Otros Deportes

Michael Phelps quiere agrandar su leyenda

Ya se colgó la primera medalla dorada en Río, llegó a 19 en su historia y va por más.

fg

Michael Phelps

Foto:

Afp

08 de agosto 2016 , 12:44 p.m.

Los segundos que esperó montado en el bloque de salida fueron eternos, sentía que el corazón se le salía. Entre las ovaciones, Michael Phelps no podía dejar de pensar que en Río comienza la despedida.

El oro de este domingo se sintió bien, inspiró y abre la puerta a este veterano nadador que quiere agrandar su leyenda antes del retiro, que ahora sí parece definitivo.

Fue en el relevo de los 4x100m libres, que con Estados Unidos fue oro en Pekín-2008 y plata en Londres-2012.

Phelps había anunciado su retiro después de Londres, pero en medio de varios problemas personales, sintió que era necesario cerrar su carrera con broche de oro.

Todos los ojos estaban viéndolo, en el estadio acuático, en millones de televisores, y no hubo decepción. Al recibir la posta de Caeleb Dressel con 48.10 segundos, arrancó veloz y llegó a sacar medio cuerpo de sus rivales, 47.12 segundos después dejó la mesa servida para que Ryan Held y Nathan Adrian sellaran el triunfo.Tomados de la mano, subieron al podio. Al anunciar su nombre y recibir su primera medalla en Rio, recibió una ovación del público.

Phelps respondió con un saludo con ambas manos y una gran sonrisa. Y el lunes comienza su cruzada para reconquistar su corona en los 200m mariposa, que le arrebató en 2012 Chad le Clos.

"Mi último relevo 400 libre en la vida, se siente demasiado bien ganarlo", lanzó Phelps en una rueda de prensa. Y aún le quedan tres competencias individuales que podrían llevar a 22 el número de oros en su vitrina.

Despedida con broche de oro

En la celda de una comisaría de Baltimore, donde pasó la noche del 29 de septiembre del 2014 tras ser arrestado por conducir en estado de ebriedad, Michael Phelps decidió darle un vuelco a su vida, al comprender en su verdadera magnitud lo que significaba ser una leyenda.

De aquel Phelps inmaduro al otro Phelps que, luego de un retiro tras Londres 2012, regresa esperanzado a Río 2016, median importantes acontecimientos que transformaron su vida personal: dejó atrás a los ‘amigos’ tóxicos, se comprometió con su novia, Nicole Johnson, hizo las paces con su padre y se sintió realizado con el nacimiento de su primer hijo.

A sus 31 años, Phelps llega a esta cita olímpica con la misma ilusión que tuvo en sus primeros Juegos Olímpicos, en Sídney 2000. Su mente está en aumentar sus oros olímpicos. Ya tiene 19, con el ganado el pasado domingo. 

Phelps, de 31 años y que disputó su primera competencia en Río en sus quintos Juegos Olímpicos, tiene además dos medallas de plata y dos de bronce.

EFE Y AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA