Economía
articulo patrocinado
publi sin logo

El Aloe Vera: un mercado en crecimiento

Una planta de producción de sábila en Aguadas, Caldas, apuesta por la producción nacional.

Aloe Alpina

Una planta de producción de sábila en Aguadas, Caldas, apuesta por la producción nacional.

Foto:

EL TIEMPO

17 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

Aguadas es un pueblo dedicado a la agricultura y a la ganadería. Enclavado entre laderas y montañas, al norte del departamento de Caldas, se dedica a cultivar café y plátano, y a criar ganado.

Y allí está Óscar Ríos, un visionario de Aguadas que decidió apostar por un producto innovador desde el corazón del Eje Cafetero. Toda su vida tuvo la intención de comenzar su propio emprendimiento, hasta que una idea llegó a su mente: producir sábila en Colombia, un ingrediente que se consume cada vez más en bebidas y productos alimenticios elaborados en nuestro país.

Así nació PlantaE Aloe: una empresa familiar que desde 2014 beneficia a 83 familias de la región. Son ellos quienes se dedican a sembrar, producir y distribuir sábila troceada en cubitos para grandes clientes nacionales de la talla de Alpina, que actualmente elabora uno de los productos de Aloe con sábila 100 % colombiana.

“Mi idea siempre fue generar empleo en Aguadas” afirma Óscar. “Aquí casi nadie hace empresa, todo el mundo se va a las ciudades y nadie se interesa por invertirle al pueblo. Ese era un interés mío, personal”. Por ello, en su planta de producción, se contrata de manera prioritaria a madres cabeza de familia y a jóvenes de entre 18 y 25 años, para que puedan acceder a su primer empleo.

alpina-foto-02

PlantaE Aloe. Aguadas,Caldas

Foto:

El TIEMPO

“Tratamos de favorecer el primer empleo y a las mujeres que tienen que llevar el sostén a la casa. Les ofrecemos capacitación en manipulación de alimentos y seguridad industrial, y además fomentamos el estudio de nuestros empleados y sus familiares” afirma Yeison Ríos, Jefe de personal de la planta.

En PlantaE Aloe trabajan 50 agricultores, 23 empleados de planta, y 10 accionistas, con una producción mensual de entre 12 y 15 toneladas de pulpa de sábila en cubos. Ellos y sus familias son los verdaderos beneficiados de esta apuesta por el cultivo y producción nacional de un producto natural que está abriendo mercado en el país. Por ello Alpina, una empresa comprometida con la alimentación saludable de los colombianos, confía en la sábila de PlantaE Aloe para elaborar sus productos, apoyando así la generación de empleo local y fomentando el consumo interno.

Un producto tradicional que llega a la mesa en un nuevo formato

La sábila, también conocida como aloe o aloe vera, es una planta que tradicionalmente ha estado en la casa de la mayoría de los colombianos y en la actualidad se está posicionando como un producto natural, con muchos beneficios para la economía del país.

Algunos productores colombianos utilizan aloe importado, principalmente de Asia. Pero desde hace tres años la sábila comenzó a producirse industrialmente en Colombia, con conservantes naturales y sin agua adicionada.

Cultivar sábila: una apuesta prometedora

alpina 3

Marta Libia Ríos

Foto:

EL TIEMPO

Emprender no es fácil. Menos aún si se trata de un producto que apenas está abriendo mercado. Sin embargo, cultivar sábila en Colombia es un proyecto sustentable ya que el mercado está en expansión, y los costos de su cultivo son mínimos: limpiar la maleza, fertilizar con abono orgánico y recolectar las hojas más grandes de a una o dos cada 15 días, para lograr que la planta ofrezca hojas cosechables mensualmente, durante todo el año. Se trata de una verdadera oportunidad para agricultores con ganas de emprender y de apostarle a un proyecto que puede hacer la diferencia en el campo en Colombia.

Tal es el caso de Marta Libia Ríos. Marta trabaja en el campo con su familia, cultiva café y desde hace dos años también cultiva sábila. Con el apoyo de su esposo dedicó una parte de su terreno a este proyecto, cambiando el café por el aloe. Con 1.500 plantas cosecha unos 2.000 kilos al mes, lo cual le alcanza para mantener los estudios de sus hijos.

“El café nos da la comida. Con el café nos va muy bien pero yo quise tener este cultivo de sábila. Mi esposo no sabía si esto funcionaría pero nos arriesgamos, y nos va bien” afirma Marta, quien apostó por el cultivo del aloe y ya está viendo sus frutos.

Blanca Nelly Herrera también trabaja su tierra de la mano de su esposo. De sus dos hectáreas cultivadas con café, destinó una para plantar 12 mil plantas de aloe. “Hace 5 años iniciamos el cultivo, y hoy estamos vendiendo entre 6 y 7 mil kilos de hojas de sábila al mes” comenta con orgullo Blanca. “En comparación, rinde más que el café porque se vende a mejor precio y tiene menos costos en el cultivo y en la recolección. Si seguimos así el próximo año quitaremos lo que nos queda de café y sembraremos más sábila”.

Conrado Arias es otro agricultor de la zona de Aguadas que dedicó una hectárea de sus tierras para plantar, en su caso, ocho mil plantas de aloe. Al principio desconfiaba de su comercialización: “todo el mundo conoce la mata, y muchos piensan ‘¿quién va a comprar esto si ya todos tienen su planta de aloe en su casa?’, pero la verdad es que no todos la consumen juiciosamente” dice Conrado, quien sigue apostando por el cultivo de la sábila, esperando que pronto sus ingresos se incrementen gracias a sus plantas de sábila.

Alimentar el mercado interno: una proyección de crecimiento 

aloe-img-04

Proceso de producción PlantaE Aloe

Foto:

EL TIEMPO

El principal cliente de la sábila que se produce en Caldas es Alpina, la cual es utilizada para su producto Alpina Aloe, un alimento lácteo fermentado con Aloe Vera producido en Colombia. Sin embargo, se busca que otros grandes productores de consumo masivo se apoyen en la producción nacional de aloe para abastecerse de materia prima.

Según se estima, la demanda actual de aloe por parte de la industria colombiana ronda las 100 toneladas mensuales de pulpa en cubos. Colombia está en condiciones de producir esa cantidad y abastecer el mercado interno con cultivos locales. Solo hace falta que los grandes clientes confíen en este producto nacional y apoyen las iniciativas de campesinos y emprendedores que, como Óscar, Marta, Conrado y Blanca, están innovando en el agro colombiano, produciendo un producto de calidad, más sano, a mejor precio, y que beneficia de manera directa e indirecta la mano de obra en Colombia. Ellos, aguadeños de corazón, no dudan en mostrar su orgullo por poder participar en proyectos de alta calidad y nutrición con Alpina.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA