Otros Deportes

El sueño Olímpico empieza: Bienvenidos los Juegos Bolivarianos

La real importancia de las justas es proyectar preparaciones y deportistas para Tokio 2020.

Juegos Bolivarianos

Juegos Bolivarianos.

Foto:

EFE

10 de noviembre 2017 , 12:19 p.m.

Los Juegos Bolivarianos, por menores que se vean, se han convertido a lo largo de su historia, desde 1938 en su primera edición en Bogotá, en el peldaño obligado para los deportistas que comienzan el ciclo olímpico, un paso que antecede a los Juegos Suramericanos, los Centroamericanos y del Caribe y los Panamericanos, cita gigante del área americana y previa a los Juegos Olímpicos.

Muchos de los deportistas consagrados del país han dado comienzo a su historial de medallas en las justas bolivarianas, en una parada forzosa pero necesaria, para luego despuntar y madurar en las competencias de más alto vuelo.

En Santa Marta, para estos XVIII Juegos se concentrarán unos 4.000 atletas de 11 países que competirán en 34 deportes, siendo este el punto de partida tanto para los más consagrados y llenos de títulos como para los que llegan por primera vez a una cita regional, en la que a lo largo de 79 años Venezuela ha sido la gran dominadora, luego de ganar 13 de las 17 ediciones celebradas.

A revalidar el título

Las justas serán inauguradas este sábado y se extenderán hasta el 25 de noviembre, y Colombia, que ganó por primera vez el medallero general en los pasados Juegos de Trujillo-2013 (Perú), llega con la obligación de defender en casa y consolidar su posición de potencia deportiva continental. Condición que lo dejó en el ciclo olímpico anterior como el segundo mejor país de Suramérica, detrás de Brasil, y el quinto de América, con Estados Unidos, Canadá, Cuba y Brasil por delante; por eso, en el área bolivariana, el objetivo es volver a ser el número uno.

Esta es una nueva participación del país en los eventos del ciclo olímpico, que nos llena de expectativas muy positivas; en esta ocasión, con algo de más presión para nosotros por ser locales

“Esta es una nueva participación del país en los eventos del ciclo olímpico, que nos llena de expectativas muy positivas; en esta ocasión, con algo de más presión para nosotros por ser locales. Nuestra expectativa es sostener el título que obtuvimos hace 4 años en Trujillo, como una forma de mostrar el progreso del deporte colombiano”, anticipó Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano. Hay un buen ramillete de atletas nacionales que han aprovechado ese primer escalón deportivo del ciclo olímpico para tomar impulso y luego brillar en unos Juegos Olímpicos.

Así, por ejemplo, la vallecaucana María Isabel Urrutia surgió en los Bolivarianos de Arequipa 1997 (Perú) para luego, eso sí con mucho sacrificio en las competencias del levantamiento de pesas, graduarse y colgarse con todos los méritos la medalla de oro en los Olímpicos de Sídney 2000, en la categoría de los 75 kilogramos.

También ocurrió en Ambato 2001 (Ecuador), cita en que la espigada antioqueña Caterine Ibargüen, campeona mundial y de la olimpiada de Río-2016, ganó su primer oro bolivariano en el salto alto y cuatro años después, en las justas regionales celebradas en Armenia y Pereira 2015, se colgó la presea de plata en la modalidad del salto triple.

El pesista Óscar Figueroa, otro de los célebres medallistas olímpicos del país, hizo lo propio allí mismo en el Eje Cafetero, al levantar a puro pulso y con justicia dos metales de oro bien trabajados en la categoría de los 62 kilogramos. Fue el comienzo de su proyección deportiva.

El despegue deportivo
Mariana Pajón

Mariana se mostró muy fuerte en la competencia de velocidad mixta durante el certamen Medellín de Pista.

Foto:

EFE

Santa Marta se convertirá entonces en el punto de partida para cumplir el sueño olímpico de Tokio 2020 para ya consagrados medallistas olímpicos como Mariana Pajón, quien le apunta a tres doradas, dos en BMX y una en ciclismo de pista (velocidad por equipos). Para la ciclista antioqueña, doble medallista de oro olímpica, las justas de Santa Marta se convierten en un despegue deportivo y económico para el país.

“Será una oportunidad muy grande para el deporte colombiano, no solamente para tener a los deportistas cerca y tener unos juegos importantes en casa, sino también por los escenarios que quedan; para mí, eso es lo más importante, el legado que dejan unos juegos, así como la economía, y todas las ganancias que dejen en la parte económica. Por eso estaremos dando lo mejor, porque es un orgullo inmenso poder representar a mi país, y hacerlo en casa es una experiencia increíble porque no se imaginan lo que es correr junto con la familia, los amigos y los colombianos en la tribuna”.

A esa misma altura se encuentran los boxeadores Yuberjen Martínez e Íngrit Valencia; la judoca Yuri Alvear y la misma Caterine Ibargüen, entre otros atletas. Pero también será un reto para las promesas que comienzan esta ardua aventura del músculo, que se estrenarán en el ciclo olímpico y buscarán su proyección como la tenista María Camila Osorio, la saltadora María Fernanda Murillo o la gimnasta Lina Dussan, entre otras.

Esa es la consigna de los atletas del país, que rivalizarán con los de Venezuela, Perú, Ecuador, Bolivia, Panamá, Chile, El Salvador, Guatemala, República Dominicana y Paraguay.

JAVIER ARANA
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @arana_javier

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA