Tenis

Kvitova volvió a la vida en el Roland Garros

Regresó a las canchas, tras ser atacada por un ladrón que le causó heridas en la mano izquierda.

Petra Kvitova

Petra Kvitova, feliz regreso al tenis.

Foto:

EFE

29 de mayo 2017 , 10:08 p.m.

El pasado 20 de diciembre quedará marcado en la vida de la tenista checa Petra Kvitova. En medio de las festividades de fin de año y con el cercano regreso a las canchas, tras sufrir una fractura por estrés en el pie derecho, la jugadora fue atacada con violencia por un ladrón armado con un cuchillo que le provocó heridas en varios dedos de la mano izquierda.

Además, entró a su apartamento y se llevó apenas 200 euros. Este acto le costó un golpe psicológico y prolongar su vuelta a la competencia durante cinco meses. Ahora, en Roland Garros volvió a sentirse viva y sueña con el título.

Kvitova, en su primer partido después de sufrir el grave percance, se convirtió el domingo pasado en la primera clasificada para la segunda ronda de Roland Garros, al ganarle a la estadounidense Julia Boserup 6-3, 6-2. En un emocionante debut, y abriendo el torneo en la Philippe Chatrier, finalizó el duelo entre lágrimas.

Su regreso triunfal la transporta a los días posteriores al ataque. No pudo ser ajena a ese amargo momento de su vida, pero al mismo tiempo celebra la nueva oportunidad que se le presentó. Aunque no entrenó mucho para el segundo grand slam del año, su calidad la mantiene intacta.

Momento difícil
La espera tras el ataque fueron momentos de preocupación. Permaneció cuatro horas en el quirófano, donde le suturaron los tendones de los dedos afectados: cinco dedos con lesiones serias y en dos nervios de la mano izquierda, pero su deseo de regresar a las canchas era enorme.

“La lesión fue horrible. Las posibilidades de que la mano de Petra (Kvitova) se recupere de la forma adecuada para volver a jugar al tenis son muy bajas”, reconoció Radek Kerble, cirujano encargado de la operación.

Sin embargo, Kvitova no se quiso ir nunca del tenis. Cuando ella no podía hacer nada con su mano, se hizo hincapié en el trabajo físico. Cuando fue capaz de agarrar algo, empezó a sujetar vasos, pelotas. Después comenzó a coger la raqueta; al principio, solo un minuto. Trabajó con bolas muy blandas, golpeando desde la red y, poco a poco, moviéndonos hacia la línea de fondo.

Me habían sacado del tenis sin que yo lo eligiera y eso me afectó mucho



La victoria por 6-3, 6-2 contra Julia Boserup ayudó a que la satisfacción fuese completa. Dejó caer la raqueta, se llevó las manos a la cabeza, luego a la boca; no podía creer que lo había logrado. Miró al palco, a todo su equipo: familia, amigos y entrenador, que se hicieron una camiseta especial con la leyenda “Valor, creer”, el mensaje que quiere dejar en su regreso.

Volvió a sentirse una jugadora de tenis profesional. Demostró que más allá de una derrota en el campo de juego, jamás perderá el partido que le propone la vida.
Ahora, ese coraje y espíritu ganador lo quiere seguir imprimiendo en Roland Garros. Mañana tendrá un nuevo reto: enfrenta a la estadounidense Bethanie Mattek Sands y espera dar un nuevo paso al sueño que tiene de ganar el título.

Redacción deportes

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA