Tenis

‘Quiero hacer historia a mi manera’: Garbiñe Muguruza

La española habló con EL TIEMPO y dejó claro su objetivo: ganar los ‘grand slams’ que más pueda.

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza, tenista española.

Foto:

EFE

11 de marzo 2017 , 10:03 p.m.

Todavía recuerda con risas, muchas risas, cómo empezó a jugar tenis desde muy niña. Veía a sus hermanos, y se animó a coger la raqueta. Fue ahí cuando comenzó a disfrutar la definición de puntos con certeros globos que dejaban a sus rivales sin forma de contestar. Con esa fórmula, que para ella era solo un juego de niños, fue como la tenista española Garbiñe Muguruza ganó su primer Roland Garros el año pasado. Tenía enfrente a la imbatible Serena Williams, con un set arriba y sacando para partido; luego de un largo voleo, se atrevió a lanzar un globo muy alto que la estadounidense, aunque trató, no pudo responder. Ella no lo podía creer, miró al juez de silla varias veces y se derrumbó. Su sueño se hacía realidad: ganaba el primer grand slam de su carrera.

A partir de ese momento, en el que levantó el trofeo y mostró su sonrisa genuina, Muguruza, patrocinada por BBVA, se ha mantenido con un buen escalafón en la WTA y es una de las mejores del mundo. La tenista de 23 años habló con EL TIEMPO, y se definió como una tenista muy segura de su juego. Reconoció que alcanzar los récords de campeonas como Margaret Court o Steffi Graf es muy difícil, pero ella quiere dejar un recuerdo en este deporte a su manera, con su combatividad.

A Serena se la enfrenta sin miedo ni vergüenza. Sinceramente, no es imbatible.

Además, habló de cómo deben trabajarse los proyectos tenísticos en los diferentes países, de la forma de vencer a Serena Williams, se animó a hablar de Venezuela, de donde es su mamá, del tenis colombiano y se declaró amante de la salsa y el merengue.

¿Por qué el tenis?

El tenis llegó a mí porque tengo dos hermanos mucho más mayores que lo practicaban. Había un county club cerca de casa, y entre una cosa y otra cosa comenzaron como de niños a practicar varios deportes, entre ellos el tenis, con el apoyo de mis padres. Cuando yo los vi jugar, quería hacer lo mismo que ellos; cogí la raqueta y empecé a jugar con ellos.

Ellos me decían que jugaba muy bien desde pequeña. Me han dado consejos y me hacen unas correcciones para que yo pueda mejorar. Es una ventaja tener una familia apasionada del tenis. Es mucho mejor que te apoyen y los tengo todavía cerca, es algo fantástico. De pequeña me encantaba jugar globos, y mientras más altos eran mejores.

¿Qué dificultades hay para practicar este deporte?

La verdad, lo malo del tenis es que se trata de un deporte costoso. Hay que viajar, tienes que comprar equipo... Tuve la suerte de que mis padres me pusieron un entrenador para que me diera clases, entrenar en una academia. Fue una ventaja. He conocido muchos ejemplos de jóvenes cuyos padres no se pueden permitir estos gastos, y con las federaciones siempre es muy difícil porque estas instituciones deben ver un gran potencial; entonces, ahí está un poco el truco.

¿Qué jugadores admiraba cuando niña?
Siempre he admirado mucho a Roger Federer, a las hermanas Williams (Venus y Serena), a todos los grandes. Siempre me fijo en los mejores jugadores y en los que están arriba en las clasificaciones.

¿Cuáles son las claves del proyecto tenístico español?
La clave para tener un buen tenis no solo está en España. Hay que tener una buena instalación, un buen club y una buena pista para poder entrenar. Pero también será importante tener un gran equipo de trabajo. El entrenador, el preparador físico y tus acompañantes deben ser profesionales. La gente que te acompaña no puede ser alguien sin experiencia. Específicamente en España, el secreto está en la pasión que hay por el tenis, sobre todo nos gusta trabajar en la tierra batida. Además se trabaja por largas horas y se trabaja mucho el físico. Entonces, todos los jugadores están más fuertes y por eso se puede ver esa base tan sufridora que tienen.

¿Se veía a esta edad con estos logros?
Siempre he tenido, sinceramente, una gran confianza en mí. Siempre he creído que podía jugar bien, aunque no sé hasta qué punto. Sin embargo, siempre he tenido gran expectación, siempre quiero dar más, nunca me conformo; así que hasta el momento he hecho grandes cosas y quiero seguir haciéndolas, porque es lo que siempre me ha gustado y estoy cumpliendo mi sueño.

¿Su sueño es superar a Court, Williams o Graf?

En absoluto alcanzar a Graf. Eso es algo único que solo dos personas lo pueden conseguir, y quiero hacer mi historia a mi manera. Quiero ganar muchos grand slams, son los torneos más importantes del mundo y ojalá pueda llegar a las finales para ganar.

¿Cuál es el partido que más recuerda y el que no quiere recordar?
El partido que más recuerdo con alegría fue la final de Roland Garros contra Serena (Williams), quien era la número uno. Fue un partido muy bueno, jugué a un grandísimo nivel y es un torneo de mucha importancia para todos los que nos hemos entrenado en España y para la historia del tenis. El peor, no sé, cualquiera que haya tenido oportunidad de ganar pero que por cualquier cosa la rival ha tenido más suerte. Eso genera mucho fastidio.

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza levanta el trofeo de Roland Garros.

Foto:

Archivo AFP / MARTIN BUREAU

¿Qué jugadora es incómoda de enfrentar?
Sinceramente, todas las top 10, son ellas las que están arriba. Las hermanas Williams, Agnieszka Radwanska. Todas las que tienen ese altísimo nivel son ese examen.

¿Cómo se enfrenta a Serena Williams?
Sinceramente, a Serena Williams se la enfrenta sin miedo ni vergüenza; salir a la pista confiada en que eres una buena jugadora y en que tienes tus armas. Tú vas a tener que hacer todo lo que sea posible, aunque a veces pueda parecer difícil. No tienes nada que perder y estás en el momento ideal, todo es perfecto para jugar. Hay que dar lo mejor que tengas. Una vez que entras a la pista, no es más que tenis y las jugadoras son iguales. Finalmente que la raqueta decida quién juega mejor ese día. No es imbatible.

¿Cómo ha sido su evolución?
No hay un secreto para este ascenso de mi nivel. Todo está en el trabajo, entrenar, cuidar tu cuerpo; empezar desde muy joven, y la experiencia cuenta muchísimo. Las jugadoras más veteranas son las que mejor saben llevar el día tras día.

¿Cómo hacer más control del dopaje?
Es un tema muy difícil de hablar, porque siempre habrá personas que den positivo en el dopaje y por eso es algo complicado. Se está haciendo un gran trabajo de controles, previo a las competiciones, para saber si todo el mundo está bien. Tiene un mal efecto en el deporte. En el tenis hace que la gente se decepcione, sobre todo los niños que creen en unos ídolos y luego sale un caso así: es decepcionante.

¿Por qué la inestabilidad en el escalafón de la WTA?
Es difícil saber por qué es la inestabilidad de las mujeres en el escalafón de la WTA. Quizá en los hombres, los cinco primeros son tan brutales, sensacionales, espectaculares, potentes y seguros de sí mismos, que es muy poco probable que alguien entre a esa zona. En las mujeres es mucho más variable porque hay jugadoras que si tienen un día bueno, pueden dar una sorpresa y tumbar a cualquiera de las favoritas, lo que hace que el escalafón varíe.

¿Qué tal la final masculina del Abierto de Australia?
Era la mejor final que se podía ver. Yo siempre me alegro mucho cuando Rafa gana porque, bueno, es un grande, y además con Federer la final fue increíble, no me perdí ni un punto.

¿Qué hace en su tiempo libre?
En tiempo libre me gusta escuchar música latina a todo volumen, salsa y merengue. Me gusta hacer turismo, porque viajo tanto a diferentes lugares que a veces pienso si no volveré a esos lugares. Entonces digo: “Vamos a ver qué encontramos”.

Comenzando el domingo con ritmo! 🎉Starting Sunday with rhythm 🎉☀️💥🤘🏼🍭🎾🎧

Una publicación compartida de Garbiñe Muguruza (@garbimuguruza) el

¿Cómo ve a Venezuela?
Es muy difícil hablar de Venezuela porque es un tema en el que no me suelo meter, la política no es mi sitio. No paro de oír cosas negativas, y eso me duele. Cuando era pequeñita, siempre escuchaba: “Es un gran país, preciosos paisajes, muchas oportunidades”, pero últimamente se escucha lo contrario. No sé cómo se puede solucionar eso y creo que va a tardar años, pero se está en el proceso, no hay mal que dure 1.000 años.

¿Qué opinión tiene del tenis colombiano?
Conozco a muchos jugadores colombianos, los veo en los diferentes torneos. La verdad, es muy difícil tener grandes jugadores, porque hay tan pocos, solo hay unos cuantos cientos que pueden ser realmente buenos y debe haber coincidencia en los tiempos. Lo de España será irrepetible, fue una época dorada, que nunca volverá a tener. Es muy malo comparar qué se pueda hacer en Colombia para ser como España. Lo importante es que los niños sepan del tenis. Aquí se puede ganar la vida.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA