Empresas

La conmovedora carta de Antonio Celia al dejar presidencia de Promigas

Se dedicará a su familia y, en septiembre, comenzará estudios en el London School of Economics.

Antonio Celia

Antonio Celia Marípez-Aparicio, completó 26 años al frente de Promigas, cargo que dejará en los próximos meses para dedicarse a su familia y a continuar estudiando.

Foto:

EFE

25 de abril 2018 , 02:17 p.m.

Luego de permanecer por espacio de 26 años al frente de los destinos de la compañía Promigas, Antonio Celia Martínez-Aparicio, su presidente, anunció este lunes, en carta enviada a la junta directiva de la firma, que se retira del cargo para dedicarse a su familia y continuar estudiando, algo que hará a partir de septiembre del 2018.

"Me propuse, entre otras cosas, retirarme de la vida corporativa al cumplir los 60 años. Este año, en agosto, cumpliré 61, y aunque he logrado superar esta terrible enfermedad (cáncer), llegó la hora de emprender una vida diferente por lo que les anuncio que a partir del 1 de septiembre de 2018 disfrutaré de mi pensión".

Con estas palabras el directivo inicia la comunicación dirigida a la junta directiva de Promigas en la que les anuncia su retiro de la presidencia de la misma y en la que, además, detalla hechos importantes de su trayectoria al frente de los destinos de Promigas.

De hecho agradece el enorme esfuerzo  aportado por todos sus colaboradores en el logro de los objetivos trazados como máximo representante de la compañía gasífera en el país. 

Con el formidable equipo humano que me acompaña y la guía de ustedes, hemos sido testigos excepcionales de uno de los casos de éxito más notables en la historia del país

"Con el formidable equipo humano que me acompaña y la guía de ustedes, hemos sido testigos excepcionales de uno de los casos de éxito más notables en la historia del país. La revolución social del Gas Natural de la que hemos sido audaces pioneros y protagonistas de primer orden, como quiera que pasamos de ser en 25 años un gasoducto regional a una corporación de negocios de 17 compañías en Colombia y Perú y con miras puestas en otros países".

El balance que Celia hace de su trayectoria incluye aspectos como:

En 25 años, pasamos de atender 210.000 usuarios residenciales a 3.900.000 en 2017.
Nuestros ingresos en 25 años crecieron a una tasa promedio de 21 por ciento llegando en 2017 a 3.4 billones de pesos. Este año nuestra utilidad fue la más alta de nuestra historia.

El EBITDA en 25 años creció 18 por ciento en promedio anual. Hoy es de 1,.2 billones de pesos.

El valor bursátil de Promigas pasó de 165 millones de dólares en 1992 a 2.400 millones en 2017.

Fuimos la primera compañía de gas en América Latina en contar con las certificaciones ISO 9000 e ISO 14000 y OHSAS 18000.

Durante 7 años consecutivos nuestras empresas distribuidoras han sido calificadas por la SSPD como las mejores de todas las de servicios públicos.

Asimismo, en los Cómo Vamos, Gascaribe, Surtigas y GDO han sido las primeras en todas las evaluaciones.

"Me siento muy orgulloso de estos logros, que no son los únicos, y sobre todo de ser parte de este fantástico grupo de gente. Patricia y mis cuatro hijos, Toni, Pedro, María Paula y Juan Felipe, han sido y serán mi razón de ser. A ellos les debo tiempo y pienso resarcirme con creces en esta nueva etapa de mi vida. Su compañía es un verdadero privilegio que ahora pienso disfrutar al máximo.

También ahora serán más frecuentes las visitas a mis padres; la vida me ha dado la fortuna de tenerlos aún cerca y activos, y les debo toda por la educación que me dieron", hacen parte de las palabras de despedidas del ejecutivo en su carta de renuncia.

Este es el texto de la conmovedora carta con la que se despidió Celia

Queridos todos:

Cuando en abril de 2014 fui diagnosticado con cáncer, la perspectiva de mi vida cambió abruptamente. Me di cuenta de lo frágil que es la existencia humana y decidí modificar mis prioridades. Me propuse, entre otras cosas, retirarme de la vida corporativa al cumplir los 60 años. Este año, en agosto, cumpliré 61, y aunque he logrado superar esta terrible enfermedad, llegó la hora de emprender una vida diferente por lo que les anuncio que a partir del 1 de septiembre de 2018 disfrutaré de mi pensión.

Me da una enorme nostalgia dejar el cargo que he ejercido por 26 años. Lo he disfrutado con intensidad y he dedicado con la mayor alegría todas mis capacidades y mis esfuerzos a mi trabajo.

Quiero realizar el viejo y persistente anhelo de seguir estudiando. La curiosidad y la búsqueda de conocimiento son parte fundamental de mi vida y por ello me complace mucho contarles que he aceptado la invitación de la prestigiosa London School of Economics a ser Senior Visiting Fellow a partir de septiembre próximo.

Espero que la vida me siga dando oportunidades de estar en contacto con todos y seguir aportando a construir un país mejor. Ustedes, todos, son muy importantes en mi vida. Gracias por tanto, un enorme abrazo!!


REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA