solo tres meses. En el camino se embolsó el equivalente a 240 millones de dólares en acciones de Uber.

Su pesadilla comenzó cuando Google se percató de que, gracias a e-mails de proveedores, su antiguo ingeniero estrella se había llevado consigo más de 14.000 documentos.

Google ha seguido adelante en los tribunales. Se espera que el juicio tenga lugar en los juzgados de San Francisco en otoño

Entre ellos, los planos de una de las piezas claves en esta carrera para quitar a los humanos del volante, el Lidar. Esas son las siglas con las que se conoce al sensor láser que mide distancias y pasa información al procesador para, en tiempo real, tomar mejores decisiones.

A finales de abril el ingeniero dejó de trabajar. Se trató de una medida cautelar que se interpretó como una protección por parte de su empresa hasta que todo se aclarase. Google ha seguido adelante en los tribunales. Se espera que el juicio tenga lugar en los juzgados de San Francisco en otoño.

Uber ha tomado la decisión al ver cómo Levandowski se negaba a cooperar en la investigación para poder armar su defensa.

El equipo sigue funcionando, con exempleados en su mayoría de Google, Apple y Tesla.

Para Google, que apoyó a Uber en sus inicios con más de 200 millones de dólares a través de su fondo de inversión de capital riesgo, este caso abre una distancia y marca el inicio de una enemistad entre la empresa más admirada en Silicon Valley y la startup de mayor crecimiento y valoración de los últimos años.

ROSA JIMÉNEZ CANO
Ediciones EL PAÍS, SL 2017.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA