Otros Deportes

‘El deporte es un cuarto de hora’: Jossimar Calvo

El gimnasta cucuteño ya entrena con normalidad, luego de una cirugía en el tobillo izquierdo.

Jossimar Calvo

La última competencia oficial de Jossimar Calvo fue en los Juegos olímpicos de Río 2016.

Foto:

EFE / Archivo ETCE

18 de marzo 2017 , 09:17 p.m.

El 30 de agosto del año pasado, nueve días después de que se apagó el fuego olímpico en Río de Janeiro, Jossimar Calvo fue intervenido quirúrgicamente en el tobillo izquierdo. La lesión, ruptura del ligamento, lo tenía atormentado desde hacía un año, e incluso compitió en los Juegos Panamericanos de Toronto (Canadá), con un intenso dolor. Pese a ello, el orgulloso hijo de doña Nora se colgó las medallas de oro en barra fija, barras paralelas y arzones.

Casi desde ese momento el problema en el tobillo provocó el cambio en algunas decisiones técnicas, y la cirugía se debió postergar para no alterar los planes y la participación en la olimpiada.

La operación, a cargo del médico especialista Fernando Pastrana, efectuada en Medsports, en Bogotá, fue un éxito; y luego de casi siete meses, el mejor gimnasta del país ya dejó atrás el dolor, y su tobillo ha respondido a la altura en un año en el que tendrá interesantes retos en competencias en copas mundo, el Mundial y los Juegos Bolivarianos, en una disciplina que además presenta algunos cambios con respecto a los códigos de juzgamiento, que harán más exigente el desempeño de los deportistas.

“Tuve días con mucho dolor y competí así, aguantando y con indisposición. Por fortuna, ya todo está bien; me encuentro recuperado, y desde diciembre comenzamos a intensificar los trabajos de fuerza y fortalecimiento. Estamos en ese proceso porque la idea es hacer una buena temporada, que iniciaremos en la Copa Mundo de Eslovenia (10 al 15 de mayo) y en Croacia (23 al 28 de mayo). Me siento motivado y con la idea de mejorar mi rendimiento y clasificarme entre los mejores del escalafón”, confesó el cucuteño, de 22 años y que, aparte de esas citas internacionales, tiene como principales objetivos su participación en el Mundial de Canadá (en Montreal), en octubre, y los Juegos Bolivarianos, en Santa Marta.

Temporada de cambios

“Mis sueños están centrados en mejorar la parte mental y física para comenzar bien el nuevo ciclo olímpico, enfrentando un importante calendario en el que aspiro a tener mejor nivel competitivo, ganar y comenzar a sumar puntos para ir perfilando la clasificación a los Olímpicos de Tokio. Aún están lejos, pero desde ya hay que estar mentalizado para eso”, agregó Jossimar.

Y en este torbellino de cambios, con la implementación de nuevas rutinas y elementos, también está la forma en que afrontará la temporada, pues este año, al igual que en el inicio del ciclo olímpico, la Federación Internacional de Gimnasia también presentó modificaciones en la calificación por parte de los jueces.

“Este año será todo muy diferente porque el código cambió y hay que hacer elementos de mayor dificultad, que es precisamente lo que se está trabajando con Jossimar y todos los muchachos. Por eso se requiere de mucho trabajo, intenso entrenamiento, concentración y sacrificio”, explicó el entrenador del equipo colombiano de gimnasia, Jairo Ruiz Casas, quien ha estado al lado del mejor gimnasta del país y lo ha formado para perfeccionar su trabajo.

“Estaremos en la etapa de implementación de elementos nuevos hasta la segunda semana de abril, para luego hacer ejercicios de combinaciones y quedar a punto para las competencias y la proyección a Tokio 2020”, complementó el entrenador.

Jossimar, quien logró un destacado décimo lugar en la modalidad all-around en Río 2016, es consciente de esas nuevas exigencias y para ello no ha dejado detalle suelto en su etapa de recuperación.

“Con esto se busca modernizar la gimnasia, que haya innovación y que avance al igual que otros deportes. Se calificará mejor el desempeño de los deportistas en los elementos que tienen mayor dificultad y requieren mayor perfección. La verdad, creo que será una buena experiencia para todos; no digo que beneficia o perjudica, porque todos estaremos en igualdad de condiciones. El secreto será lo nuevo que cada uno pueda aportar en el ejercicio”, sostuvo Jossimar.

“Vamos, poco a poco, tomando el ritmo. Con el cambio en el sistema de puntuación, lo primero es adaptarse al nuevo código, a la forma de calificar, a los elementos y demás detalles que hacen parte de la competencia. Así se hizo tras los Olímpicos de Londres; se hacen modificaciones después de cada ciclo olímpico”, afirmó Calvo.

Jossimar tiene una jornada de entrenamientos de 8 horas al día y también adelanta sus estudios universitarios

Este mes ha sido un poco complicado para el nortesantandereano, ya que presentó una virosis que le alteró su programa de entrenamientos. Normalmente, Jossimar practica unas 8 horas al día. La jornada tiene trabajos específicos, repeticiones, ejercicios de suelo, saltos e incluso elementos de alta dificultad para ir acomodándose a las nuevas exigencias.

Pero los cambios también se reflejan en otra faceta del gimnasta, que cuenta con el apoyo del Comité Olímpico Colombiano, Coldeportes y el aporte de algunas empresas privadas, con lo que ha mejorado su calidad de vida.

Este año retomó sus estudios, y adelanta una licenciatura en Educación Física en la Universidad de Pamplona y una en Tecnología Deportiva en la Unidad Tecnológica de Santander.

“El deporte es un cuarto de hora, la vida deportiva del gimnasta es corta. De manera que hay que prepararnos bien para el futuro y complementar el deporte con la academia”, concluyó Jossimar, quien buscará regresar al nivel óptimo de competencia para estar entre los mejores del mundo.

Novedades de calificación

Uno de los principales elementos del sistema de puntuación en la gimnasia es la tabla de elementos. Esta tabla recoge los posibles elementos (giros, saltos, acrobacias, etc.) de este deporte, asignándoles un nivel de dificultad.

Cada uno de los ejercicios es evaluado por dos grupos de jueces, obteniéndose de este modo dos puntuaciones. Cada grupo de jueces evalúa la dificultad y la ejecución. La suma de estas dos puntuaciones será la calificación final del ejercicio.

A mayor grado de dificultad en la ejecución, mejor será la calificación de los jueces.
La innovación será bien calificada, de acuerdo con el nuevo código. Estos son algunos de los cambios.

Javier Arana
Redactor de EL TIEMPO
@arana_javier

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA