Tenis

Caroline Wozniacki resurgió y quiere volver a ser la número uno

La tenista lideró el ‘top’ 10 entre 2010 y 2011. Atrás quedó su ruptura con el golfista McIlroy.

Caroline Wozniacki, tenista danesa

La jugadora ganó en este 2017 dos títulos y ascendió al tercer puesto de la clasificación mundial de la WTA.

Foto:

Edgar Su / Reuters

04 de noviembre 2017 , 11:58 p.m.

“El problema es mío. Las invitaciones de boda enviadas durante el fin de semana han hecho que me dé cuenta de que no estaba en absoluto preparado para lo que conlleva el matrimonio” fueron las palabras que emitió el norirlandés Rory McIlroy en mayo del 2014, que terminaron siendo un golpe de revés incontestable para la tenista danesa Caroline Wozniacki.

El amor durante dos años de relación de una de las parejas más queridas en el deporte mundial se derrumbó más rápido que un castillo de naipes. Desde ahí la jugadora entró en momentos de angustia profunda, reflejados en el circuito WTA (Asociación Femenina de Tenis, por sus siglas en inglés). Pasaron años para recomponer el camino, pero lo logró: en este 2017 se graduó como ‘maestra’ en Singapur.

Caroline es hija de los polacos Piotr y Anna. Su padre fue su entrenador por una época y jugó fútbol en equipos como Miedz Legnica y Zaglebie Lubin. Su madre perteneció al equipo nacional polaco de voleibol. Y su hermano Patrik es futbolista profesional que juega actualmente en el FC Græsrødderne, una escuadra danesa de segunda división.

Dentro de esta familia de deportistas, Caroline se inclinó por el tenis. Lo vio como una forma de seguir los pasos de su familia, pero siempre queriendo que, en donde estuviera, su nombre se escribiera en letras doradas, y desde que fue jugadora júnior demostró su talento metiéndose en diferentes finales. Eso sí, su amor por el deporte blanco no limitó la pasión con la que vivía el fútbol.

“Soy seguidora del Liverpool, de la liga inglesa. Tengo unas cuantas camisetas de Steven Gerrard firmadas por él”, aseguró Wozniacki, quien en algunos entrenamientos previos a sus partidos decide ponerse estas camisetas para hacer sus calentamientos.

Falta de estabilidad

La jugadora danesa, que debutó profesionalmente en el circuito WTA el 19 de julio del 2005 en Cincinnati (Estados Unidos), fue mostrando picos altos en su juego durante algunos torneos y ganándoles a las mejores del mundo en algunos de ellos.

Sin embargo, solo pudo entrar a lo más alto del tenis mundial en el 2010, cuando, con 20 años, se convirtió en la primera tenista que ganaba al menos 5 títulos en un mismo año desde que la belga Justine Henin consiguiera 10 en el 2007. Fue ahí cuando Wozniacki le puso fin a la hegemonía que tenía Serena Williams para convertirse en la nueva número uno del mundo.

Pero pasó lo de siempre. El tenis femenino es como las montañas rusas. Sube y baja a sus jugadoras en el escalafón sin previo aviso. La estabilidad entre las mujeres casi no existe. Solo Serena Williams en los años recientes logró marcar una época de dominio y prestigio. La danesa estuvo como la reina de la WTA durante un año y luego cayó. En ese tiempo no ganó un ‘grand slam’, lo que sigue siendo materia pendiente en su carrera. Después retrocedió de a poco en el escalafón.

En las mujeres es mucho más variable porque hay jugadoras que si tienen un día bueno, pueden dar una sorpresa y tumbar a cualquiera de las favoritas, lo que hace que el escalafón varíe

“Es difícil saber por qué es la inestabilidad de las mujeres en el escalafón de la WTA. Quizá en los hombres, los cinco primeros son tan brutales, sensacionales, espectaculares, potentes y seguros de sí mismos, que es muy poco probable que alguien entre a esa zona. En las mujeres es mucho más variable porque hay jugadoras que si tienen un día bueno, pueden dar una sorpresa y tumbar a cualquiera de las favoritas, lo que hace que el escalafón varíe”, le dijo a EL TIEMPO la tenista española Garbiñe Muguruza, número dos del mundo, sobre lo cambiante del tenis femenino.

Esta afirmación es ratificada por la tenista italiana Sara Errani, quien también se ha visto en incómodos momentos para mantener un escalafón alto.

“Últimamente entre las chicas hay mucha inestabilidad. El nivel está muy igualado entre todas. Entre nosotras hay muchas que han subido el nivel.
Y además somos chicas y vamos con lo que sintamos cada día, tenemos el humor que cambia un poco más”, le comentó Errani entre risas a este diario.

Golpe anímico

Sin lugar a dudas uno de los reveses más fuertes que ha sufrido Wozniacki en su vida fue el momento en que quedó a las puertas del altar cuando McIlroy decidió cancelar su matrimonio y poner fin a su relación. El golfista y la tenista comenzaron su relación en el 2011 y desde esa época se podía ver a una pareja feliz, que le gustaba mostrar su amor en todas las redes sociales. El uno siempre acompañaba al otro cuando podía en sus eventos deportivos. Y los mensajes vía Twitter consumían esta plataforma.

Después de que Wozniacki tuvo durante dos años consecutivos un alto nivel en la WTA, en el 2012 comenzó un bajón.

Algunos medios rumoraban que la tenista danesa se dejó llevar más por la relación y que la ponderó por encima de su carrera deportiva. Eso mismo vivió McIlroy a inicios del 2013, cuando fue cayendo inesperadamente en el escalafón de la PGA. La ruptura de su idilio comenzó a marcarse durante ese año.

Hasta que en el 2014, meses antes de que se diera la boda más esperada del mundo del deporte, el norirlandés dio por cancelada esta celebración. “El problema es mío. Le deseo a Caroline toda la felicidad que se merece y le doy las gracias por todos los momentos que hemos compartido”, anunció en un frío comunicado.

Las consecuencias para Wozniacki fueron altas. Perdía partidos, no mostraba un juego consistente, tenía problemas con su saque y en el escalafón comenzó su caída libre. Terminó el 2014 en el octavo puesto y un año después ni siquiera estuvo en el ‘top’ 10.

En mi cabeza yo tenía todo hasta ese momento (el de la ruptura). Tenía una gran carrera, me iba a casar, una familia perfecta. Todo iba genial. Realmente no había nada en mi contra

“En mi cabeza yo tenía todo hasta ese momento (el de la ruptura). Tenía una gran carrera, me iba a casar, una familia perfecta. Todo iba genial. Realmente no había nada en mi contra. Yo estaba feliz, muy feliz. Uno tiene que pasar por todo esto, me enseñó mucho. Creo que crecí muchísimo en un periodo corto de tiempo. También me di cuenta quién realmente está ahí en los momentos malos y quién está solo cuando las cosas van bien”, aseguró Wozniacki unos meses después, confiada en que regresaría por lo grande.

Buen 2017

Con 27 años de edad, Wozniacki se planteó buscar las formas de regresar a los primeros lugares del escalafón con un buen juego y contundentes victorias. Sin lugar a dudas, fue este año cuando comenzó su remontada, que terminó con el título del torneo de Maestras WTA de Singapur, que reúne a las mejores ocho jugadores del mundo. No estaba entre las favoritas, pero su solidez supo llenarla de júbilo.

En total, en el 2017 disputó 81 partidos, divididos en 23 torneos, con una marca de 61 victorias y 20 derrotas, con un promedio favorable del 75 por ciento. Logró dos títulos (WTA de Tokio y torneo de Maestras WTA de Singapur). Finalmente se encuentra como la tercera jugadora en el escalafón, lo que confirma su regreso.

El único registro negativo de la danesa durante el 2017, en el que venció en 14 oportunidades a jugadoras del top 10, es haber perdido seis finales durante el año. Una situación que pudo bajar su moral, pero que a ella le sirvió de motivación.

“Para mí, lo más importante fue cuando perdí las primeras seis finales del año y no me rendí. Miré lo positivo. Si te sigues poniendo en posiciones para ganar, al final lo conseguirás. Gané las dos últimas finales y me siento increíble”, declaró la danesa a WTAtennis.com.

Lo claro es que la WTA recupera a una jugadora de altísimo nivel, quien si mantiene su motivación puede marcar una época. “Estoy muy orgullosa de mi año, en general. Creo que este es, si no el mejor año de mi carrera, uno de los dos mejores”.

Portada en varias revistas

Caroline Wozniacki es sin duda una de las tenistas más bellas del circuito. La danesa también ha mostrado sus mejores movimientos fuera de las canchas, lo que ha cautivado las miradas de más de un amante de este deporte.

En este año, la revista ‘Body Issue’, de ESPN, realizó una publicación de la tenista totalmente sin ropa, junto con una raqueta emulando algunos de sus mejores golpes. “Orgullosa y entusiasmada”, dijo luego de la publicación.

Wozniacki ya tiene experiencia en exhibir su cuerpo, porque hizo unas fotos con el cuerpo pintado para ‘Sports Illustrated’.

FELIPE VILLAMIZAR M.
EL TIEMPO@FelipeVilla4

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA