Otros Deportes

El atleta Frank Carreño, una vida de altas y bajas

Se accidentó como ciclista, perdió una hija y es el mejor colombiano en carreras de ascenso.

Frank Carreño

Frank Carreño, atleta colombiano.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

25 de mayo 2017 , 11:41 p.m.

Muchas vueltas ha dado la vida del atleta colombiano Frank Nicolás Carreño, quién la ha vivido entre accidentes graves en su bicicleta cuando hizo parte del lote de la Vuelta de la Juventud, pasando por el fallecimiento de su hija, por tener que levantarse en la madrugada, ir a entrenar para convertirse en el mejor exponente nacional de las carreras de ascenso y regresar a trabajar el resto del día.

Ya casi que se pierde la cuenta de cuántos Ascensos a la Torre Colpatria ha ganado, algo que le valió convertirse no solo en estrella de esa modalidad en el país, sino fuera de él, porque en el mundo lo consideran como los mejores del planeta en este esfuerzo.

Su vida deportiva no comenzó de la mejor manera. Cuando ganó por primera vez la Torre Colpatria en EL TIEMPO contamos su historia, la que está llena de peligros, alegrías, tristezas y victorias. En el 2013, el lote principal de la Vuelta de la Juventud colombiana iba a un fuerte paso, tratando de devorar el recorrido.

La velocidad aumentaba cada kilómetro, pero un saludo a la cámara de televisión de uno de los integrantes del pelotón casi acaba con la vida de varios pedalistas.

Ese 'segundo de popularidad' envió al suelo a unos 10 ciclistas, quienes no pudieron esquivar la bicicleta ni el cuerpo del que quería enviar un saludo a su familia. Los carros acompañantes pararon, la ambulancia pasó rápidamente de cerrar la caravana de vehículos a llegar al lugar del accidente, en el trayecto hacia Pereira, luego de haber partido de Riosucio.

Tres de los pedalistas implicados no se paraban y uno de ellos, el bogotano Carreño, quien portaba el número 271 y defendía los colores del equipo Supermercado Nuevo Ronni, era uno de los más afectados. Los paramédicos lo atendieron.

Frank Carreño

Frank Carreño, atleta colombiano.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Sin perder tiempo, lo subieron a la ambulancia y lo trasladaron a un hospital de Manizales. Allí fue recibido por los médicos que tenían el turno en urgencias. En la cabeza tenía dos profundas heridas. De inmediato se le tomaron placas radiográficas.

"Eso tiene un valor", dijeron en el hospital, pero ni Carreño ni los acompañantes tenían dinero para pagar el servicio. "Les voy a leer el dictamen, pero no les puedo imprimir las placas porque no tienen con qué pagar. Él (en referencia al ciclista bogotano) debe hacerse las curaciones", dijo el galeno, pero eso no era posible, pues también había que pagar ese servicio.

"Perdí el conocimiento esa vez. Me desperté en el hospital dos horas después y no me acordaba de nada. Es más, aún no me acuerdo de muchas cosas que pasaron ese día. Hoy hay algunos nombres de los que no tengo referencia y tengo algunas lagunas de lo que ha pasado en mi vida. No me suturaron, no tenía plata para eso. Entonces, pues me puse una cinta especial para curaciones", narró Carreño.

Vida difícil
Frank Nicolás Carreño Hernández nació el 22 de marzo de 1991 en Bogotá. Euspemio y María criaron tres hijos: Edwin, Wílmer y Nicolás, pero solo uno de ellos, el último, se dedicó al deporte. Frank acompañaba a su padre a las competencias de ciclismo en las que este participaba.

Era el que le pasaba la caramañola y el que le daba ánimo. Los dos salían con bicicleta al hombro de la casa, en el barrio Santa Inés sur de la capital del país, e iban a donde fuera, con tal de correr. Ahí comenzó la afición del pequeño por los deportes.

En la escuela siempre se caracterizó porque no se quedaba quieto: practicó el atletismo y el ciclismo, jugó fútbol, patinó, pero la bicicleta pudo más que lo demás. Su primera carrera fue un circuito en el barrio San Blas de Bogotá. Competió en la categoría Pitufos, de 10 y 11 años. Aunque el resultado no fue el mejor, comenzó a dar sus primeros pedalazos.

Frank terminó el bachillerato en el colegio Tomás Rueda Vargas y luego se graduó en el Sena de técnico en mecánica industrial. Vive con Sandra Reina, su esposa, y con Juliana, una bebé de 3 años, que ha sido el último empujón en su carrera.

Frank Carreño

Frank Carreño con su esposa Sandra y su hija Juliana.

Foto:

Archivo particular

"Ella llegó en el momento justo. Nunca pensé que no podía ganar la Torre Colpatria y siempre dije que algún día se me iba a dar. Me gustaría tener un patrocinador completo para dedicarme a entrenar, pues lo hago en la mañana y trabajo en la tarde para sostener a mi familia", afirmó.

Y es así. Frank Nicolás se levanta a las 4 de la mañana y la mayoría de los días pega para el cerro de Monserrate, donde realiza sus entrenamientos. Llega cansado hacia las 10 de la mañana y al mediodía labora en una marquetería del sur de Bogotá, en la que ayuda a elaborar marcos para cuadros y fotografías y luego se va en su bicicleta a repartirlos. Frank Nicolás y su familia vivieron momentos difíciles durante dos meses.

Fue el primer atleta en bajar de cinco minutos el ascenso a la torre Colpatria, marca que logró en diciembre del 2012. Los jueces lo dieron como ganador, pero se presentó un problema en el cronometraje y minutos después fue relegado al segundo puesto.

"El premio era un carro. No lo quería. ¿Para qué? Necesitaba el dinero. Vendía el carro y podía hacerme a un negocio para dedicarme a entrenar, pero no fue así", recordó Carreño.

No obstante, ahí no paró todo. Su problema creció. Su cara cambia de un momento a otro y de ser ese muchacho tímido, pero feliz por las victorias obtenidas, pasa a verse triste. Su hija de 20 meses de nacida se enfermó en enero del 2013. No había superado aún la tristeza, ni tampoco la rabia de haber perdido la carrera en el escritorio, cuando de un momento a otro la vida le dio otro fuerte golpe. Una infección atacó a su hija y el desenlace fue fatal.

"El 10 de enero ella murió. Es el momento en que aún digo: '¿Qué pasó?', pero nada hay que hacer. Fueron momentos muy difíciles. En la familia, la mayoría somos hombres y Sara Sofía era la felicidad de la casa, pero se fue de un momento a otro y nos dejó solos", precisó Frank, quien baja la mirada y recuerda aquel momento como el peor de su vida.

El 10 de enero ella murió. Es el momento en que aún digo: '¿Qué pasó?', pero nada hay que hacer. Fueron momentos muy difíciles

"Cada uno asume de distinta forma el dolor. Lo que hice fue dedicarme a entrenar más y lo hice mucho más duro de lo normal. Con mi padre, que es mi entrenador, intensificamos la práctica y, aunque no he olvidado ese asunto, pues por lo menos lo he superado", dijo Nicolás, quien rápidamente, como si aumentara el ritmo en el piso 28 de la Torre Colpatria, cambió el tema y volvió al deporte.

"Sí, he olvidado algunas cosas por los golpes de la vida, pero no puedo olvidar que tengo familia y, a pesar de todo lo que ha pasado, tengo que luchar por sacarla adelante", concluyó.

Por ahora, Frank sigue en las mismas: sale a entrenar temprano, está un rato con su familia y se va a trabajar. El 13 de mayo hay una competencia en Alicante (España) y en Junio el Mundial, a ambos quiere asistir, pero hoy no cuenta con apoyo, aunque agradece lo que Colpatria le ha dado para ir a competir en el exterior en los últimos años.

Quiero ir a correr, ese es mi tema, mi ilusión. He demostrado que puedo estar entre los grandes. Lleva tres títulos en la Torre Colpatria, quiere más, pero ha divisado que puede llegar a ganar el World World Towerrunning y necesita del apoyo.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA