Tenis

Insólita derrota de Cabal y Falla: ¡les ganó Cilic!

La pareja colombiana fue incapaz de cerrar el partido y el sueño de alcanzar el Grupo Mundial.

Copa Davis

Sebastián Cabal y Alejandro Falla perdieron el partido de dobles contra Croacia, por un cupo al cuadro mundial.

Foto:

Juan Diego Buitrago

16 de septiembre 2017 , 09:43 p.m.

La paciencia se acabó y las respuestas siempre serán las mismas. Al equipo colombiano de Copa Davis, sea cual sea el jugador que lo represente, siempre le va a faltar fortaleza mental y gallardía en momentos definitorios. Los tenistas cada vez que son seleccionados para representar al país en la Copa Davis vociferan el orgullo de estar vistiendo los colores amarillo, azul y rojo, pero en la cancha no son capaces de dar muestra de ello. Este sábado fue más de lo mismo y hasta peor. Juan Sebastián Cabal y Alejandro Falla ganaban 2-0 el partido de dobles a Marin Cilic y Nikola Mektic, pero el miedo, nerviosismo y la falta de jerarquía los hizo tirar al traste la ilusión de estar cerca del Grupo Mundial. Perdieron en cinco sets y no hay excusa que valga.

Colombia estaba bordando la faena en la plaza de Santamaría de Bogotá. Cabal y Falla estaban controlando el bombardeo incesante de Cilic, el gran jugador que se ha paseado por Bogotá. Aprovecharon lo tieso de piernas que era Mektic para desmantelarlo, un jugador que parecía de madera y hacer que todas sus devoluciones se fueran al mismísimo cerro de Monserrate. Tuvieron el coraje de quebrar y poner la serie en bandeja de plata para que hoy Santiago Giraldo o Alejandro González tuvieran la oportunidad de darle la serie al país. La misión imposible era posible, pero los doblistas se contagiaron de las imprecisiones mutuas para sucumbir en una nebulosa bien espesa de la que no pudieron salir jamás. Eso es lo lamentable.

La sede para esta confrontación se escogió porque las condiciones de la altura y la bola pinchada (sin presión) les costaría a los croatas, porque son muy pocas las veces que juegan con estas características. Sin embargo, Cilic ha jugado 5 horas y 49 minutos como si estuviera en Zagreb, Miami, Londres, Roma o en cualquiera de los escenarios en los que ha mostrado su gran nivel para hoy en día ser el número cinco del escalafón de la ATP. Se les pedía a los colombianos ahogarlo y él fue quien les sacó el aire.

Falla, quien venía haciendo un partido correcto con sus devoluciones de revés y contraataques en la malla, bajó su nivel y su rendimiento físico. Con él se hundió Cabal. Ya no eran los mismos que defendían cada punto a muerte. Los errores en cada punto y el golpe moral ya no les permitíeron correr en la cancha de la misma manera que cuando estaban 2-0 arriba, sino que veían como la pelota pasaba por su lado sin oponer resistencia. Cilic, como un cazador, aprovechó esto.

Entre Cabal y Falla cometieron ocho dobles faltas contra dos de Croacia. Lo peor de esta estadística es que cada vez que las cometieron fueron en momentos definitivos, que les permitió a los europeos quebrar el saque. Y es que en momentos de gran presión los tenistas colombianos no responden a las expectativas. 10 errores no forzados claves, increíbles. Bolas abiertas, anchas y contra la red, que les dieron vida a sus rivales.

Para seguir con las estadísticas y comprobar que Croacia fue superior en todos los sentidos, los puntos ganadores con el primer saque de Colombia marcó un 70 por ciento de efectividad contra un 84 por ciento del equipo de Cilic. Además, los europeos tuvieron 10 puntos de quiebre y ganaron 6, los colombianos ganaron 3 de 7.
Y al final pasó lo que en los pronósticos se hablaba. El partido de dobles se perdió 7-5, 7-6(5), 4-6, 2-6, 4-6 y acá las excusas no valen. Ni los jueces, ni los aficionados, ni la baja de Robert Farah tuvieron la culpa. La falta de fortaleza mental y jerarquía volvieron a pesar. Falla no se salió por las curvas: “Bajé mi nivel y Cilic lo subió”.

Es una historia ya conocida. En el 2015 se perdió contra Japón; en Pereira, jugando en donde Santiago Giraldo pidió y se perdió contra un equipo que, salvo Kei Nishikori, era inmensamente inferior. O cuando en el 2010 Falla tenía contra las cuerdas a Federer, sacándole para partido en Wimbledon, y cayó.

La quinta no será la vencida, salvo un milagro. Colombia volverá a dejar escapar la oportunidad de clasificar a un Grupo Mundial, porque ha sido incapaz de reunir las condiciones necesarias para lograr ese ascenso. Malas decisiones, jugadores que no debieron estar y no llamar a otros que estaban mejor. La condena se volvió a dar.


FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA