Otros Deportes

'Nací para grandes cosas': Leidy Solís, sobre su participación en Río

En Pekín 2008 fue cuarta y no fue a Londres por su embarazo. Este miércoles compite en 69 kilos.

fg

Leidy Solis, deportista colombiana.

Foto:

Archivo particular

10 de agosto 2016 , 10:09 a.m.

Leidy Yesenia Solís llega a sus segundos Juegos Olímpicos y la cuenta que tiene pendiente la puede saldar este miércoles, cuando salga a la competencia de los 69 kilos del levantamiento de pesas y busque una medalla, la misma que se le escapó hace 8 años en Pekín y la que no pudo disputar hace 4 en Londres.

En China, la deportista colombiana de 26 años, fue a competir con la expectativa de ser diploma olímpico, pero estuvo cerca de algo más grande, la medalla, al quedar en la cuarta casilla y solo tenía 18 años, lo que indicaba que con planificación ella conseguirá el metal en Londres.

Sin embargo, el 11 de marzo de 2011, casi un año antes de las justas inglesas, se supo de su estado de embarazo, lo que sorprendió al deporte colombiano, porque se caía una posibilidad de podio. Efectivamente, Solís no fue a Londres.

Nació en Tuluá (Valle del Cauca), el 17 de febrero de 1990, mide 1,68 metros y pesa 69 kilos, Leidy tiene este miércoles el turno de ser una de las medallistas olímpicas del país, algo por lo que ha esperado 8 años y el regalo que le quiere llevar a su hijo, Alan Matías.

Es un momento increíble, toca disfrutarlo al máximo y dar lo mejor. Tengo que confiar en mi trabajo de muchos años para conseguir mi objetivo. Creo que llegó el momento de recoger todo lo que he sembrado”, señaló Solís.

Leidy es una de las siete deportistas colombianas que ha hecho un ciclo perfecto, pues ha ganado la medalla de oro en los Juegos Bolivarianos, los Juegos Suramericanos, los Centroamericanos y del Caribe y en los Juegos Panamericanos de Toronto, el año pasado.

“Quiero cerrar este ciclo con una medalla en Río, sé que lo puedo conseguir. Me he esforzado al máximo para conseguir los resultados”, precisó.

Que hace ocho años haya estado en sus primeros Olímpicos no significa que haya vencido a la presión, que se sienta segura de lo que hará en Brasil, aunque le da confianza para salir a la tarima y hacer sus levantamientos.

Claro que la presión se siente, cada vez que se acerca el día, pues uno tiene esa ansiedad de competir. Ahí es donde uno debe estar más confiado en la labor que se ha hecho. Nací para grandes cosas, las he venido consiguiendo y quiero ratificar todo esto en Río. Debo recargarme y  sacar mucho más esta fortaleza mental”, señaló.

Una lesión la dejó por fuera del Mundial de Estados Unidos el año pasado. Esa era una buena oportunidad para saber en qué condiciones estaba frente a sus rivales, las que va a tener hoy en Río de Janeiro.

“Menos mal que no me fui de cirugía y eso se sacó adelante. Fueron tres meses difíciles para volver a entrenar, pero regresé y me puse a tono para los Olímpicos”, indicó.

LISANDRO RENGIFO
Enviado especial de EL TIEMPO
Río de Janeiro

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA