Tenis

Osorio y Arango, las nuevas apuestas del tenis femenino

Las juveniles son vistas como el recambio que se pide. Tienen buen escalafón y juego destacado.

Emiliana Arango y María Camila Osorio

Emiliana Arango (izq.) y María Camila Osorio (der.), tenistas colombianas.

Foto:

Archivo particular

15 de febrero 2017 , 10:14 a.m.

El tenis colombiano ha venido afrontando un bache de resultados en los últimos años. Lesiones, bajo rendimiento e inestabilidad mental han provocado que los deportistas nacionales se retrasen en los escalafones mundiales, lo que ha hecho que la presencia en los torneos grandes sea efímera; claro, sacando a los doblistas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah. El problema más grande que se ha venido acrecentando es el recambio generacional. No se encontraban ni se vislumbraban los nuevos referentes.

Específicamente, en el tenis femenino del país la grieta parecía ser más grande. Luego de la historia para enmarcar de Fabiola Zuluaga, semifinalista en el Abierto de Australia del 2004, apareció Catalina Castaño no con tanta fuerza, pero sí con un juego destacado que le permitió tener un buen escalafón en la WTA. Años después apareció Mariana Duque, quien ha tenido buenos partidos, algunos torneos llamativos, pero que a sus 27 años no ha mostrado gran consistencia. Tiene camino aún por recorrer y tiempo para enderezar el barco. Sin embargo, ¿ahora quién va a tomar la batuta?

La respuesta fue tajante por parte del presidente de la Federación Colombiana de Tenis, Gabriel Sánchez: “Sin discusión, María Camila Osorio y Emiliana Arango son el futuro del tenis femenino en Colombia”. Y sí, sin duda lo son. Las jugadoras, de 15 y 16 años, respectivamente, vienen destacándose en los diferentes torneos en los que han jugado. Han ganado títulos, llaman la atención por su juego agresivo y en el escalafón de la ITF están entre las 50 mejores del mundo.

Sin discusión, María Camila Osorio y Emiliana Arango son el futuro del tenis femenino en Colombia

Osorio, reciente ganadora del Circuito Mundial Juvenil que se disputó en Barranquilla, es una cucuteña trabajadora, de sonrisa expresiva y que además es muy receptiva a quienes le brindan consejos para que ella pueda crecer como deportista. A sus 6 años comenzó a jugar tenis y lo fue convirtiendo en su estilo de vida. En su corta carrera tiene 34 triunfos y 11 derrotas. Recientemente fue la segunda raqueta de Colombia en la Copa Federación, donde logró dos victorias frente a rivales que tenían un mucho mejor escalafón.

“Soy una jugadora muy agresiva. Me gusta ir a ganar todos los puntos y tener la iniciativa. Me gusta variar, cambiar los ritmos; el tenis no es solo atacar”, le dijo a EL TIEMPO María Camila Osorio, quien tiene como su gran referente a Roger Federer.

“Sé que tengo que mejorar todo. Uno no se puede conformar, hasta los mejores trabajan, este camino es muy largo. Sería bueno jugar los grand slam juniors, siempre he querido soñar. En el futuro quiero estar en los cuatro torneos grandes como profesional”, concluyó.

Emiliana Arango no se queda atrás. Ha tenido un roce internacional bastante serio y ahora trabaja con Mauricio Hadad, quien ha aprovechado sus condiciones para ir trabajando su evolución en las canchas.

Le puede interesar: Emiliana Arango, baja de Colombia para la Copa Federación

La jugadora, de 16 años, se inició en el tenis a temprana edad cuando salía a practicar con su hermano y amigos. A los 6 años de edad vio ganar a María Sharapova en Wimbledon y ahí decidió emular sus pasos. Es una jugadora fuerte mentalmente, a la que le gusta someter a sus rivales.

“Me gusta jugar mucho con mi derecha y entrar a cerrar los puntos en la malla. Debo mejorar el movimiento de los pies y la parte mental para estar más concentrada”, afirmó Emiliana, que acumula 51 triunfos y 39 derrotas.

Su trabajo es tan estricto y sus objetivos tan altos que no se conforma con ser la mejor de Colombia, desea ser la número uno del mundo. “Estoy centrada en mi carrera y en lo que tengo que seguir trabajando para poder llegar a ser la número uno del mundo. La verdad, no paso mi tiempo pensando en ser la próxima gran jugadora de Colombia ni ser como Fabiola Zuluaga, yo quiero ser Emiliana Arango y hacer mi propia carrera”, finalizó.

Y así es como dos realidades del tenis colombiano comienzan a pisar duro desde sus primeros drives en este deporte. Son tan importantes que para el equipo colombiano de la FedCup son imprescindibles. “Esperamos mucho de María Camila. Es una de nuestras cartas colombianas. Cuando entra a la cancha lo quiere dar todo. Es una jugadora que a mí me gusta mucho. Obviamente, con Emiliana Arango son nuestras grandes apuestas”, dijo Catalina Castaño, capitana de Colombia en la Copa Federación.

Solo queda esperar que vayan madurando su juego, continúen con un trabajo serio y una carrera ascendente para cristalizar el proyecto que tienen pensado ellas y sus diferentes patrocinadores. El talento lo tienen, todo queda en sus golpes de derecha...

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA